viernes, 27 de julio de 2012

Economía y Sociedad - Libertad, Responsabilidad, Derechos y Obligaciones

Algunas Reflexiones

No sé si alguno de vosotros esperaba algo de las comparecencias de esta semana en el congreso de varios de los responsables de los últimos desfalcos y esquizofrenías bancarias vividas en nuestro país. Bueno, no sé si acierto al llamarles responsables, porque a la luz de lo que han declarado, realmente ellos pasaban por allí, realmente nunca tuvieron nada que ver con aquello que ocurrió. Eso sí, para cobrar su sueldazos, pedazos de indemnizaciones y pensiones astronómicas, si que han estado. Y por cierto, el que se ha salido literalmente ha sido el Nova Caixa Galicia. Ese estuvo de presidente, sí, pero realmente no pudo tener la culpa de nada porque hacía tiempo que no tenía labores ejecutivos. De coña. Personalmente, me siento tomado como un estúpido y, francamente, no tengo esa concepción ni de mi mismo, ni de la inmensa mayoría de mis conciudadanos. Así pues, imagino que somos varios los que estamos alucinando mientras asistimos atónitos a este show.

Muchas veces he defendido este blog que mucho de lo que subyace en esta depresión es una crisis de valores. Tal vez la más grande en muchos siglos. En muchos aspectos hemos retrocedido más allá del contrato social de Rousseau. Nuestros políticos de un tiempo a esta parte se han olvidado de la función que les asignaba el mismo. Y algunos actores del sector privado también, reconozcámoslo. De otra forma, nos pondríamos a la altura de los Rato, Salgado, Fernández Ordóñez, Serra o Fernández Gayoso. Porque el contrato social, en el fondo, no es más que un acuerdo real o hipotético, en el que un estado y los ciudadanos del mismo se comprometen en un conjunto de derechos y obligaciones. Los ciudadanos renunciamos a parte de nuestra libertad, esa que tendríamos si viviéramos de forma salvaje en la naturaleza (obligaciones), a cambio de unos derechos. El estado es responsable de vigilar el cumplimiento del contrato social, el cual exige unos valores morales mínimos aceptados por la mayoría, el reconocimiento de una autoridad y la obligación de ésta de crear unas leyes acordes al citado orden moral. Todos tenemos derechos y obligaciones que cumplir para vivir en sociedad. Cuando es el propio estado el que salta a la torera el contrato social, o peor aún, cuando los responsables de la supervisión utilizan el mismo en beneficio propio, es obvio que se tiene un problema.

Y es que en España da igual el partido. Durante los últimos 20 años hemos asistido a un desfile de mediocridad en nuestras instituciones digno del Esperpento de Valle Inclán. Ya no sólo voy a los Gürtel, ERES falsos, operación Malaya, Filesa o Caso GAL, es que ahí están también los despilfarros autonómicos que han llevado a la quiebra a muchas regiones de España. Y lo peor es que nunca pasa nada. Nadie es responsable de nada. Incluso tenemos que escuchar a Munar, ejemplo de la peor calaña que ha copado nuestras instituciones democráticas, recién condenada a 5 años y 6 meses de presión por el caso "Maquillajes", decir que la cárcel no es el lugar idóneo para la gente que comete delitos económicos. Yo le entiendo. Lo suyo es mandarles a la luna, dónde todavía está todo por construir y aún se puede recalificar todo el suelo y cobrar comisiones ilegales.

Pero esta situación que se da en la política es el reflejo también de lo que pasa en el conjunto de la sociedad, en familias y empresas. El contrato social no fija normas estables que no se puedan modificar. Y desde la época de Rousseau, todos hemos luchado por alcanzar cotas de libertad que hace apenas dos siglos eran inimaginables. Y en ese saco, hemos querido meter de todo. Los estados han retrocedido, la economía se ha globalizado, la información se ha democratizado gracias a internet y a las tecnologías de la informacion y las personas, en consecuencia, tenemos mayor capacidad de decisión y acción que nunca en toda la historia de la humanidad. Y eso, simplemente, es. De por sí no es ni bueno, ni malo.

No, no estoy de acuerdo con Hobbes. Yo no creo que el hombre sea un lobo para el hombre por el mero  hecho de nacer en libertad. Puede llegar a serlo en función de su circunstancia y el problema, precisamente, viene por ahí. Mayor libertad exige también mayor responsabilidad, pero nosotros pretendemos quedarnos con lo bueno y no asumir responsabilidades de nada. Los banqueros americanos lograron una regulación más laxa y la emplearon para crear las hipotecas "subprime" que a la postre supusieron el pistoletazo de salida a este infierno que actualmente vivimos. Grecia se desangra ante los planes draconianos de ajuste a los que ha sido sometida, pero lo cierto es que el 70% de sus profesionales liberales no pagaba sus impuestos e incluso había islas eminentemente turísticas donde ningún hotel declaraba correctamete el IVA. De los pensionistas muertos cuyos familiares seguían cobrando el subsidio, ni hablamos. Pero cojamos un ejemplo más cercano. Nos indignamos cuando tocan el estado de bienestar, pero todos conocemos casos de personas que siguen pidiendo que determinadas cosas se hagan "sin factura". Se estima que la Agencia Tributaria española recaudaría hasta 70.000 millones de euros al año más si desapareciese la economía sumergida. Sólamente con ello no habrían hecho falta apenas ajustes.

De aquellos polvos vienen estos lodos. El desastre de políticos que tenemos es el resultado del caos en el que vive nuestra sociedad. La verdadera reforma pendiente es la de los valores y esa depende de cada uno de nosotros. Afortunadamente, creo. Desgraciadamente, siempre terminan pagando justos por pecadores. Libertad y Responsabilidad, Derechos y Obligaciones. Difícil equilibrio, cierto, pero imprescindible para salir del atolladero.

jueves, 26 de julio de 2012

Vivencias - Amor y Vino

Buena Vida y Mejor Vino

El amor se parece al vino. Sí, sí, me habéis entendido bien. Me explico. Los amores jóvenes y adolescentes están cargados de pasión. Predominan los impulsos por encima de cualquier otra cosa. Casi como en los vinos jóvenes, ya sean blancos, tintos o rosados, los cuales te ofrecen un chorrazo de fruta y frescura que te cautivan desde el primer trago. Son fáciles, muy agradables y aunque puedan ser largos, no dejan el poso de los grandes caldos. Suele ocurrir, sin embargo, que según vas sabiendo más de vinos (esto es, vas avanzando en la vida), a nadie le amarga un vino joven, pero uno tiende a buscar otros matices.

Esos matices los encuentras en los crianzas. La fruta sigue presente, pero el paso por barrica le aporta aromas muy interesantes. Sigue habiendo frescura, pero mejorada por esos tostados que la madera da al vino. Con un poco de paciencia vas descubriendo que incluso el paso del tiempo va mejorando ciertos aspectos del mismo. Se requiere un poco de sensibilidad, pero no hay que ser un experto para disfrutar de un buen crianza.

Aún así, hay algunos vinos que pueden ir más allá. El paso del tiempo no sólo mejora ciertos aspectos del mismo, sino que les permiten ir ganando una maravillosa complejidad que va domando la frescura y la fruta, que no eliminándola. Los hay incluso que pueden mejorar durante 40, 50 ó 60 años, seguir creciendo en la botella con los años. Esos son los Grandes Reservas. Son muy pocos los caldos que técnicamente pueden perdurar tanto.

Para hacer un Gran Reserva se tienen que dar muchas coincidencias. Primero, que la añada sea excepcional y la uva llegue en un buen estado a la bodega. En segundo lugar, que el proceso de vinificación y extracción sea también perfecto, que las fermentaciones se hagan bien y que el proceso de crianza se lleve a cabo sin sobresaltos, en barricas buenas y apropiadas, con condiciones óptimas de luz, temperatura y sonoridad, así como que durante la estancia en botellero se mantengan las mismas. Pero aún así, cuando sale de la bodega, para que un Gran Reserva saque todo su potencial, debe ser mimado por su comprador, cuidado y conservado siguiendo ciertas pautas. Aún habiendo hecho todo bien, un Gran Reserva se puede avinagrar por un mínimo error o descuido.

Elaborar un Gran Reserva tiene más de arte que de ciencia. En el fondo es la culminación de una filosofía, de una querencia por hacer bien las cosas, de poner mucho empeño y cariño en hacer un gran vino. Pero también es una apuesta por el riesgo, porque el vino también se parece a las finanzas. Para hacer un gran producto se debe arriesgar. Por un lado, se deben podar racimos antes de que la uva madure con el riesgo que ello conlleva. Por otro, se ha de acertar con la fecha exacta de vendimia, lo que hace que muchas veces haya que cruzar los dedos rogando al Padre Bueno, a San Isidro o al patrón de turno, para que no hiele o llueva. Y luego en bodega pasa lo mismo: a un Gran Reserva no se le pasa por frío, no se le somete a ciertos procedimientos para estabilizar el producto, porque todo ello puede ir en detrimento de su calidad. Todo ello en un entorno que, lejos de ayudar, lo dificulta todo. El cambio climático cada vez hace más complicado hacer un Gran Reserva, porque cada vez cuesta más que la uva llegue en condiciones.

Puede ocurrir que una bodega decida hacer de un Gran Reserva un proceso. Es decir, que le de igual cómo venga la uva, cómo sea la añada, y someta al vino a los mismos procesos que a otro caldo cualquiera, con la única diferencia del tiempo de estancia en barrica, el cual se ciñe a lo que marque el consejo regulador de turno, sin importarles si quiera que las maderas sean las adecuadas. Entonces nos encontramos ante un Gran Reserva insípido, que se hace por hacer, pero que ni enamora a los consumidores, ni aporta nada del otro mundo.

Por todo ello se hacen muchos más vinos jóvenes y crianzas que reservas y Grandes Reservas. Bueno, y aparte de por lo expuesto, también porque no todo el mundo es capaz de apreciar un Gran Reserva. Son muy complejos, requieren paciencia, empatía y apertura de mente para apreciarlos. Los Grandes Reservas evolucionan a lo largo del tiempo. Si uno se los bebe recién salidos de la bodega, encontrará fruta. Pero si uno los deja envejecer, la fruta irá dando paso a esa complejidad tan característica que es radicalmente diferente a aquel vino que probamos cuando salió de la bodega. No todo el mundo está preparado para beberse un Gran Reserva. E incluso aunque lo esté, puede que no lo disfrute. Son muy poquitos los preparados para apreciar este tipo de vinos.

