sábado, 25 de enero de 2014

Economía - A Vueltas con el Crecimiento (Y con Rafa Nadal)

Algunos Apuntes

Esta semana el FMI ha publicado sus nuevas previsiones de crecimiento para la economía española. Ni más ni menos que triplica las mismas para nuestro país, pasando éstas de un raquítico 0,2% a un todavía modesto 0,6%, si bien es cierto que hace apenas un año los pronósticos para este 2014 eran de crecimiento cero de acuerdo con el organismo presidido por Christine Lagarde. Es decir, que los síntomas que nos permiten intuir una próxima recuperación de la economía, o cuando menos, un dejar atrás definitivamente todo lo peor, no sólo persisten, sino que se hacen más patentes.

En paralelo, también esta semana, me llamó una importante empresa que está preparando un panel de directivos, preguntándome por mis previsiones macroeconómicas para este 2014 recién iniciado. Ni corto ni perezoso, con mi habitual optimismo vital, yo me fui bastante por encima del conjunto de las previsiones: España crecerá entre el 0,9% y el 1,2% este año. Lo comenté con algunos amigos y lo cierto es que me han caído algunos palos por ser demasiado positivo. De entrada debo decir que mis afirmaciones, lamentablemente, no se basan en evidencias empíricas, sino en percepciones propias y en una mera comprensión de la realidad tras estos años tan difíciles en los que creo, todos hemos aprendido algo de economía. En mi caso, no me canso de decir que la macro no es mi fuerte, pero también que el día a día, el estar en primera línea del campo de batalla, supone a menudo un inmejorable termómetro de la situación real del país. Por ello, me baso en lo siguiente:

1) Todas las previsiones para nuestro país, tanto nacionales como internacionales, están revisando sus proyecciones al alza. El propio FMI, ayer mismo, apenas un par de días después de mejorar sus proyecciones, reconocía que el crecimiento se estaba consolidando en España de una forma mucho más rápida de lo previsto. El Banco de España, además, ya ha anunciado que en el último trimestre de 2013 el crecimiento fue del 0,3%, lo que consolida los datos que ya se sabían del período julio - septiembre.

En el conjunto del año, el PIB cayó en 2013 un 1,2% (a priori), lo cual sería una décima mejor que la última previsión del gobierno y ¡4 décimas! mejor que la del FMI del mes de julio. Es bastante probable que haya nuevas correcciones al alza en los próximos meses, de igual forma que son ya varias las voces que señalan que España podría crecer por encima del 1%, si bien es cierto que las mismas aún no se han plasmado en estudios de relieve.

2) Las mejoras de las previsiones se basan en la consolidación de las exportaciones, las cuales siguen comportándose muy bien, sobre todo teniendo en cuenta cómo ha estado la UE, principal destino de nuestras ventas al exterior, este último año. Pero también, y esta es la buena noticia, por primera vez desde 2010, porque el consumo privado comienza a repuntar ligeramente. Este punto es razonable y ya se anunció en El Disparadero hace unos meses: El ahorro estaba comenzando a aumentar, lo que en su momento quería decir que ya empezaba a haber gente que ya podía plantearse consumir más. Aunque la demanda nacional en su conjunto cayó un 2,8% durante todo el 2013, la contracción de la misma fue disminuyendo a lo largo del año y registro avances intertrimestrales desde el verano.

Si se confirma la tendencia del mercado laboral y, efectivamente, ya no se destruye más empleo (incidiré en ello más tarde), lo razonable es que mejore la confianza y que esas personas que ya pueden gastar más, lo hagan. Incluso que haya más gente con capacidad de gastar más conforme el desapalancamiento de familias y empresas siga su curso. El que durante el último trimestre hayan aumentado ligerísimamente las importaciones tras la caída brutal del año 2012, refleja también que el consumo está un poquito menos deprimido. Creo, por lo tanto, que podemos esperar un pequeño crecimiento del Consumo Privado en el 2014 y eso era algo con lo que la mayoría de estudios no contaba hace apenas unos meses.

3) Los mercados se ajustan: la EPA de hace unos días nos decía que había bajado el paro (en 69.000 personas) porque a lo largo del pasado 2013 muchos españoles habían dejado de buscar trabajo (efecto desánimo), o habían tenido que emigrar, así como que muchos inmigrantes se habían vuelto a sus países de origen ante la imposibilidad de encontrar un empleo aquí. Así que realmente se han destruido más de 198.900 puestos de trabajo en el pasado 2013. De esa cifra, más de 120.000 eran del sector público, que sigue con su ajuste. Quizás sea pronto para hablar de un cambio de ciclo en toda regla, si por éste consideramos la creación de empleo neta, pero sí que, por lo menos, se puede hablar de frenazo en la destrucción de puestos de trabajo. Los datos desestacionalizados del último trimestre del año (los que realmente importan), nos hablan de un crecimiento del empleo (ocupación) de un 0,29%, el primero desde 2008. La tasa de paro desestacionalizada, además, nos deja una caída del desempleo del 1,22% (dato mucho mejor y más certero que el 0,14% sin desestacionalizar). Ello es esperanzador y al menos sí que permite intuir que lo peor en dicho mercado ya ha quedado atrás.

El dato del paro nos muestra, al igual que la evolución del PIB, un mercado que ha ido de menos a más y, en consecuencia, es previsible que podamos hablar de creación de empleo a lo largo del año que viene, pero en cualquier caso, conviene señalar dos matices: uno, el mercado laboral se está ajustando más rápido de lo previsto por la vía de los salarios; dos, las cifras del año que viene seguirán siendo impresentables pese a todo. Sólo podemos aspirar, al menos a corto plazo, a que la recuperación del consumo venga por el lado de que, aquellos que tienen un trabajo, ya no tengan miedo a perderlo. Para eso puede que no falte tanto.

En paralelo, incido en lo dicho hace unos días: el que haya fondos entrando a comprar en España, aunque sea a precio de saldo, demuestra también que las expectativas son de que ya no le queda mucho ajuste por hacer al sector inmobiliario, o dicho de otra forma, que mucho más no van a caer los precios y que los bancos, además, ya han hecho buena parte de sus deberes en el tema provisiones. Este mercado también se ha ajustado más rápido de lo previsto y era una de las claves para hablar de recuperación. Esto no quiere decir que la construcción vaya a volver a ser un motor a corto plazo, simplemente que se ha tocado fondo.

Por último, recordemos la frase que tanto me gusta de Keynes: cuando los mercados se ajustan por sí solos, lo hacen a un coste social insoportable. Que nuestros políticos llevan años sin acertar, me parece obvio. Y que ya estamos en ese punto insoportable, también. Hemos tocado fondo. La economía es cíclica y parece que se dan las condiciones para comenzar una etapa mejor.

4) La clave política: las previsiones del gobierno van a ser más conservadoras este año y el que viene. El motivo es que querrán presentarse ante su electorado como los salvadores de la patria. Marketing político, puro y duro. Las cosas van a seguir estando muy complicadas, pero todo lo que sea presentarse en unas elecciones generales con visos de mejorar las previsiones, sin duda ayuda a ganarlas.

5) La prima de riesgo: Debe seguir bajando y ello hará que el gobierno pague menos por sus intereses de lo previsto. Ello probablemente incida en que la reducción del gasto público sea algo menor de lo previsto originalmente. Ello debería mejorar también los datos de crecimiento.

6) Optimismo vital: Decían Tip y Coll que el optimista era un pesimista mal informado. Bien, no sería la primera vez que me equivoco en mis pronósticos, pero como la vida es un estado de ánimo y a los optimistas nos suele ir mejor, siempre prefiero mirar las cosas desde ese prisma.

Dicho esto, mis reflexiones también van un poco más allá. Que uno sea optimista, no quiere decir que no tenga también sus dosis de realismo:

1) Que crezca el PIB es importante, pero hace tiempo que dicho indicador no refleja realmente una mejora social. Dicho de otra forma: la destrucción de la riqueza ha sido tan asimétrica en estos años, que no creo que el camino de la recuperación rompa esa tendencia. Los datos del coeficiente de GINI publicados también esta semana para nuestro país, refleja un preocupante incremento de la desigualdad. Obviamente es mejor crecer que no hacerlo, porque sin crecimiento ni gobierno, ni empresas, ni familias, podrán pagar sus deudas, pero el malestar social me temo que va a persistir al menos durante unos años más. Y es lógico, porque se ha tocado fondo y la recuperación llevará muchos años.