El problema es que nos educan para que nos gusten los Grandes Reservas. La cultura que nos rodea parece que nos empuja hacia el que muchas veces parece un único modelo válido y es entonces cuando vienen los problemas. Nos encontramos Grandes Reservas insípidos (esos que se hacen por hacer), o incluso vinos jóvenes o crianzas que se tratan de estirar como si fueran chicles buscando en ellos un Gran Reserva. En esos casos, lo único que puede ocurrir es que el tiempo, en lugar de mejorarlos, oxide definitivamente los vinos. De igual forma, el matrimonio puede ser un contrato, o una aventura apasionante. El primero tendrá fecha de caducidad, el segundo puede ser maravilloso, pero requiere de un esfuerzo titánico que puede llegar a buen puerto o no. Tengo inmejorables ejemplos cercanos de todo tipo. 

No, no es que me haya vuelto algo escéptico, simplemente es que asumo que los tiempos cambian y que lo importante son los valores, ser honesto con uno mismo y con los que a uno le rodean. Me niego a pensar que los caminos estén ya hechos, que el destino esté escrito, a hacer las cosas porque sí, y reniego de una moral que puede llegar a ser alienante, por cuanto hay hombres presos de la misma, en lugar de estar la primera al servicio de los segundos. Sigo aspirando a poder degustar un Gran Reserva, pero hasta que ese día llegue, si es que llega ( y si lo hace sé que será de primerísimo nivel), prometo ser feliz, beberme la vida saboreando todos y cada uno de los tragos de la misma. Lo bonito del mundo del vino es que hay uno para cada momento de la vida, del día y de las circunstancias que te acompañen. En el fondo, creo, se trata de aprovechar el momento, de disfrutarlo. Ya lo decía Horacio hace 22 siglos. El problema es que seguimos dándole vueltas.

Dedicado a mis amigos "Los Vividores", por estar siempre ahí. Amigos, buena suerte, buena vida y mejor vino.


lunes, 23 de julio de 2012

Discos Imprescindibles - Mis 101 Discos Favoritos de la Música Española

Apuntes y Sugerencias

Hace unos meses, hablando largo y tendido con un buen amigo al que le gusta tanto la música como a mi, éste me retó. "Fernando, ¿te atreverías a hacer un post seleccionando 100 discos de la música española?". Como a cabezota no me gana nadie, me puse con ello hace ya un tiempo. Me ha costado lo mío, ya que el esfuerzo por recopilar, apuntar, volver a escuchar, redescubrir, ha sido enorme, pero hoy por fin puedo compartir este post con todos vosotros.

Aclaro que esta lista no pretende ser una selección de los mejores discos de la música española, porque no considero saber tanto. Se me escapan grupos muy buenos de los que apenas conozco algunas canciones, por ejemplo, y existen determinadas tendencias que me son totalmente ajenas. Explico también que no es una lista de aquello que me gusta únicamente, ya que hay grupos y discos que no están en mi i-Pod, por ejemplo, pero he tratado de valorar otras cosas más allá de mis preferencias. Creo saber apreciar la calidad de un buen trabajo con independencia de que me atraigan más o menos. Por último, decir que sólo están discos que he escuchado al menos una vez completos y que no he considerado recopilatorios. Como asumo que cada uno de vosotros tendrá su propia selección, todas las críticas, sugerencias y obras que me recomendéis serán más que bienvenidas. Comienzo.

Los 10 Imprescindibles: 
1) "La Ley Innata", Extremoduro (2008): Tras seis años en los que Extremoduro se había dedicado a sacar recopilatorios y regrabar viejos temas, la banda liderada por Robe Iniesta decidió sacar un disco conceptual, casi una ópera rock, de 45 minutos de duración en los que cabían 6 canciones que en el fondo casi parecen una. El disco comienza con "Dulce introducción al caos", para dar paso después a los "Cuatro movimientos" y cerrar con "Coda Flamenca (Otra Realidad)". Las letras son excelentes y el acompañamiento musical una maravilla. Siempre he pensado que si "La Ley Innata" la hubiera firmado Led Zeppelin estaría considerado como uno de los mejores discos de siempre. 

2) "Salitre 48", Quique González (2001): Tras un excelente disco debut, "Personal", Quique González vió como su discográfica fue absorbida por una multinacional y él se quedaba sin contrato. Con pocos medios se encerró en una casa de la madrileña calle Salitre y grabó una maqueta asombrosa. Corría el año 2000 cuando tuve la oportunidad de escuchar "La Ciudad del Viento" en Radio 3 y cuando pude comprobar asombrado que aquel temazo corría el riesgo de quedarse en el olvido para siempre al no tener Quique discográfica que lo editara. Curiosamente, fue la misma multinacional que le había despedido quién le volvió a contratar al quedarse impactados con la maqueta. Casi ninguna canción fue regrabada (tan sólo "La Ciudad del Viento" para que sonara como single y alguna otra, como "Jukebox") y el disco se editó tal cual era la maqueta. "Salitre 48" comienza con la maravillosa "Salitre" y cierra con "Permiso para aterrizar" sin permitirse altibajos. Catarata de sentimientos, canciones creíbles. Una maravilla.

3) "24 Golpes" & "Electrica PKWY", Mikel Erentxun (2012): Tras grabar en el año 2006 "El Corredor de la Suerte", Mikel Erentxun anunciaba una retirada temporal para reinventarse, comenzar de cero. Aquello sonó a estrategia comercial más que a otra cosa, pero lo cierto es  que en el año 2010 su "Detalle del Miedo" sonó completamente diferente y obtuvo el aplauso de la crítica especializada. Quedaba la duda de cómo sería su "24 Golpes". Pues bien, sólo puedo decir que me parece soberbio y auténtico. El disco está grabado de forma tradicional, renunciando a la electrónica, y de un tirón, lo que le permite ganar credibilidad. A ello ayuda que Mikel Erentxun haya dejado atrás sus "falsetes" y haya terminado de cuidar sus letras. El disco abre con "Cuervos blancos", la canción que convenció al productor de Lenny Kravitz para hacerse cargo del disco, la cual ya impresiona. Los momentos álgidos, bajo mi punto de vista, los alcanza con "Samurai", "Desfile", "Ropa vacía" y "Penumbra". A "24 Golpes" le acompaña "Electrica PKWY", vendido en edición limitada con las primeras copias del disco y actualmente disponible en i-Tunes. Allí destacan las soberbias "Intacto" y "Veneno". 

4) "El Manifiesto Desastre", Nacho Vegas (2008): Durante toda su carrera, Nacho Vegas había compuesto canciones magníficas, grabado discos más que notables, pero tal vez ninguno había alcanzando la rotundidad y redondez de "El Manifiesto Desastre". Con una música muy cuidada y con las habituales letras del compositor asturiano, esas que te ponen siempre los pelos de punta, este trabajo logra aunar los elogios de la crítica (Rolling Stone le otorgó 5 estrellas) y el éxito comercial, logrando agotar entradas en casi todos los conciertos de la gira. El disco comienza con la maravillosa "Dry Martini" y nos deja desnudos integrales en casi todos los cortes, destacando "Lole y Bolan (un amor teórico)", cantada a duo con Christina Rosenvinge, "Crujidos", "Monduber" y la impresionante "Morir o matar" con la que cierra este CD. 

5) "Desde que  no nos vemos", Enrique Urquijo y Los Problemas (1997): Siempre he pensado que Enrique Urquijo murió en su mejor momento (músicalmente hablando) y que su prematura marcha nos privó de la plenitud de un genio. "Desde que no nos vemos" es una joya desde la primera canción, teniendo cabida en el álbum nuevas composiciones (para mi destaca "Tu tristeza"), canciones de otros artistas (imponentes "Aunque tú no lo sepas", de Quique González, y la maravillosa "Desordenada habitación" cantada a dúo con Antonio Vega) y nuevas versiones de algunos de sus mejores temas con Los Secretos ("Continuará", "No digas que no"). Personalmente, me parece un trabajo atemporal.

6) "El Sitio de mi recreo", Antonio Vega (1992): Tras uno de sus varios intentos por desengancharse de sus problemas con las drogas, Antonio Vega se sacó un discazo de la manga en el que tienen cabida regrabaciones de su etapa de Nacha Pop, nuevas composiciones, algunas de las cuales tuvieron cabida en su excelente "No me iré mañana" y una de las que, para mi, es de las mejores canciones que jamás se han compuesto en castellano y que da nombre al disco, "El sitio de mi recreo". 

7) "Las consecuencias", Bunbury (2010): La carrera de Bunbury en solitario ha estado plagada de excelentes canciones y apuestas arriesgadas, pero quizás en ningún disco plantea letras tan sinceras y tan duras como en "Las consecuencias", trabajo en el que también creo que da un salto cualitativo interesante en las melodías que visten cada una de las canciones del álbum. Personalmente me quedo con "El boxeador", pero la sinceridad de "Ella me dijo que no" o "Lo que más te gustó de mi" me conmueven profundamente. Hasta la fecha, y de nuevo para mi, el mejor disco del que fuera líder de Héroes del Silencio.

8) "Dos caras distintas", Los Secretos (1995): El que a la postre fuera el último disco de estudio de Los Secretos con los dos hermanos Urquijo al frente, nos muestra un trabajo muy sólido en el que destacan las letras y composiciones de Enrique junto con la madurez musical de Álvaro, el cual comenzaba a asumir cada vez mayor protagonismo en la banda. De "Dos caras distintas" destacan la canción que da titulo al disco, la atemporal "Pero a tu lado", "Margarita" (una joya compuesta por José María Granados (Mamá)), "Balsera", "Algo en la vida" y una canción que se supo con el tiempo que Álvaro compuso pensando en Enrique "Puede que sí". Personalmente también me pone los pelos de punta "Una tarde gris". El resultado es magnífico.

9) "Arte y Ensayo", Loquillo y Trogloditas (2004): Es raro encontrarse un disco de Loquillo que no tenga realmente cortes interesantes y un resultado cuando menos notable, pero tal vez, de su extensa discografía, éste sea su trabajo más completo. Destacan "Rock ´n´ Roll actitud" (que fue el primer single), "Personajes de Fitzgerald", "Corre rocker, corre", "Veteranos" y la notable versión del "I fought the law" de los Clash, cantada junto a Fito Cabrales. Letras contundentes y una música muy cuidada.