2) Partimos de un punto bajísimo, tras muchísimos años de caída libre, espejismo del 2010 aparte. Crecer un 1% no va a cambiar mucho el panorama, aunque es cierto 
que muchas personas dejarán, de forma paulatina, de tener miedo a perder su empleo y que ello animará un poco la actividad. En cualquier caso, de las crisis financieras que requieren desapalancamiento púbilco y privado tras un empacho de deuda, se tarda diez años en salir. No es santo de mi devoción, pero esta entrevista a Olli Rehn el otro día me pareció sumamente interesante.

3) Los salarios van a seguir yendo a la baja durante un tiempo, lo que unido al nivel de deuda privada que tenemos, significa que tardaremos mucho en recuperar los niveles de renta previos a que explotara la burbuja.

Pese a todo, quiero terminar con un  mensaje de optimismo: cuando se toca fondo, cuando los mercados se ajustan, ya existe una parte muy importante de la recuperación que depende de cada uno. El cambio que ha habido en el empresariado español, de la mano de una generación que ya no tiene complejos, que sale a exportar y que es alabada más allá de nuestras fronteras (y de veras que emociona escucharlo cuando viajas) creo que es una de las claves de que los datos hayan comenzado a mejorar antes de lo previsto. El futuro no está escrito, depende de nosotros, y esta coyuntura nos hará más fuertes a largo plazo. Toca reconstruir volviendo a los orígenes, vinculando el crecimiento económico al humano y reconstruyento una sociedad que lo está pasando horrible. Personalmente soy optimista. Europa siempre se ha superado a sí misma, y España también, incluso cuando nos han dado por muertos. Recordemos que a finales de 2012 nadie daba un duro por nosotros y porque no tuviéramos que, finalmente, solicitar formalmente el rescate.

Y precisamente por ello, creo que es justo rematar este post con Rafa Nadal. Es el mejor ejemplo de que los pronósticos están para romperlos. Tras la gravísima lesión del 2012, nadie daba un duro porque volviera a ser el que fue. Y no sólo ha vuelto, sino que mañana domingo disputará la final del Open de Australia a Wawrinka, pudiendo igualar los 14 Grand Slam de Sampras. Probablemente estamos ante el mejor competidor de la historia del tenis, incluso del deporte, y su ejemplo debe servirnos de estímulo. La gente no fracasa, baja los brazos. Estamos obligados a pelear por nuestro futuro mejorando lo que hasta la fecha son meras previsiones. Y como siempre, seguro que así lo haremos. La nuestra es la generación de Rafa Nadal. 

sábado, 11 de enero de 2014

Economía - La Banca ante el 2014

Nuevos Tiempos (O eso parece)

Paso de refilón hace unos días en la prensa, pero fue una noticia de cierta relevancia en el ámbito económico: El Banco Santander vendía Altamira, su filial inmobiliaria, al fondo de inversión americano Apollo. Dicha transacción no viene si no a confirmar lo que de un tiempo a esta parte ya sabemos: el creciente interés de inversores extranjeros en nuestro país.

Lo que está ocurriendo es una pieza clave para que pueda llegar la recuperación. Como recordaréis los que seguís este blog, cuando escribía acerca de todo aquello que era necesario para que España saliera de la crisis, uno de los puntos clave señalados era la necesidad de que la banca se reordenara y que, por fin, se pinchara del todo la burbuja inmobiliaria. Bien, eso es lo que está pasando en estos momentos. La banca, algunas entidades obligadas al tener que pedir ayuda al FROB y volcar sus inmuebles en SAREB, otras más saneadas, vía venta como la que se ha señalado, están terminando de limpiar sus balances. Como la normativa bancaria es difícil de entender, simplifico para que se me pueda seguir. Las últimas directrices comunitarias que afectaban al sector financiero, obligaban a éste a dotar una serie de provisiones (esto es, reconocer pérdidas por adelantado por si acaso finalmente se producían), las cuales no sólo deterioraban sus resultados contables, sino que les penalizaban una serie de ratios que están obligados a cumplir. Aquello era imprescindible para que realmente se supiera dónde estaba cada entidad, aunque por el camino se hayan tenido que rescatar bancos y cajas de toda Europa (cuestión moral aparte).

Ahora, una vez reconocida parte de esa posible pérdida, fundamentalmente en el ejercicio 2012, nuestras entidades financieras tienen menor reparo a vender por un precio muy inferior al valor original de dicho activo. Pongo un ejemplo: imaginemos un banco que tiene un inmueble que ejecutó por un préstamo que valía 100 euros, y que de acuerdo con las normativas de la UE, hizo una provisión de 50. Contablemente, desde el momento de dicha provisión (y siempre hablando en términos netos), dicho bien pasa a valer 50. Imaginemos que ese fue el valor con el que cerró el ejercicio 2013. Si ahora en 2014 lo vende por 60, contablemente, en este ejercicio se apuntaría una ganancia de 10. En paralelo y en consecuencia, mejoran sus ratios y sus resultados.  Por otro lado, el fondo que adquiere dicha propiedad, tiene incentivos para vender desde 61 euros, por cuanto es desde ese valor cuando empieza a ganar dinero. El efecto de la burbuja, por lo tanto, se termina de corregir del todo.

Liquidar activos es la parte más dolorosa de cualquier crisis como la actual, por cuanto es la constatación más fehaciente de la destrucción de riqueza vivida. En este ejemplo ficticio, hablamos de una caída de valor de un 40%, pero la realidad, lo que la gente del sector bancario me transmite, es que se están cerrando operaciones hasta con un descuento del 90% sobre el valor original. Sin embargo, y tomándolo por el lado positivo, que también lo tiene, dicha liquidación sólo tiene lugar cuando el ajuste ha llegado a su fin o está muy cerca del mismo, por cuanto los inversores siempre esperan al momento más bajo del mercado, para acometer estas compras. Dicho de otra forma, cuando ya se percibe que se ha tocado fondo y que los síntomas de recuperación, aunque sean lentos y paulatinos, se empiezan a ver a meses vista.

Pero ésto, que aunque a alguno le pueda sonar novedoso, con todo el tema SAREB era algo que se podía intuir (recordemos que en SAREB sólo podían volcar sus activos las entidades ayudadas por el FROB), está teniendo una segunda vuelta de tuerca que desde este blog se ha apuntado en alguna ocasión. A la banca le preocupa la mora que sufre en la actualidad. Que con las medidas tomadas destinadas a sacar activos tóxicos de la banca, esta siga disparada (en torno a un 13%), es algo que a nuestras entidades financieras les hace mucho daño. Cuando un préstamo está en mora, también deben provisionarlo (como con los inmuebles que antes señalábamos), generando consecuentemente el mismo efecto sobre sus cuentas y ratios que el ladrillo. Y lo peor es que dicha mora tiene toda la pinta de que seguirá creciendo. Aún cuando en 2014 se crease empleo neto, como apunta el gobierno, la realidad es que la tasa de paro va a seguir por las nubes, los salarios seguirán a la baja y los impuestos subiendo para corregir el déficit. Por el lado de las empresas, veo difícil que puedan lograr aquellos EBITDAS (beneficios antes de intereses, amortizaciones e impuestos, indicador clave para la banca a la hora de analizar una compañía) que planearon cuando se endeudaron, por cuanto el consumo privado, aún cuando pueda mejorar ligeramente según ciertas estadísticas, va a seguir por los suelos y la exportación es a largo plazo. En paralelo, una de las medidas que ha tomado nuestro gobierno de forma unilateral, es la de obligar a nuestras entidades financieras a dotar ciertas provisiones sobre los préstamos refinanciados a las empresas, aún cuando estén al día de pago. Se trata de cubrirse las espaldas por si la cosa empeorase, por cuanto se considera que una compañía que se ha visto a renegociar sus préstamos tiene un riesgo elevado de incumplir por el imparable deterioro de la coyuntura desde el año 2010.