10) "Personal", Quique González (1998): Pocos discos debut me han parecido tan magníficos como éste con el que se estrenaba Quique González. El disco no tuvo todo el recorrido esperado en ventas por la quiebra de su discográfica, como se explicaba al hablar de "Salitre 48", y llegó a estar descatalogado durante varios años. Afortunadamente, el posterior éxito de Quique ha permitido recuperar esta joya que tiene maravillas como "Conserjes de noche", "Cuando éramos reyes", "Se nos iba la vida" o "A veces se me olvida". Personalmente también me quedo con "De tanto que lo intenté".

Los 91 Restantes:

11) "La noche americana", Quique González (2005): Disco imprescindible en la carrera de Quique, con "Vidas Cruzadas", "El campeón", "Me agarraste" y "Hotel Los Ángeles" como principales temas. Excelente.

12) "Detalle del Miedo", Mikel Erentxun (2010): Disco que significó el cambio definitivo del artista donostiarra y su salida de los canales más comerciales. Soberbio "Horizonte vertical", conmueve "Halcones" y destaco también "Pidiendo pista".

13) "La zona sucia", Nacho Vegas (2011): No desmerece en absoluto a "El Manifiesto Desastre". Otro magnifico disco que contiene una de las mejores canciones que para mi se han hecho en nuestro país en los últimos años, "La gran broma final". A destacar también "Taberneros", "Cuando te canses de mi", "Incendios" y "Perplejidad".

14) "Los Secretos", Los Secretos (1981): Primer LP de Los Secretos, el cual contiene algunas de los himnos generacionales compuestos por el disco madrileño. "Déjame", "Ojos de perdida", "Me aburro" y "Otra tarde" destacan en uno de los mejores discos debut que se recuerdan en los años 80.

15) "El cantante", Andrés Calamaro (2004): Tras unos años casi desaparecido por sus problemas con las drogas, Andrés Calamaro volvió al primer plano de la escena musical con este discazo en el que se hacen versiones de clásicos ("Malena", "Volver", "Algo contigo") y nuevas composiciones como "Estadio Azteca" y "La libertad". 

16) "El mar no cesa", Héroes del Silencio (1990): Enrique Bunbury siempre se quejó de la producción de este disco que, consideraciones al margen, reúne muchas de las mejores canciones de siempre del grupo maño. "Mar adentro", "Hace tiempo", "Fuente esperanza", "Agosto" o "Flor venenosa" entre ellas. Fue su primer LP tras el exitoso single "Héroe de leyenda".

17) "Senderos de traición", Héroes del Silencio (1991): Otro disco magnífico de la banda liderada por Enrique Búnbury, la cual no volvió a alcanzar, bajo mi punto de vista, el nivel de estos dos primeros discos en el resto de su trayectoria. "Entre dos tierras", "Maldito duende", "La carta", "Oración" y "Con nombre de guerra" son sus cortes más representativos.

18) "No me iré mañana", Antonio Vega (1991): El primer disco en solitario de Antonio Vega tras la separación de Nacha Pop, tal vez no alcanza el nivel de "El sitio de mi recreo", pero desde luego no desmerece al mismo. "Lo mejor de nuestra vida", "Esperando a nada", "Tesoros" y "Se dejaba llevar por ti" abanderan un trabajo sobresaliente.

19) "En este mundo raro", Los Secretos (2011): Reconozco que había perdido la fe en Los Secretos hasta que me encontré con este excelente disco a finales del año pasado. De nuevo grandes canciones, con letras muy creíbles y un sonido que recuerda a los mejores trabajos de la banda madrileña. A destacar "Desapareces", "Sin aire", "Bailando con la luna" y la fantástica "Buena vida y mejor vino".

20) "Azul", Elefantes (2000): Fue el disco debut de la banda liderada por Shuarma y creo, personalmente, que nunca volvieron a hacer un trabajo tan bueno como éste. Producido por Enrique Bunbury, destacan "Azul" (para mi, una de las mejores canciones de la década), "Se me va", "Piedad" y la emotiva "Me gustaría poder hacerte feliz".

21) "Más", Alejandro Sanz (1997): Este disco significó una ruptura de Alejandro Sanz con todo lo que había estado haciendo hasta aquel momento. El primer single fue "Y si fuera ella", pero el tema que realmente revolucionó listas de ventas, radio fórmulas y al panorama musical español en consencuencia fue "Corazón partío". Más allá de los gustos de cada uno, creo que se trata de un gran disco.

22) "La calle del olvido", Los Secretos (1989): Uno de los mejores discos de los hermanos Urquijo. Al margen del tema que da nombre al disco, destacan "Qué solo estás", "Soy como dos", "Culpable" y "No es amor".

23) "Mediterráneo", Joan Manuel Serrat (1971): Probablemente el mejor disco del compositor catalán. Destacan, al margen de la canción que da título al disco, "Lucía" y "Vagabundear". Una auténtica joya que sigue sonando actual 41 años después.

24) "Yo, mi, me, contigo", Joaquín Sabina (1996): Bajo mi punto de vista, el disco más completo del cantante jienense. Destacan "El rocanrol de los idiotas", "Aves de paso", "Contigo" y, como no, la maravillosa "Y sin embargo", otra de las grandes canciones de nuestra música.

25) "Sólo para escuchar", Los Secretos (2002): El primer disco de estudio de Los Secretos tras la muerte de Enrique Urquijo fue una agradabilísima sorpresa con grandes canciones. A destacar "Cada día", "Cada vez que tú me miras", "Cerca" o "Está prohibido llorar". Pese a todo, para mi, la mejor canción del disco es la imprescindible "Discos de antes", compuesta por Quique González. El cierre con "Gracias por elegirme" es inmejorable.

26) "Flamingos", Bunbury (2002): Sobresaliente trabajo de Enrique Bunbury, en el que quiso rendir homenaje a su admirado David Bowie. El primer single fue su fantástico "Lady Blue", el cual recuerda en cierto modo a "Space oddity". Destacan también "Sí", "Enganchado a ti" y "El club de los imposibles".

27) "Lucas 15", Lucas 15 (2008): Proyecto llevado a cabo por Nacho Vegas y Xel Pereda, en el que redescubren y reinterpretan clásicos populares asturianos. El resultado no es apto para todos los públicos, porque como los grandes vinos es complejo hasta decir basta, pero a mi me parece una joya. Destacan "Moces a bailar", "Teresina", "No hay tal andar" y "El sacauntos de Alleriz".

28) "Avería y Redención", Quique González (2007): Como en alguna vez he señalado, a mi este disco me parece, salvando las distancias, por supuesto, el "Sgt. Pepper´s" de Quique González. A partir de este disco el artista madrileño rompe con una línea compositora y comienza otra bastante más arriesgada. Al margen de "Avería y redención", me quedo con "Hay partida", "Backliners", "Número 7", "Lady drama", "Los trucos fáciles para los días duros" y la soberbia "Nos invaden los rusos".

29) "Continuará", Los Secretos (1987): Uno de los mejores discos de Los Secretos. Contiene una de sus mejores canciones de siempre "Buena chica", bien acompañada por "Por el tunel" (de Joaquín Sabina), "Siempre hay un precio", "No sé si se acuerda" y la excelente "Continuará", que titula y cierra el álbum.

30) "Sin documentos", Los Rodríguez (1993): Para mi el mejor disco de Los Rodríguez, donde destacan la canción que da nombre al LP, "Sin documentos", "Dulce condena", "Mi rock perdido" y la excelente "Me estás atrapando otra vez". Fue el trabajo que puso a esta banda hispano argentina liderada por Andrés Calamaro como referente del rock nacional.

31) "El tiempo de las cerezas", Bunbury y Vegas (2006): Excelente doble álbum grabado y compuesto a dúo por Nacho Vegas y Enrique Bunbury. Destacan "Días extraños", "El cazador", "Secretos y mentiras", "Látex", "No fue bueno, pero fue lo mejor" y las excelentes "Va a empezar a llover" y "La pena o la nada", dónde Nacho Vegas vuelve a sacar lo mejor de sí mismo.

32) "Palabras más, palabras menos", Los Rodríguez (1995): Aunque las dos canciones que más sonaron fueron "La milonga del marinero y el capitán" y "Mucho mejor" (Hace calor), los mejores cortes del disco tal vez sean "Aquí no podemos hacerlo", "Todavía una canción de amor" (excelente composición mano a mano entre Calamaro y Sabina), "Extraño" y la propia "Palabras más, palabras menos".Otro disco excelente.

33) "Daiquiri blues", Quique González (2009): Para este trabajo, Quique González se fue a Nashville a buscar un sonido más definido y definitivamente lo logró. El trabajo es impecable y el resultado asombroso. Destacan "La luna debajo del brazo", "Restos de stock", "Deslumbrado", "Cuando estés en vena" y la emotiva "Su día libre".

34) "La educación", Abraham Boba (2009): Uno de esos discos que descubrí por casualidad y que me dejó prendado desde el primer momento. El arranque es demoledor y el conjunto del disco excelente. Destacan "La educación", "Capital" y "Hagamos algo antes de morir".

35) "Échate un cantecito", Kiko Veneno (1992): Para mi, el mejor disco de Kiko Veneno hasta la fecha. Comienza con "Lobo López" y alcanza sus momentos más álgidos con "Joselito", "En un Mercedes blanco" y la excelente "Echo de menos". 

36) "Feo, fuerte y formal", Loquillo y los Trogloditas (2001): Otro gran disco de Loquillo en el que destacan la propia "Feo, fuerte y formal", "Territorios libres", "Soltando lastre" y la valiente "Charnego". En conjunto tal vez no alcance un nivel tan alto como "Arte y Ensayo", pero los mejores temas del álbum no tienen nada que envidiar a los de aquél.

37) "Patente de Corso", Jaime Urrutia (2002): El primer disco en solitario de Jaime Urrutia recuperó el espíritu de sus mejores composiciones en Gabinete Caligari. Disco muy honesto y homogéneo, mantiene un nivel notable en casi todos los cortes. Destacan "Castillos en el aire", "¡Qué barbaridad!" y "Mentiras", aunque probablemente el mejor tema del disco es "¿Dónde estás?", dedicada a su madre ya fallecida y que regrabó en una versión memorable con Loquillo, Bunbury y Calamaro. Decir que en directo la banda era soberbia, con el tristemente desaparecido Guillermo Martín saliéndose a la guitarra.