Todo lo explicado en este párrafo es clave para entender lo que está empezando a ocurrir. La banca española está empezando a vender desde hace unos meses préstamos a particulares y a empresas a los mismos fondos de inversión a los que vende sus inmuebles, y lo está haciendo con un descuento también muy importante que también ha llegado en algunos casos hasta el 90%. Este movimiento es el reconocimiento de algo que también desde hace un par de años se viene diciendo en El Disparadero: será imposible que nuestro sector privado devuelva la totalidad de los préstamos concedidos. Dicho de otra forma, se hace necesaria una quita explícita o implícita en los préstamos concedidos. El temor de la banca es que, si la quita la hacen directamente las entidades, aquellas compañías y familias que están al día en sus créditos pero que atraviesan grandes dificultades, dejen de atender los mismos. La forma más "limpia" de hacer la citada quita es a través de estos fondos. Si una PYME debe 100 a un banco, y éste vende dicho préstamo a un fondo por 60, el fondo tendrá incentivos para hacer una quita de hasta un 40% a la citada PYME.

Evidentemente, no vamos a ver quitas de forma generalizada e incialmente se circunscribirán a situaciones verdaderamente complicadas, en los que la recuperación del crédito se antoje muy difícil, pero el mero hecho de que se haya roto un tema que hasta hace poco era tabú, salvo para compañías que entraban en concurso de acreedores, pienso que abre un nuevo escenario que me tiene expectante. Según evolucione la mora y las necesidades de nuevas provisiones de la banca, es posible que aún asistamos a una nueva ronda de fusiones, así como también el que la necesidad de soltar lastre acelere el proceso descrito. Es cierto que una "quita" te marca y que, probablemente, te cierre las puertas del sector financiero durante años, pero no lo es menos que pese a la mejora de las cifras macro, todavía muy tibias, la situación del sector privado sigue siendo de excepcionalidad.

La pregunta clave es saber en cómo va a afectar todo ésto al crédito. Hoy en día tenemos un sistema financiero que es terriblemente ineficiente, por cuanto es incapaz de satisfacer la demanda que existe en estos momentos. Aún cuando sea cierto que el apalancamiento del sector privado sigue siendo muy elevado, también lo es que para existe cierta demanda solvente para la que el crédito sigue siendo limitado, muy caro y con exceso de garantías. Tres son las cuestiones que han de resolverse para que éste vuelva a fluir: uno, la limpieza de los balances bancarios, circunstancia que ya se está dando; dos, la definitiva unión bancaria, ya que permitirá que el crédito llegue más barato en virtud de la solidez de los proyectos y no del riesgo país; y tres, la consolidación fiscal, de tal forma que el estado no siga detrayendo cantidades ingentes del sistema. Por el camino, mientras este punto llega, es imprescindible que el BCE cambie parte de las normas del juego. Prestar dinero a una empresa o a un particular, consume recursos propios del banco (le afecta a determinados ratios). Prestar dinero al estado no. Y como los segundos juegan con red, como se ha visto en los rescates europeos, no hay apenas incentivos para prestar a la empresa y sí al estado.

Estos tres puntos se van afrontar durante el año 2014 y serán claves para la recuperación definitiva del sector y con él, de la economía. Lo viviremos desde El Disparadero. 



miércoles, 1 de enero de 2014

Música para el i-Pod - 31 Canciones para el Mes de Enero

Algunas Sugerencias

Arrancamos el año con la tercera entrega de mis sugerencias musicales para este mes de enero. Estoy sorprendido, a la luz de las estadísticas, con la acogida que están teniendo estas entradas. De nuevo, espero que las de este mes de enero os gusten, que os permitan descubrir nuevos temas, incluso nuevos grupos. Y si no es así, no pasará nada. ¡La mejor música es la que le gusta a uno! ;-) ¡Arrancamos!

1) "New Year´s Day", U2, incluido en su disco "War" publicado en 1983. Tras un notable inicio con "Boy" y "October", "War" supuso el despegue definitivo del cuarteto irlandés a nivel internacional. Fue, posiblemente, su disco más político hasta aquel entonces y esta canción, con rabia y contundencia, la mejor forma de comenzar el año 2014. Ningún otro tema mejor para el día de año nuevo.