38) "Cuero Español", Loquillo y Trogloditas (2000): Este disco contiene la que es, para mi, una de las mejores canciones de Loquillo hasta la fecha, "Cuando fuimos los mejores", bien acompañada por otras grandes canciones como "Malo" o "21 de abril". Sin embargo, pese a firmar un gran álbum, lo encuentro algo inferior a los anteriormente señalados.

39) "Dedicado a Antonio Machado poeta", Joan Manuel Serrat (1969): Una joya del cantautor catalán. Destacan, por supuesto, "Cantares", pero no se quedan atrás "Parábola", "Españolito" y "Retrato", en la cual evoca a la niñez del poeta. Otro disco atemporal.

40) "Esta es tu vida", Hombres G (1991): Tras arrasar vendiendo millones de discos en España y Latinoamerica, los Hombres G decidieron dar un giro a su carrera musical y componer un disco más adulto en el que predominasen las buenas letras y las composiciones cuidadas por encima de los estribillos juveniles y pegadizos de sus primeros discos. Sinceramente creo que lo lograron firmando un excelente LP al que creo que no se le valoró lo suficiente por ser precisamente de los Hombres G. Curiosamente, funcionó bastante discreamente en ventas, al menos en comparación con otros trabajos. Destacan "Esta es tu vida", "No grites mi nombre", "La primavera" y "Estoy pintando tu sonrisa" entre otros.

41) "Gente Impresentable", Celtas Cortos (1991): De largo el mejor disco de la banda pucelana, destacando "¿Qué voy a hacer yo?", "La senda del tiempo", "Haz turismo", la instrumental "Odin" y "Gente impresentable" entre todas. 

42) "Algo más", Los Secretos (1983): Uno de los mejores discos de la llamada "Movida Madrileña", donde destacan los cortes "Hoy no" (reescrita con maestría por Enrique Urquijo más tarde), "No me imagino" y "Callejear".

43) "Enrique Urquijo y Los Problemas", Enrique Urquijo y Los Problemas (1993): Primer disco de Enrique Urquijo al margen de Los Secretos y, al igual que en "Desde que no nos vemos", tienen cabida versiones, nuevos temas y canciones reescritas. A destacar, precisamente, "Hoy no",  "Atrás" (de Antonio Vega), "El Hospital" (de Alaska y los Pegamoides) y "No lo sé", inspirada en el "Qué te pasa" de Manolo Tena. 

44) "Una pequeña parte del mundo", Amaral (2000): Antes de que Amaral se convirtiera en un fenómeno de masas superventas, sacó un disco que pasó un poco de puntillas por el mercado pese a que su primer single, "Cómo hablar" fue tal vez su primer tema que sonó con cierta recurrencia. "Cabecita loca", "Botas de terciopelo" o "Siento que te extraño" hacen de "Una pequeña parte del mundo" un gran LP. Soberbia versión, por cierto, la del "Nada de nada" de Cecilia.

45) "Viviendo deprisa", Alejandro Sanz (1991): Primer disco que fue fenómeno de masas de Alejandro Sanz. Las canciones que más sonaron fueron "Se le apagó la luz" y "Pisando fuerte", pero para mi el mejor tema es el propio "Viviendo deprisa". Letras ingenuas, algo adolescentes, pero honestas. Al menos a mi me lo parece.

46) "Vienen tiempos", Vacazul (2005): Excelente disco de la banda madrileña, muy potente y con unas letras muy cuidadas e irónicas. "Vuelo", "Chico listo" y "Vienen tiempos", canción que parece predecir de alguna forma lo que hoy estamos viviendo, destacan sobre el resto.

47) "Alta suciedad", Andrés Calamaro (1997): Una de las grandes obras de Andrés Calamaro, en la que destacan temas como "Flaca", "Loco", "Elvis está vivo" y "Me arde". Paso previo a otro gran disco como fue "Honestidad Brutal". 

48) "19 días y 500 noches", Joaquín Sabina (1999): Para mi es el disco que mejores letras tiene de toda la discografía de Joaquín Sabina, al menos las más sinceras. Personalmente me quedo con "19 días y 500 noches", "Barbi superestar" y "Cerrado por derribo", en un disco muy completo.

49) "Camino Soria", Gabinete Caligari (1987): El disco más completo de la banda liderada por Jaime Urrutia, el cual nos deja himnos atemporales como la propia "Camino Soria" y otras canciones  de la talla de "La sangre de tu tristeza", "Suite nupcial" o la emotiva "Tócala, Uli", en homenaje al saxofonista de la banda que había fallecido poco antes.

50) "A puerta cerrada", Fito y Fitipaldis (1998): Antes de que Fito Cabrales se convirtiera en un fenómeno de masas con Los Fitipaldis, grabó este pedazo de disco cuando aún formaba parte de Platero y Tú. Para mi, no lo ha vuelto a superar. Destacan "Rojitas las orejas", "Trozos de cristal", "¡Qué divertido!" y la excelente versión del "Quiero beber hasta perder el control" de Los Secretos.

51) "Kamikazes Enamorados", Quique González (2003): Tras "Pájaros Mojados" Quique se había quedado sin discográfica y decide "montárselo por su cuenta" creando "Varsovia Records". El resultado fue este primer disco, grabado sin apenas medios, y que sorprendentemente se coló entre los más vendidos durante algunas semanas. Destacan "Piedras y Flores", la propia "Kamikazes enamorados", "Suave es la noche", "Palomas en la Quinta" y "Calles de Madrid".

52) "Confidencial", Tequila (1981):  Fue el último disco de estudio de Tequila y a mi me parece uno de los mejores discos de Rock´n´Roll de nuestra música pese a que las ventas no terminaron de acompañar en su momento. Destacan "Ya soy mayor", "Número uno" y "Salta" dentro de un disco que apenas presenta altibajos.

53) "Universo abierto", Carlos Chaouen (2003): Cantautor gaditano que descubrí en su día gracias a mis hermanos. Destacan de este fantástico album "No me canso", "A medio pulmón", "Ninfa de miel", "Pintando el cielo" y el bonus track, "Semilla en la tierra". 

54) "Morir en primavera", Loquillo y Trogloditas (1988): Excelente disco de Loquillo que contiene canciones ya clásicas en su repertorio como "El rompeolas", "Todo el mundo ama a Isabel", "Besos robados" o "La mala reputación".

55) "Sangre Española", Manolo Tena (1992): Sin lugar a dudas, el mejor disco de Manolo Tena, al menos, como vengo diciendo, bajo mi punto de vista. Destacan la gran "Qué te pasa", pero no desmerecen "Loco por verte", "Sangre Española" o "Tocar madera".

56) "El abrazo del erizo", Mikel Erentxun (1995): Disco tal vez poco valorado en la trayectoria de Mikel Erentxun, pero que para mi comienza a significar la ruptura con el sonido Duncan Dhu. Tal vez el sonido haya quedado algo obsoleto, pero muchas de las canciones del álbum suenan actuales en los directos. A destacar "De espaldas a mi", "El abrazo del erizo", "Suelta las riendas de mi corazón" y "El cielo es del color de las hormigas".

57) "Persecución", Pistones (1983): Primer LP de Pistones, el cual sin dudas fue un éxito en todos los sentidos. En el mismo se incluyen algunas de las mejores canciones de la época, destacando "Flores condenadas a morir", "Metadona" o "El pistolero". Lástima que el recorrido de este grupo no diera mucho más de sí.

58) "On the rock", Andrés Calamaro (2010): No tuvo el éxito en ventas de otros discos del compositor argentino, pero a mi me parece un trabajo excelente, dónde el bonaerense logra demostrar que domina todos los registros. Soberbio suena el primer tema "Barcos", con Diego el Cigala, como también "Te extraño" con El Langui. "Los divinos" fue el primer single de un álbum en el que también destaca el rock potente de "Flor de Samurai".

59) "Honestidad Brutal", Andrés Calamaro (1999): Si Andrés Calamaro se hubiera centrado en hacer un disco con 15 ó 18 canciones, estaríamos hablando de uno de los 10 imprescindibles, pero ocurre que este álbum surge en el momento en el que Andrés Calamaro comienza a estar metido en una especie de espiral autodestructiva que culmina con el ¡quíntuple disco! de "El Salmón". Ello hace que canciones legendarias e imprescindibles como "Cuando te conocí", "Paloma", "Son las nueve" o "Te quiero igual" queden un poco diluidas entre los altibajos del LP. En cualquier caso, un discazo con mayúsculas.

60) "Hombre mate hombre", Barricada (2004): De los mejores discos de rock duro de la década pasada. Destacan entre todas "Sofokao" y la propia "Hombre mate hombre". Para mi el disco más redondo de Barricada hasta la fecha.

61) "Música moderna", Radio Futura (1980): Excelente LP debut de Radio Futura, dónde se encuentran algunas de las mejores canciones de toda su trayectoria, como "Enamorado de la moda juvenil",  "Ivonne" o "Divina". El título del álbum realmente hace honor al mismo, ya que sigue pareciendo un álbum adelantado a su tiempo.

62) "Corre, corre", Leño (1982): No conozco en profundidad el primer LP de Leño, del que todo el mundo habla maravillas, pero por lo pronto este "Corre, corre", me parece francamente bueno. Destacan la propia "Corre, corre", "La fina", "¡Qué tire la toalla!" y la que para mi es la mejor canción de Leño: "Sorprendente".

63) "Desaparezca aquí", Nacho Vegas (2005): Uno de los mejores discos de Nacho Vegas, el cual contiene alguna de sus canciones más emblemáticas, como "El hombre que casi conoció a Michi Panero", "Nuevos planes, idénticas estrategias" o "Mi ocho y medio". A estos temas añado dos que me encantan: "Cerca del cielo" y la tremenda "Perdimos el control".

64) "Depende", Jarabe de Palo (1998): Para mi el mejor álbum de Pau Donés, con letras muy cuidadas y músicalmente más completo que "La Flaca". A destacar la propia "Depende", "Realidad o sueño", "Agua", "Te miro y tiemblo" y "Duerme conmigo".

65) "Javier Álvarez", Javier Álvarez (1995): Disco debut del compositor madrileño que inició una nueva ola de cantautores que durante unos años copó buena parte de las radio fórmulas y circuito de salas de conciertos. En este excelente trabajo destacan "La edad del porvenir", "Uno, dos, tres, cuatro", "De aquí a la eternidad" y "Piel de pantera".

66) "Avalancha", Héroes del Silencio (1995): Fue el último álbum de estudio, al menos hasta la fecha, de la banda aragonesa. Destaca "Iberia sumergida", una de las mejores canciones firmadas por la banda de Enrique Bunbury, "Deshacer el mundo", "La chispa adecuada" y "Parasiempre". Personalmente incorporo "La espuma de venus", la cual pasó más desapercibida.

67) "Autobiografía", Duncan Dhu (1989):  Le pasa algo parecido a "Honestidad Brutal", aunque no de forma tan exagerada. Probablemente fue el disco (doble) más completo de Duncan Dhu, el cual, además, le valió una nominación para un Grammy, lo cual, en aquellos tiempos, era realmente complicado para una banda española. Destacan "Entre salitre y sudor", "Rozando la eternidad", "Rosa gris", "Rosas en agua", "Palabras sin nombre" y "Mi fiel talisman".

68) "Que me parta un rayo", Christina y los Subterráneos (1991): Una vez superada la etapa de Álex y Christina, Christina Rosenvinge se marca un primer disco en solitario francamente bueno que sorprende a propios extraños. Destacan de este LP "Voy en un coche", "1000 pedazos" y "Pulgas en mi corazón".

69) "Lágrimas de Cocodrilo", Tino Casal (1987): Tras unos años de silencio musical, Tino Casal volvió a lo grande en el año 1987 con este "Lágrimas de Cocodrilo". Sigo pensando que el asturiano fue un adelantado a su tiempo. Además de la canción que da título al álbum, destaca la inolvidable "Eloise" con la que arrasó en ventas de singles. 

70) "Devil came to me", Dover (1999): El grupo formado por las hermanas Llanos se dio a conocer con este gran trabajo en el que destacaban, además del corte que daba nombre al disco, "Serenade" y "Loli Jackson". Desgraciadamente, Dover nunca recuperó ni la frescura de este álbum.

71) "3000 noches con Marga", Antonio Vega (2005): Disco dedicado a la memoria de la que fue la última compañera de Antonio Vega, Marga, fallecida poco antes. Sin duda tal acontecimiento hace que el genio madrileño volviese a firmar algunas de sus mejores letras. A destacar "Ángel de Orión" y "Te espero".

72) "Todo sigue igual", Los Secretos (1982): Tras "Los Secretos", se esperaba mucho del segundo LP de los hermanos Urquijo. No alcanza el nivel del primero, pero firman un notable trabajo dónde destacan "Todo sigue igual", "Problemas" (primera canción firmada y cantada por Álvaro), "Todo por nada" y una de las que para mi sigue siendo de las mejores canciones de la banda, "Ahora que estoy peor".

73) "Pájaros Mojados", Quique González (2002): Tras "Salitre 48", a Quique González le ponen todos los medios a su alcance en su discográfica para producir un disco pensado en incrementar las ventas. El resultado es un disco notable pero que pierde buena parte de la esencia de los trabajos anteriores. Destacan "Pajaros mojados", "Fiesta de la luna llena", "Miss camiseta mojada" y "Pequeño Rockanrol".

74) "El espíritu del vino", Héroes del Silencio (1993): Disco tal vez demasiado pretencioso, pero que deja algunas de las mejores canciones de la década dentro del mismo. Destacan "La sirena varada", "Culpable", "Flor de loto" y Tesoro".

75) "La ley del desierto / la ley del mar", Radio Futura (1984): Otro disco de la banda liderada por Santiago Auserón que parece adelantado a su tiempo. Entre los temas a destacar, "Hadaly", "Semilla negra", "Escuela de calor" e "Historia de play back".

76) "Señora Azul", Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán (1974): Excelente disco, de mis favoritos de los 70, al menos teniendo en cuenta lo que se hacía en España por aquella época. Destacan "Señora Azul" (feroz e inteligente crítica a la prensa especializada), "Sólo pienso en ti", "El vividor" y "María y amaranta".

77) "V", Luz Casal (1989): Tras varios discos más que notables, Luz Casal firma en este LP probablemente el mejor trabajo de su carrera. Destacan "Te dejé marchar", "Loca" y la inolvidable "No me importa nada".

78) "Entre el cielo y el suelo", Mecano (1986): Nunca he sido muy fan de Mecano, pero creo sinceramente que este es un grandísimo LP. "Hijo de la luna", "Cruz de navajas", "No es serio este cementerio" o "Me cuesta tanto olvidarte", son posiblemente los mejores temas de un pop comercial, sí, pero también de calidad.

79) "El momento", Nacha Pop (1987): Un año antes de poner punto y final a su trayectoria como grupo, Nacha Pop graba este gran LP dónde tienen cabida muchos de sus mejores temas de siempre, entre ellos "Desordenada habitación", "Lucha de gigantes" o "Vístete".

80) "Algo para cantar", Pereza (2003): Pereza comenzó siendo un grupo de rock canalla. En aquella época grabó su segundo álbum, "Algo para cantar", en el que aparecen muchos de sus mejores temas de toda su trayectoria ("Pienso en aquella tarde", "Si quieres bailamos", "La noria", "Manager" o "Tu infierno"). Luego quisieron que fueran número uno y desgraciadamente perdieron frescura,pero este álbum es francamente interesante.

81) "Viva Tequila", Tequila (1980): Excelente disco de rock en el que destacan entre todas las canciones "Que el tiempo no te cambie", "Mira a esa chica" y "Dime que me quieres". Al igual que confidencial, funcionó mediocremente en ventas.

82) "Está muy bien eso del cariño", Kiko Veneno (1997): Brillante disco de Kiko Veneno dónde destacan "Menphis blues again" y "Veneno", al menos a nivel comercial. Personalmente me quedo con la emotiva "Casa cuartel".

83) "Calle Mayor", Revolver (1996): Para mi el mejor disco de Revolver hasta la fecha donde tienen cabida "Es lo que es, es lo que hay", "Ten fe en mi" y, sobre todo, "Mi rendición".

84) "El ritmo del garaje", Loquillo y Trogloditas (1983): Disco de referencia en la trayectoria de Loquillo. Sin la elegancia que ha ido ganando con los años, pero con la rebeldía de grandes canciones como el propio "Ritmo del garaje", "Quiero un camión", "Pégate a mi" y la atemporal "Cadillac solitario".

85) "Verano fatal", Nacho Vegas y Christina Rosenvinge (2007): Nacho Vegas y Christina Rosenvinge, que por aquel entonces eran pareja, decidieron aprovechar la química que además tenían sobre el escenario para grabar un gran disco llamado "Verano fatal". Sólo 8 pistas pero que dejan canciones muy interesantes, como la propia "Verano fatal" o "Me he perdido".

86) "Jugar al gua", Rosendo (1988): Tras la separación de Leño, Rosendo Mercado se lanza a su aventura en solitario. Tras firmar varios discos notables, graba este "Jugar al gua", uno de los LP´s claves de su trayectoria. En el mismo "Jugar al gua", "Del pulmón" y la que sin duda es la mejor canción del álbum, "Flojos de pantalón".

87) "Reconstrucción", Deluxe (2008): Para mi es, hasta la fecha, el mejor disco de Xoel López. Me quedo con su genial "Historia universal (El amor no es lo que piensas)", destacando también "Reconstrucción (el mejor momento)", "Es verdad" y "Pájaros negros".

88) "Agila", Extremoduro (1996): Uno de los mejores discos de la banda liderada por Robe Iniesta. Destacan "So payaso", "Buscando una luna", "Prometeo" y, sobre todo, "Sucede".

89) "Canciones para el tiempo y la distancia", Iván Ferreiro (2005): Debut en solitario del que fuera líder de los Piratas. En este álbum Iván Ferreiro se desnuda literalmente en varias canciones. A destacar la misma que da título al CD, "El viaje de Chihiro" y, fundamentalmente, la joya del disco, "Turnedo".

90) "Atrapados en Azul", Ismael Serrano (1997):  El debut de Ismael Serrano nos regaló un disco excelente cuyo primer single, "Papá cuéntame otra vez", llegó a convertise en un himno en determinados ambientes. Con letras valientes y comprometidas, el madrileño pronto se convirtió en uno de los mejores cantaurores del panorama nacional. De este disco destacan también "Caperucita" y "Amo tanto la vida".

91) "Balas blancas", Barricada (1992): Gran trabajo del grupo navarro dónde destacan "Oveja negra", "Tú nombre" y una canción que para mi es referente en la carrera del grupo, "No sé bien por qué".

92) "Negociando gasolina", La Fuga (2004): Bajo mi punto de vista el mejor álbum del grupo cántabro. Destacan "Buscando en la basura", "Las olas", "Gigante" y "Baja por diversión", grabada junto al "Drogas" de Barricada.

93) "Nacha Pop", Nacha Pop (1980): Para mi otro de los mejores discos debut de siempre de una banda española, dónde sobresale una de las mejores canciones también de la historia de nuestro pop, "La chica de ayer". Junto a ella destaca "Antes de que salga el sol". El resto del LP es notable, pero no raya al mismo nivel que estos dos temas.

94) "Ciudades de Paso", Mikel Erentxun (2002): Gran disco del donostiarra, tal vez no del todo reconocido al funcionar fundamentalmente en radio fórmulas. Al margen de "Mañana", primer single del CD, hay que buscar para encontrar algunas joyas que a mi me resultan atemporales. Fundamentalmente "En el sur", "Seda" o "Vasos de Roma y Ginebra". No llega al nivel de sus últimos discos, pero me parece un trabajo muy consistente.

95) "Cajas de Música difíciles de parar", Nacho Vegas (2003): Gran doble álbum de Nacho Vegas dónde tienen cabida excelentes canciones tales como "Mark Spitz", "La plaza de la soledá", "En la sed mortal" o "Gang, bang", pero que en su conjunto resulta algo irregular. En cualquier caso, estupendo trabajo.

96) "Noches de Rock´n´Roll", Burning (1984): Para mi el mejor disco de la banda madrileña, dónde cohabitan algunas de las mejores canciones de rock de nuestra música. Comenzando por "Esto es un atraco", siguiendo por "Una noche sin ti" y terminando por "Johnny el seco".

97) "Privado", Gabinete Caligari (1989): Otro de los mejores discos de Gabinete Caligari, dónde sobresalen "Amor de madre", "Sólo se vive una vez", "Privado" y la más comercial de todas sus canciones: "La culpa fue del cha-cha-cha".