2) "God only knows", Beach Boys, incluido en su LP "Pet Sounds", publicado en 1966. Aquel álbum es considerado, no sólo el mejor de la historia de los californianos, sino una obra maestra de las mejores elaboradas jamás en la historia de la música moderna. Esta canción es, simplemente, maravillosa. Tras el resacón de año nuevo, tranquilidad para el día 2.

3) "Crystal Clear", L.A., incluido en su disco "Heavenly hell", publicado en 2009. L.A. es un grupo mallorquín que canta en inglés y al que he descubierto por casualidad en esta última parte del año. "Heavenly Hell" creo que es una obra maestra y fue su disco debut. "Crystal Clear", una pasada para seguir iniciando el año de buen rollo.

4) "Heroes", David Bowie, incluido en su álbum "Heroes", publicado en 1977. Considerada, junto a
"Rebel, Rebel", como la obra maestra de la etapa en Berlín del músico inglés, y dedicada a todos los "héroes" que pelean a la contra día a día. Una canción brutal.

5) "De espaldas a mi", Mikel Erentxun, incluido en su disco "El abrazo del erizo", publicado en 1995. Siempre he creído que a este disco, áspero y rockero, le perjudicó la imagen "pop" que desprendía Duncan Dhu por aquel entonces y el primer disco en solitario del propio Mikel Erentxun. "De espaldas a mi" es rock en estado puro y un grito de auxilio al más puro estilo "Help" de los Beatles. Estupenda.

6) "Hoy la vi", Los Secretos, incluido en su disco "A tu lado" publicado en el año 2000. Dentro del tributo que muchos de los mejores artistas del panorama musical español le dedicaron a Enrique Urquijo a título póstumo, apenas un año después de su muerte, brillaba con luz propia "Hoy la vi", la última canción compuesta por el genio madrileño poco antes de morir y grabada a forma de maqueta. Cuentan que Enrique Urquijo tuvo una novia a principios de los 80 a la que quiso con locura, pero que la familia de ella le apartó tras conocer los escarceos de Enrique con las drogas. No la volvió a ver en 15 años, y un día se la encontró en el "Honky Tonk" tras un concierto con "Los Problemas", su grupo alternativo. Tal fue el shock, que no pudo evitar escribir esta canción al llegar a casa aquella noche. Los pelos de punta, y una de las canciones más bonitas y sinceras del gran Enrique Urquijo.

7) "La ciudad del viento", Quique González, incluido en su disco "Salitre 48", publicado en el año 2001. En el verano de 1998 recuerdo cómo sonaba con rabia en varias emisoras "Personal", el disco debut del artista madrileño. Poco después, se supo que, "Aunque  tú no lo sepas", un tema maravilloso que Enrique Urquijo incluyó en su increíble "Desde que no nos vemos" de ese mismo 1998, llevaba su firma. A partir de ahí, el silencio inexplicable y el aparente olvido, todo porque su discográfica quebró y  la compró una multinacional que decidió prescindir de él. Un día, escuchando Radio 3, Santi Alcanda puso esta canción a forma de maqueta, advirtiendo que Quique González se encontraba sin discográfica en aquel momento. Me quedé perplejo, porque aquello era buenísimo y me parecía inexplicable que pudiera quedar en el olvido. Apenas unos meses después, la canción comenzó a sonar como primer single de este disco imprescindible de la música española. La misma discográfica que le había despedido, escuchó la maqueta completa y se quedó perpleja. Les pareció
tan buena, que decidieron publicarla tal cual, sólo regrabando un par de temas. Entre ellos "La ciudad del viento", para que sonara como primer sencillo. Confío que el 2014 sea el del final de temporada para todos los amantes de lo ajeno, sobre todo para aquellos que habitan en la política. PD: la maqueta se encuentra como bonus track. Maravillosa.

8) "Girl, you´ll be a woman soon", Urge Overkill, incluida en la Banda Sonora de la película "Pulp fiction", de 1994. La canción original era de Neil Diamond, pero esta versión de Urge Overkill, grupo indie de Chicago, la hizo alcanzar la fama mundial a mediados de los años 90. Brillantemente seleccionada por Tarantino para la que es considerada su obra maestra, "Pulp Fiction". Brillante.

9) "El rocanrol de los idiotas", Joaquín Sabina,  incluido en su álbum "Yo, mi, me, contigo" publicado en 1996, y que supone, bajo mi punto de vista, una de las obras maestras del jienense. "El Rocanrol de los idiotas", no es sólo el tema que abre el disco, sino una auténtica joya estupenda para iniciar el año.

10) "Fridays I´m in love", The Cure, incluido en su disco "Wish", publicado en 1992.  Canción para el segundo viernes del año, el primero tras las fiestas, con uno de mis propósitos para el 2014 ;-) Siempre me pone de muy buen rollo. La canción, se entiende.

11) "El cazador", Bunbury y Vegas, incluido en el disco "El tiempo de las cerezas", publicado en el año 2006 y que fue fruto de la colaboración de estos dos grandes artistas. Dicen que les acercó su gusto por la poesía de Leopoldo María Panero, hermano del mítico Michi Panero. El doble álbum resultante es brutal, y éste, uno de sus mejores temas.

12) "Il mondo", Jimmy Fontana,  publicada como single en 1963. Jimmy Fontana nació en Camerino, los Apeninos, y se marchó a Roma a estudiar económicas. Pronto dejó la carrera para dedicarse al Jazz, si bien la fama se la dio el festival de San Remo con un sonido mucho más pop. "Il Mondo" es una de las canciones más bonitas jamás escritas y ha sido traducida y adaptada a diferentes idiomas. La película "Una cuestión de tiempo" me la ha hecho recordar. Preciosa.

13) "El hombre que olvidó su nombre", La Sonrisa de Julia,  incluida en su disco del mismo nombre, publicado en 2011. La Sonrisa de Julia comenzó su trayectoria discográfica en el año 2004, sonando en radio fórmulas y en circuitos más comerciales. Ahora que han entrado en circuitos más "indies", me llaman más la atención. Esta canción personalmente me encanta.

14) "One", U2, incluida en su disco "Achtung Baby", publicado en 1991. Sí, me prometí no repetir grupos en la selección del mes, pero qué queréis que os diga, el 14 es mi cumpleaños y esta la canción de mi vida. Al menos hasta la fecha. Cuentan que cuando Bono fue entrevistado en EEUU tras su brillante "The Joshua Tree", dijo que necesitaban parar y reinventar todo para asombro del periodista. Poco después salió este disco, el cual creo que cambio el rock para siempre al poner también a su servicio la electrónica. Brutal

15) "Enamorado de la moda juvenil",  Radio Futura, incluida en su LP "Tiempos Modernos", publicado en 1980. Aquel fue uno de los discos míticos de la llamada "movida" madrileña, y "Enamorado de la Moda juvenil" su primer single. Tema inmejorable para el mes de las rebajas y una canción atemporal.

16) "Silenced by the night", Keane, incluida en su disco "Strangeland", publicado en 2012 y que significó el cuarto álbum de estudio del grupo inglés. Esta canción fue su primer single y tal vez su mejor canción hasta la fecha emotiva y cautivadora desde el inicio.

17) "Nubes de Papel",  Depedro, incluida en su trabajo "Nubes de Papel", publicado en el año 2010. Depedro era el cantante de Vacazul, grupo rockero indie de culto que dejó joyas como "Vienen tiempos" o "Chico listo" entre otras. En solitario lleva ya dos discos con una aceptación brutal de la crítica, pero algo alejados del público de masas. Mejor. Esta canción es maravillosa.

18) "Something good coming", Tom Petty and the Heartbreakers, incluida en su disco "Mojo", publicado en 2010. Porque lo mejor siempre está por llegar, porque este 2014 va a ser extraordinario y porque esta canción es una pasada. Imprescindible.

19) "Tu infierno", Pereza, incluida en su disco "Algo para cantar", publicado en 2004.  En aquella época Pereza tocaba en garitos pequeños, para un público más bien reducido y más bien rockero. Luego quisieron transformarles (y lo lograron) en estrellas de radio fórmula. Había mucho de verdad en aquellos primeros discos de los madrileños, y este tema me parece estupendo, muy creíble. ¡Cañita brava!