98) "El último bar", Mamá (1981): Siempre he considerado a José María Granados como uno de nuestros mejores compositores. El por qué Mamá no tuvo más recorrido, siempre me ha parecido un misterio. "El último bar" es un disco notable dónde sobresalen "Escóndete", "El último bar" y, sobre todo, "Hora punta en el metro".

99) "Cosas mías", Antonio Flores (1994): Poco antes de morir, Antonio Flores dejó este gran LP en el que tenían cabida temas como "Siete vidas", "Isla de Palma" o "Cuerpo de mujer", Su prematura muerte nos privó de ver lo que debiera haber sido su madurez como interprete. Para el recuerdo queda este trabajo.

100) "Ultrasónica", Los Piratas (2001): Fue uno de los últimos discos de los Piratas. Los vigueses, liderados por Iván Ferreiro incluyen en este trabajo algunas de sus mejores canciones, entre ellas "Años 80" y la que para mi es esencial en su trayectoria: "El equilibrio es imposible".

101) "Vendaval", Los Madison (2010): Lo descubrí hace poco como consecuencia de la recomendación de diferentes amigos y familiares. A destacar "Desafíame" y "Si pierdo la cuenta".

Objetivo conseguido, creo. Hacer esta lista ha sido como hacer la selección de fútbol, así que imagino que todos tendréis vuestra propia selección. Espero impaciente vuestras recomendaciones y críticas.

jueves, 19 de julio de 2012

Economía - Razones para un Rescate

Recortes, Primas de Riesgo y otros Asuntos

El pasado lunes me llamó poderosamente la atención la cara de Luis de Guindos durante una conferencia que dio creo que en Barcelona. Tras unos recortes muy duros y una subida del IVA como la planteada, la prima de riesgo seguía desbocada y la bolsa se despeñaba. Parecía no entender nada. Como tampoco parecían entenderlo el resto de miembros del gobierno según se filtró en algunos medios de comunicación.

No tengo dotes de futurologo, pero lo dije la semana pasada: nos hemos pegado un tiro en el pie. He tratado de entender qué se me estaba escapando para que el actual gabinete tomase estas medidas que a mi me parecían tan erróneas de primeras. No lograba comprender cómo podíamos meter la pata de esta forma. Varios días después, sigo en mis trece. Yo ya no entiendo nada y me reafirmo en que nos estamos haciendo el harakiri.

De las declaraciones de estos días, me quedo con algunas verdades. Una, que debe ser cierto que no hay dinero en la caja. Dos, en consecuencia, que lo que no podía el gobierno es no hacer nada. Tres, que ahora mismo no tenemos acceso a los mercados a costes razonables, lo que hace que de facto estemos intervenidos. Y cuatro, que nuestros dirigentes están siendo presos de un ataque de nervios.Todos estos ingredientes sólo pueden dar lugar a decisiones precipitadas y erróneas. Urgía, por lo tanto, introducir más medidas de ajuste. El problema viene en cómo se recorta. Es decir, imaginemos que nos ponemos a dieta. Sabemos que el quid de la cuestión está en ingerir menos calorias de las que quemamos, pero imaginemos que empezamos quitándonos la fruta y la verdura y nos dejamos las patatas fritas y la bollería industrial. No sólo será difícil que adelgacemos, sino que nuestro cuerpo tenderá a ponerse peor.

Hagamos un poco de memoria y retrocedamos al año 2001. Yo no sé vosotros, pero mis recuerdos son felices. Por aquel entonces estaba cerca de finalizar mi carrera de Administración y Dirección de Empresas en una universidad pública, la Complutense. Nuestra sanidad pública era ya francamente buena (y envidiada por muchos de nuestros vecinos), nuestro sistema de pensiones era aparentemente sostenible y dentro de un orden, con las pegas que siempre hay, con independencia del gobierno de turno, España era un país que funcionaba. Aquel año comenzó la generarse la burbuja inmobiliaria de la que ahora tanto renegamos.

La burbuja facilitó que nuestra economía creciera a tasas importantes, por encima de la media de la UE, lo que permitió al estado incrementar su recaudación tributaria hasta un 67% en el año 2007 en comparación a los datos del ejercicio 2001. El gasto público en dicho período, se incrementó en un 57%, lo que permitió al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero terminar dicho año 2007 con un superavit en las arcas públicas del 1,9%. ¿Qué ha pasado desde entonces? Pues bien, que nuestro gasto público ha seguido creciendo hasta llegar al 75% respecto al año 2001 en diciembre de 2011, mientras que los ingresos públicos se han desplomado hasta llegar casi a los niveles del 2001. Ello generó que en 2009 nuestro déficit público fuera ya de un insostenible 11,2% y que hoy en día tengamos un problemón de órdago a la grande. Cuando gastas más de lo que ingresas, ya no dependes de ti mismo, y más aún en una economía con un sector privado tan apalancado como el nuestro.

La pregunta que cabe hacerse es en qué hemos invertido ese 75% más de gasto público en el que se ha incurrido en comparación con el año 2001. Lo cierto es que yo no recuerdo que la calidad de nuestros servicios públicos fuera mucho mejor en 200, que en el citado año 2001. Sabemos que han aumentado el número de funcionarios (con mucha gente puesta a dedo), que tenemos un número de políticos impresentable, que se han desarrollado más kilómetros de AVE (no todos razonables), que hemos creado aeropuertos fantasmas, que hemos tenido grandes malversadores de lo público... En el fondo, ni la educación ni la sanidad han gozado de muchos mejores medios que en 2001. No hemos sido capaces de cambiar de una economía dependiente de los combustibles fósiles a otra de energías renovables, no hemos incrementado significativamente nuestro presupuesto de I+D+i, ni los años medios de estudios per cápita...No se ha invertido en casi nada que mejore la calidad de vida de los ciudadanos. Y sin embargo, hemos desarrollado un estado burocrático, pesado, plagado de obras faraónicas y estructuras insostenibles.

Como explicaba el profesor Juan Ramón Rallo hace unos días en un interesante artículo en el Wall Street Journal, hubiera bastado que España hubiera mantenido su gasto público per cápita constante para tener ahora mismo unas cuentas equilibradas y no estar pasando este calvario. Lo alucinante, y lamento si soy reiterativo, es que yo no logro entender en qué se ha gastado el dinero, porque al ciudadano medio no le ha cambiado la vida este incremento de gasto pér cápita.

Cuando llegó Mariano Rajoy al gobierno, los mercados le dieron una tregua. Sin embargo, sus primeros 8 meses me están resultando terriblemente desalentadores. Y ello es lo que los inversores están penalizando. Sí, le ha querido meter mano a cuestiones que veníamos arrastrando desde hace tiempo (reforma laboral, reforma del sistema financiero...) pero a medida que ha ido pasando el tiempo, creo que se está viendo a una persona absolutamente superada por las circunstancias. Comenzó recortando educación y sanidad (la fruta y la verdura), ha seguido después por otras partidas que van a afectar al crecimiento económico a medio plazo y el remate ha sido lo de la semana pasada: subida de IVA y bajada de sueldo a funcionarios. Respecto a la primera, insisto. Me parece un disparate. Va a deprimir más la economía, va a generar más paro y el efecto recaudatorio va a ser menor del esperado, porque las familias y las empresas ya no pueden más. Y en cuanto a lo segundo, me parece surrealista.

Un salario es, en el fondo, y como diría el gran Paco Alcaide, un mensaje. Y un recorte salarial indiscriminado lanza uno terrible: da igual lo bien o lo mal que lo hagas, tu desempeño no importa. Me es indiferente que te esfuerces más o menos. Con la medida se desincentiva al buen funcionario, se favorece al mediocre y no se atrae a la administración a los mejores. ¿No será mejor echar a los 20 malos y tener contentos a los 200 buenos?

Lo que subyace en todo esto es la imposición de que el estado, los cargos políticos, son intocables y que su coste lo tenemos que soportar entre todos estemos como estemos. Y ese es el error. Tenemos que tener la administración que nos podamos permitir. Se tenía que haber comenzado revisando el estado de las autonomías, quitando en consecuencia los 300.000 políticos que tenemos de más respecto a Alemania. Se tenía que haber seguido por las televisiones autonómicas (y lo siento por los de Canal 9). No se tenía que haber quedado ni un sólo funcionario o asesor que sólo va a llenar su buchaca, puesto a dedo, y que cobra un pastizal. Se tenía que haber eliminado todo tipo de redundancias o duplicidades en la administración y, sólo entonces, cuando se hubiera hecho todo esto, comenzar a estudiar otras medidas. Este país ha pasado de 1 millón de parados a 5, y el ajuste lo ha llevado a cabo sólo el sector privado, el cual es el único que a largo plazo puede generar el empleo que precisa nuestro país. Esto es insostenible.

Estoy muy indignado con este gobierno, pero aún más si cabe con el anterior. Burbujas al margen, ellos prepararon esta fiesta durante la segunda legislatura de Zapatero. Me duele escuchar a Elena Valenciano y a Rubalcaba. ¿Es que nos toman por tontos del culo? ¿De verdad, señora Valenciano, quiere que nos creamos que si nos rescatan será culpa exclusivamente del actual gabinete? Me duele escuchar también a Montoro cuando dice lo del IVA ("cómo mucha gente no lo paga, hay que subirlo") (eso, que nos sigan machacando a los que pagamos) o cuando dice lo de esta mañana, "si no subimos el IVA, no habrá dinero para pagar las nóminas de los funcionarios". ¿Sabe Montoro lo duro que nos resulta a las PYMES pagar nóminas con la que está cayendo? ¿Es consciente que esa medida que "permitirá" pagar las nóminas a los políticos entre otros, va a llevar a otros 200.000 españoles al paro, como ya se ha empezado a estimar? ¿Es que tiene que haber españoles de primera y de segunda en función de dónde desempeñen su puesto de trabajo?

Los políticos tienen un problema. Están acostumbrados a faltar a la verdad de forma permanente. Y están acostumbrados a que los ciudadanos les sigamos creyendo y les sigamos votando. Ahora, sin embargo, tienen que engañar, no a quién les presta sus votos y su confianza, sino a quiénes les prestan su dinero. En el fondo, los temidos "mercados", son estos últimos.  Y ninguno prestaríamos nuestro dinero a nadie del que pensásemos que no nos lo iba a devolver. Hoy pagamos unos intereses muy elevados por el riesgo que generan nuestras cuentas. Muy probablemente, dentro de unos meses, los inversores se dejarán de fiar del todo y España no podrá pagar su deuda. Probablemente no sea en este 2012, dónde tenemos pocos vencimientos, pero no apostaría por que superemos el 2013.

La pregunta entonces es obvia. ¿Y si nos rescatan, qué? Pues que probablemente luego caerá Italia. Y la tensión se acrecentará sobre Francia. De los males, imagino que se elegirá el menos. Entre la ruptura del Euro o imprimir billetes a lo loco,  entiendo que se optará por lo segundo. Pero entonces, como me explicaba un directivo de una multinacional durante una comida hace unos días, probablemente Europa entre en una espiral a la Japonesa: 20 años de crecimiento casi cero. La explicación la dejo para otro día, asumiendo que entramos en el terreno de la imaginación.

Termino con una última reflexión. Hay dos factores que derterminan el crecimiento de una economía. Una, la acumulación de recursos, y dos, la productividad (mejoras en el uso de los recursos). Los primeros son importantes, pero no marcan la diferencia. En cualquier caso, la bajísima natalidad europea, no hace presagiar un futuro nada halagüeño. Nos hemos sostenido por la inmigración, pero si el paro sigue aumentando y las cosas comienzan a ir mal, tendremos un problema en ese sentido porque nadie querrá venir a Europa. En cuanto al aumento de la productividad, hoy ya Europa va a la zaga en creación de empresas, patentes e I+D+i. Aunque Europa siempre se ha levantado durante toda su historia, vamos camino de perder la visión eurocéntrica del mundo y pasar a ser una potencia de segundo orden. Claro, que para comprender eso hacen falta políticos con altitud de miras, justo lo contrario de lo que tenemos hoy en día.


jueves, 12 de julio de 2012

Economía - La Fiesta

Sobre la Subida del IVA

No ha habido que esperar al viernes. Hoy, por fin, ya conocemos lo que se avecinaba. Debo decir que ha superado mis expectativas y que aún estoy en estado de shock. Doctores tiene la iglesia, desde luego, pero creo que hoy nos hemos pegado un tiro en el pie. Ahora sí que sí, no le veo salida a esta crisis a medio plazo. Asumo una década perdida y rezo para que no sean dos.

Desde que he leído la noticia, he pensado mil cosas. Quería escribir un post rabioso, exponer muchas ideas, pero he pensado que buena parte del personal no iba a sacar nada en claro. Es mucha la gente que no entiende lo que pasa, el por qué el gobierno pega estos bandazos tras asegurar que no iba a subir el IVA hasta hace nada. Así pues, he pensado en escribir este post en forma de parábola, recordando aquellos tiempos en los que fui catequista de confirmación en mi colegio de toda la vida. Espero de esta forma simplificar conceptos, que todo el mundo me siga y por qué creo que esta medida es errónea.

El reino de España se parece a aquel señor que vivía en un edificio rodeado de vecinos en su mayoría más ricos que él. Pasó mucho tiempo aislado, lo que hizo que las diferencias con sus vecinos aumentasen. Pese a todo, el señor de nuestra historia, fue capaz de ir haciendo un hogar confortable al que invitaba a sus familiares y amigos, organizando unas veladas muy agradables. Mientras el resto de vecinos tenían lector de CD´s, nuestro amigo tenía radiocassette. Las bebidas con las que obsequiaba a sus invitados no eran de primeras marcas y los sandwiches eran caseros, pero la cosa funcionaba, porque nuestros protagonistas llevaban un nivel de vida acorde a sus posibilidades y las veladas se pagaban entre todos de forma proporcional.

Nuestro amigo fue progresando, al igual que sus familiares y amigos. Hizo nuevas amistades en el edificio, lo que le dio posibilidades de hacer más negocios y mejorar notablemente su calidad de vida. Por fin se pudo comprar un lector de CD´s (que pronto sustituyó por una minicadena), las bebidas comenzaron a ser mejores, los sandwiches comprados e incluso, de vez en cuando, se permitían algún buen vino. Las veladas eran más caras, sí, pero como nuestros protagonistas tenían más dinero, podían seguir pagándo a escote sin meterse en más líos.

Un día, de la noche a la mañana, nuestros protagonistas comenzaron a tener más ingresos de los habituales como consecuencia de un nuevo negocio que parecía no tener fin y que tenía pinta de durar para siempre. Nuestro amigo, el dueño de la casa, decidió que era el momento de dar un salto cualitativo a las veladas. Ahora iban a ser fiestas por todo lo alto. Mandó hacer una piscina en el ático, contrató asistentes personales, hizo una sauna y un jacuzzi en el baño de invitados, contrató músicos profesionales, DJ´s, los mejores catering y se hizo con los mejores vinos y champagnes del mundo para agasajar a sus amigos y familiares. Nada era suficiente. El importe de la fiesta ya era de impresión, pero como había dinero gracias a los nuevos negocios, la fiesta se seguía pagando a escote y sin problemas.

Ocurre que los negocios de nuestro amigo comenzaron a ir mal, y éste, en lugar de rebajar el nivel de la fiesta quitando lo superficial, decidió, no sólo mantener la misma, sino contratar a U2 y a Ferrán Adriá para levantar el ánimo del personal. Como muchos de sus amigos habían perdido sus trabajos y ya no había dinero suficiente para pagar el evento entre todos, nuestro protagonista pidió dinero prestado a sus vecinos. Así durante algunos años. Sus vecinos, que habían cogido cariño a nuestro amigo, se lo prestaron sin problemas, pero pasado el tiempo comenzaron a observar con preocupación que tal vez éste jamás podría devolverlo. Ante esa tesitura, se prestaron a seguirle ayudando, pero a cambio de que rebajase un poco las facturas de sus saraos.

El dueño de la casa comenzó por bajar el nivel de la comida un poquito y siguió subiendo otro poquito el coste por persona. Los invitados a la fiesta comenzaron a rebotarse. El siguiente paso fue quitar el vino y el champagne. Se pasaron de las mejores marcas al agua o al garrafón, sin paso intermedio. La comida comenzó a servirse precongelada y se vendieron algunos sillones y sillas. Los DJ´s seguían actuando, los gorrones que se escaqueaban de pagar seguían sin hacerlo, no faltaban músicos profesionales, como tampoco la piscina del ático, pero en lo fundamental, la gente que asistía a la fiesta estaba cada vez más rebotada. El dueño de la casa, preso del pánico, decidió bajar el sueldo a todos sus familiares que trabajan en sus negocios, con independencia de su desempeño, y decidió subirles a todos la contribución a la fiesta de una manera notable, pese a que ésta era cada vez peor, sin meterle mano a todos aquellos excesos y gastos superfluos que había acometido durante la época de bonanza. Ocurre en estos casos que la gente se cabrea como una mona. Y con razón.

Pues bien, este es el caso de España, ni más ni menos. Pasamos de estar aislados durante el Franquismo a desarrollarnos a toda pastilla tras nuestra entrada en la UE. Logramos crear unas infraestructuras y un estado del bienestar que nadie tenía en Europa, todo ello gracias, fundamentalmente, a una burbuja inmobiliaria sin precedentes. A la hora de recortar se le ha metido mano a todo aquello que merma nuestro crecimiento (educación, I+D+i, sanidad) y solivianta a la población, mientras todos los gastos que se originaron para mayor gloria de nuestros políticos, todos los cargos elegidos a dedo, se mantienen o apenas se han reducido.

La subida de impuestos de hoy va a ser el remate a nuestra economía. Bajará el consumo, cerrarán más empresas, aumentará el paro y está por ver que mejore nuestro problema del déficit. La retirada de la paga extra a los funcionarios es otra barrabasada que favorece al mediocre y putea, y con perdón, al diligente. Algo falla cuando sólo se ajusta el sector privado, el cual es el que explica en su totalidad el aumento del paro, pero una cosa es eso, y otra lo que se ha hecho hoy. Vuelvo a insistir en lo que dije el otro día: cultura del desempeño, que se premie a los buenos y que salgan los malos. Desmotivar a todo el funcionariado no es, precisamente, el camino. 

En cuanto al resto de medidas, pues la hay de todos los colores. Algunas comprensibles, otras no tanto. Creo a Rajoy cuando dice que no le gustan estas medidas, pero cabe reprocharle que tiene buena parte de culpa. Ha tenido 8 meses para meterle mano muchas partidas, pero le han faltado agallas. Fundamentalmente porque para llegar a su cargo, uno debe muchos favores, pero sobre todo, porque el estado siempres es juez y parte, y siempre tiene intereses ocultos. Justo como el protagonista de nuestra historia. Qué pena de país.








lunes, 9 de julio de 2012

Economía y Sociedad - La que se Avecina

Algunos Apuntes

Bueno, pues parece que lo que no iba a ocurrir, ahora parece inevitable. Por el camino ha pasado a ser un secreto a voces. Hablo de la subida del IVA. Si no pasa nada, este viernes como muy tarde tendremos la confirmación oficial. Y lo que es peor, todo indica que dicha subida vendrá acompañada de otra serie de medidas que, de nuevo, ahondarán en la pesada carga que familias, PYMES, autónomos y trabajadores llevamos sufriendo de un tiempo a esta parte.

Lo dije cuando José Luis Rodríguez Zapatero subió el IVA en su día y lo digo tambien ahora. Creo que esta medida es injusta y que, además, dará la puntilla a nuestra economía. Europa nos la pide para concretar, no sólo el rescate a la banca, sino para darnos un año más para cumplir con los objetivos de consolidación fiscal. Demasiado.

Vayamos por partes. Nuestro país tiene un problema muy serio de trasfondo. Hoy en día no tiene más remedio que cuadrar sus cuentas porque nadie nos presta dinero. No hay forma de financiar nuestro déficit si no es pagando unos intereses disparatado e insostenibles (recordemos que ya pagamos más por los intereses de nuestra deuda que por el subsidio de desempleo). La alternativa sería que el BCE nos comprase esa deuda, pero es que nuestros socios de la Eurozona tampoco se fían de nuestra capacidad para pagar nuestra deuda y nos exigen a cambio más y más ajustes. El problema es que, a medida que recortamos y subimos los impuestos, la economía se deprime más, y al deprimirse más, nuestro gobierno recauda menos. Y como recauda menos, no es capaz de consolidar las cuentas. La espiral es diabólica.