20) "Bonfire heart",  James Blunt, incluida en su disco "Moon landing", publicado en 2013. Me gustó "Back to Bedlam", había mucho de auténtico en "You´re beautiful" o en "Goodbye my lover". Lo que vino después no me interesó, pero esta canción, sin haber escuchado el disco al completo, me ha gustado mucho. De nuevo, me la creo.

21) "I need you", The Beatles,  incluido en su LP "Help!", publicado en 1965. Siempre he dicho que George Harrison era el gran tapado de los Beatles, y esta canción lo corrobora. Estupendas guitarras y una letra que es poesía. Maravillosa.

22) "Sorprendente", Leño, incluido en su LP "Corre, corre" publicado en 1982. Personalmente me parece una de las mejores canciones de Rock español de todos los tiempos. Fue el último disco de estudio de Leño antes de disolverse y comenzar Rosendo una prolífica y exitosa carrera en solitario. Imprescindible.

23) "La última canción", Duncan Dhu, incluido en su disco "El Duelo", publicado en 2013. Como dijo hace unos días la revista Efeme, de haber contenido más temas nuevos, estaríamos hablando de una obra maestra, porque todas las canciones estrenadas en "El Duelo" muestran lo mejor de la madurez de Mikel Erentxun y Diego Vasallo. "La última canción" es una buena muestra.

24) "Into my arms", Nick Cave, incluida en su disco "The boatman´s call", publicado en 1997 y de la que fue el primer single.  Considerada como una de las grandes baladas del rock y cantada al piano en su versión original. Preciosa.

25) "Girl from the North Country", Bob Dylan, incluida en su disco "Nashville skyline", publicado en 1969. Originalmente se incluyó en el disco "The freewheelin´ Bob Dylan" de 1963, pero prefiero la de 1969, grabada junto a Johnny Cash, Carl Perkins, Norman Blake, WS y Marshall Grant. La canción es estupenda y sus intérpretes inmejorables. Todo un clásico.

26) "Lucky town", Bruce Springsteen, incluida en su disco del mismo nombre publicado en 1992. Aunque probablemente ni "Lucky Town", ni "Human Touch", discos del Boss lanzados de forma simultánea aquel año, estén entre los 5 mejores del de New Jersey, pero esta canción me parece sensacional, potente y llena de energía. Recurrente en mi lista.

27) "Should I Stay or Should I go", The Clash, incluido en su LP Combat Rock, publicado en 1982. Un clásico del Rock británico de inicio de los 80. Aunque la conocí durante mi adolescencia, unos 10 años después de su lanzamiento, forma parte de la banda sonora de mi vida y de muchas de mis días de fiesta. Fundamental.

28) "Rock&Roll Actitud", Loquillo, incluido en el álbum "Arte y Ensayo",  publicado en 2004. Esta canción resume lo que es el Loco y lo que es el Rock. ¿Acaso se pueden separar? Me encanta.

29) "Tierra", Xoel López, incluido en su disco "Atlántico", publicado en 2012. Sigo pensando que este disco es delicioso y esta canción de las mejores del mismo. Más que recurrente en mis listas. Una pasada.

30) "Salt of the earth", Rolling Stones, incluida en su álbum "Beggars banket", publicado en 1968. El disco es una obra maestra y esta canción una de las clásicas de sus satánicas majestades que tenía que entrar tarde o temprano en mi selección del mes. Estupenda.

31) "Fuente Esperanza", Héroes del Silencio, incluida en su disco "El mar no cesa", publicado en 1988. Tras el abrumador éxito de su single "Héroe de Leyenda" con el que los zaragozanos alcanzaron la fama, se esperaba mucho de este trabajo, el cual significó su primer LP. Ellos comentan, años después, que la producción quedó demasiado "light", que no refleja la rabia que tenían las canciones incluidas en el disco ni el directo que por aquel entonces llevaban a cabo. Coincido con Bunbury en que contiene muchas de las mejores canciones de siempre de Héroes del Silencio. "Fuente Esperanza" es mi debilidad, tal vez porque todos buscamos una fuente en la que poder respirar. Todo lo mejor para este año recién estrenado.

¡Qué las disfrutéis!