España no tiene capacidad de llevar a cabo más estimulos fiscales gracias a los dispendios de la era Zapatero y a la panda de chiquilicuatres que han campado a sus anchas gestionando nuestras comunidades autónomas. Tampoco tenemos capacidad de incidir sobre la política monetaria, porque ésta depende de Bruselas. Ante esa tesitura, España necesita reformas estructurales de calado y tiempo para que funcionen. Por el camino, debe consolidar sus cuentas, pero como también se ha apuntado en este foro, el esfuerzo debe ser a medio plazo, porque un exceso de medicina puede matar al paciente por el  camino. Como parece que estamos gobernados a nivel europeo por una pandilla de iluminados, se nos impone una terapia que es difícilmente soportable para la ciudadanía. De acuerdo, nosotros tampoco prestaríamos el dinero a alguien si pensásemos que no nos lo iba a devolver, y si finalmente accedemos, tenemos derecho a exigir algunas contraprestaciones a cambio. El problema viene cuando las contraprestaciones no se asumen de forma proporcional.

Nuestro gobierno ha comenzado la casa por el tejado, como también lo hizo el anterior gabinete. Los recortes tenían que haber comenzado por la reducción de parlamentarios nacionales y autonómicos, la supresión de las diputaciones provinciales, tal vez el senado y de todos los funcionarios nombrados a dedo. Es lo que hay. Toca trabajar más, como lo hacemos todos en nuestro día a día, fomentar la cultura del desempeño en nuestro funcionariado vía introducción de remuneraciones variables, como también se hace en las empresas, porque lo que no es razonable es que todo el ajuste lo haga el sector privado. Una vez hechos esos recortes, tocaría eliminar otros gastos corrientes via reducción de burocracia y erradicación de duplicidades. A lo mejor implicaría fusionar ayuntamientos y revisar el estado de las autonomías, pero no puede ser que el sistema lo condicione todo. Debemos tener el estado que podamos permitirnos y hacerlo sostenible.

Es posible que todo lo anterior no fuera suficiente, pero por lo menos sería higiénico. Si hubiera que ir más allá, la gente asumiría que el ajuste lo hacemos entre todos. Ocurre que no es así. Ocurre que por el camino nos han subido el IRPF, ahora parece que el IVA y se ha recortado en educación, I+D+i y sanidad. Lo que al ciudadano medio le llega es que, encima, y aunque sea matizable, para la banca sí que hay dinero. Como muchas veces he apuntado ya desde aquel post de "Inside Job", lo peor de esta historia es que no hay moraleja y que este desmadre lo estamos pagando entre unos pocos. Las familias se llevan desapalancando desde el año 2007, las empresas desde el 2009 y nuestros organismos oficiales, en lugar de quitar gasto, siguen esquilmando a ambos para poder mantener sus niveles de gasto. Como me decía un directivo de una multinacional hace unas semanas, esto es como comenzar un ajuste en una plantilla quitando a los comerciales. No sólo no llega, sino que encima se limitan las posibilidades de crecimiento en un futuro próximo. Ignorar que formación de capital humano, productividad y crecimiento económico van de la mano, es no tener ni pajolera idea, y con perdón, de la historia económica de los últimos siglos.

La subida del IVA me parece terriblemente injusta. Todos necesitamos vestirnos, comer, gastar un mínimo en ocio, y todo ello lleva IVA. Su subida afecta, por lo tanto, a todos, con idependencia del nivel de renta de cada uno. Los últimos datos demuestran que la recaudación por este impuesto está bajando como consecuencia de la disminución del consumo. De nuevo volvemos al inicio. La subida del impuesto puede generar que la economía se hunda un poco más y volvamos a la espiral anteriormente descrita. Sinceramente, yo no termino de ver la salida a este embrollo y tengo más moral que el Alcoyano, como se suele decir.

Termino con el papelón de Cristóbal Montoro. O sea que como hay  mucha gente que defrauda y no paga el IVA, la solución es subírselo a los honrados. Como el viernes la carga del ajuste no se reparta entre todos, se va a montar una gorda y con razón. Nuestros políticos nos llevan tomando por tontos varios años. Tampoco me olvido de Rubalcaba, que cada vez que habla parece que no ha tenido nada que ver en este jaleo. Lo terrible es que les seguimos votando. Pues eso, la que se avecina.

lunes, 2 de julio de 2012

Fútbol - Lecciones de la Roja

Algunos Apuntes

Imagino que como todos, estoy todavía frotándome los ojos ante la increíble final que acaba de hacer nuestra selección. Creo haber visto muchísimo fútbol a lo largo de toda mi vida y no recuerdo a ningún equipo en un mundial o una eurocopa tan imponente como el nuestro durante este ciclo exitoso que dura ya 4 años. Cierto que mañana probablemente suba la prima de riesgo y que sigamos con nuestros problemas diarios, pero este tipo de "paracetamoles" suben la moral y nos recuerdan que cuando hacemos las cosas bien y trabajamos en conjunto, podemos vencer cualquier obstáculo.

Estos días leía en algunos medios y redes sociales que parecía mentira, con la que estaba cayendo, que en nuestro país estuviéramos sobre todo centrados en estas semanas en la Eurocopa. La España del "pan y circo" había vuelto, comentaba alguno. Convencido como mi buen amigo Paco Alcaide de que el deporte es una fuente inagotable de enseñanazas para la vida, me había guardado algunos apuntes para este post de hoy. Pienso que la selección, más allá de que nos lleve levantando el ánimo los últimos cuatro años, nos muestra una serie de pistas, caminos, que pueden servir de referente para salir adelante en esta coyuntura en la que nos encontramos.

1) La importancia de tener un modelo... y de seguirlo ante las dificultades: España se pasó años sin saber a qué quería jugar. Cuando por fin Luis Aragonés pareció encontrar un camino, llegó la dolorosísima derrota en el mundial de Alemania frente a Francia. El inicio para la clasificación de la Eurocopa 2008 fue una calamidad. Tocamos fondo el día de la derrota ante Irlanda del Norte. Aquel día la prensa pedía al unísono la marcha de Luis Aragonés. Lejos de venirse abajo, España siguió apostando por la idea que el sabio de Hortaleza había tratado de inculcar. A partir de ahí, todo es historia. Podemos jugar con 9 o sin 9, con o sin extremos, pero la idea es la misma y todos los jugadores creen en ella.

2) La importancia de los valores: Decía este domingo Luis Garicano en un artículo de El País, que la marca España estaba en declive, entre otras muchas cosas, por la falta de credibilidad de nuestros políticos, banqueros y personas claves al frente de la administración. Esta selección tiene los valores del buen deportista. Es luchadora, humilde, prima el conjunto por encima de las individualidades y nunca busca excusas. Pero además es honesta. El día que jugaba con Croacia, fue víctima de mútiples insinuaciones sobre posibles acuerdos para dejar fuera a Italia. La realidad es que en los últimos minutos, un gol croata dejaba fuera a la selección transalpina y mantenía a España clasificada como primera de grupo. No hubo "biscotto". La selección es de las cosas más creíbles que tenemos en nuestro país.

3) La importancia del talento: Siempre me encantó eso de Vicente del Bosque. Cuando entrenaba al Madrid se inventó un sistema asimétrico en el que tuvieran cabida todos los "jugones" aunque se perdiera algo de equilibrio. Con aquello el Madrid ganó dos copas de Europa, dos ligas, dos copas Intercontinentales y una Súper Copa de Europa en 4 años. En la selección ha vuelto a hacer lo mismo. Juntar en un mismo equipo a Xavi, Iniesta, Alonso, Silva y Fábregas y terminar como campeón, equipo más goleador y menos goleado del campeonato refrenda que, uno, el talento está por encima de los sistemas, y dos, que el conocimiento tácito es el que sigue marcando las diferencias en la vida.

4) La importancia de no escuchar: Me encantan las reflexiones de Paco Alcaide sobre este asunto. A veces, hacer caso al entorno puede terminar liándote y metiéndote en un charco. A Del Bosque le han llovido las críticas por lo del falso 9. Cada aficionado al fútbol lleva un entrenador por dentro y es totalmente lícito que tenga su idea de equipo, pero Del Bosque ha sido fiel a sus principios, al punto anterior, en definitiva, y los resultdos están ahí. Y por cierto, yo recuerdo a un magnífico Real Madrid con Guti jugando de falso 9 un año que Morientes se pasó buena parte de la temporada lesionado. Y eso por no hablar del partido de hoy, claro.

5) La importancia de tener un proyecto común: Echo en falta que a nivel político tengamos un proyecto común tan sólido como el de nuestra selección. Nos perdemos en debates autonómicos, nacionalismos y regionalismos, dicho esto con el mayor de los respetos a todas las ideologías y opciones políticas. La realidad es que en la selección todo el mundo rema en la misma dirección e incluso se ve con normalidad cómo en las celebraciones conviven banderas de diferentes autonomías sin ningún conflicto. Nos unen muchas más cosas de las que nos creemos. Somos un gran país y cuando somos capaces de juntarnos en torno a un proyecto común, podemos con cualquier obstáculo.

6) La importancia de emprender en el mundo global: Corría el año 1996 cuando una sentencia que venía desde Bruselas terminó desembocando en lo que se llamó "Ley Bosman". Aquella norma, permitía la libre circulación de jugadores de fútbol de los países miembros de la Unión Europea sin ocupar plaza de extranjero. Se pensó que era el fin para nuestra cantera. Por aquel entonces éramos campeones de casi todas las categorías inferiores pero nunca pasábamos de los cuartos de final en los grandes campeonatos de selecciones. Ha pasado todo lo contrario. A la luz de la "ley Bosman" muchos de nuestros mejroes canteranos dieron un paso al frente y salieron fuera ante la escasez de oportunidades que se les daba en nuestro país. De esta selección campeona, Arbeloa, Piqué, Cesc, Silva, Torres, Mata, Xabi Alonso y Reina han salido fuera para triunfar más allá de nuestras fronteras. Algunos han vuelto siendo mejores jugadores y otros siguen haciendo patria fundamentalmente en Inglaterra. Chapeau para todos nuestros jóvenes que están apostando por buscarse las habichuelas fuera de nuestro país en estos tiempos tan duros. Volverán más curtidos y siendo mejores profesionales. Y chapeau para nuestras empresas que salen a exportar a pecho descubierto. El mundo global es de los emprendedores, y nosotros cada vez tenemos más. Seamos optimistas.

España es mucho más que pan y circo y esta selección es un referente moral. Mañana, imagino, volverán las malas noticias económicas y comenzara otra semana muy dura en la que tocará seguir peleando a la contra, pero tengamos presente que somos un gran país y que cuando hacemos bien las cosas, los resultados terminan llegando.