sábado, 30 de octubre de 2010

Vivencias - El Tiempo pone a cada uno en su sitio

(Aunque sea a largo plazo)

Hoy se han abierto por fin las fosas de la Guerra Civil ubicadas en Ventosilla. Ha sido un acto vetado para la prensa y para los políticos por el mal trato que hemos sufrido por parte de ambos desde el esperpento del mes de agosto. Ha sido emotivo, porque aunque no había familiares directos allí, sí que ha resultado que una de las personas enterradas podría ser el padre de un señor de la zona al que conozco. El trabajo de los forenses ha sido magnífico y departir con ellos en primera persona me ha supuesto una hermosa lección de historia y humanidad. Me descubro ante el gran equipo del profesor Etxebarria que han estado hoy al pie del cañón.

El tiempo ha demostrado que lo que escribí aquí en su día era cierto. Nunca nos negamos a que se abrieran las fosas, simplemente quisimos comportarnos como ciudadanos corporativos, poseedores de derechos y obligaciones. Ésta era y es una cuestión de Derechos Humanos, de Dignidad, de Justicia, porque nadie tiene derecho a quitarle la vida a otra persona ni a enterrarle en una cuneta como a un perro por mucha guerra que pueda haber. Los delitos contra la humanidad no prescriben y a las víctimas, independientemente de su color, se les ha de restituir.

Duele, por lo tanto, que gente que no te conoce, que nunca te ha mirado a la cara, que no sabe de tu trayectoria ni de tus ideas, falte a la verdad y te difame, a ti y a tu familia. Duele también la falta de madurez democrática de muchos medios de comunicación, manipulando o directamente no dándonos la palabra en su día. Duelen blogs y redes sociales que sin preguntarte si aquello que se ha publicado es cierto, asumen que es verdad universal y no rectifican incluso cuando te pones en contacto con ellos. Duelen cartas de consumidores acusándote de cosas que no son ciertas y anunciando un boicot a tu marca. Como les he dicho hoy a alguno de los allí presentes, creo que más de uno nos debe una disculpa.

Con este post no trato de ponerme ninguna medalla. Mi empresa ha cumplido con la ley y yo con mi conciencia y mis valores humanos y cristianos, lo cual para mi es lo más importante. El tiempo, afortunadamente, da y quita razones, pone a cada uno en su sitio. En su día hubo mucha gente que habló de más. Tal vez les toque reflexionar y quien sabe, tal vez rectificar. Ojalá.

lunes, 25 de octubre de 2010

Empresas - Capitalismo 2.0

Reflexiones de Kjell Nördstrom

El pasado jueves 21 de octubre tuve la inmensa suerte de compartir cartel con Kjell Nördstrom en el SAS Fórum 2010. No os vayáis a creer. El iba de cabeza de cartel en una sesión plenaria (y multitudinaria, casi 1.000 personas) y yo, por decirlo de alguna manera, de relleno en una de las sesiones paralelas específicas para el sector de gran consumo, pero guardo como oro en paño la agenda del día, porque aparecer al lado de alguien tan importante me sigue imponiendo muchísimo. El hecho cierto, vergüenzas aparte, es que tuve la oportunidad de escuchar atentamente sus reflexiones para un capitalismo que está en cambio. Algunas son las mismas de cuando tuve la oportunidad de conocerle, allá por el mes de junio del 2009 en Londres. Otras son ideas en las que ha profundizado desde entonces. Como siempre, hubo cosas nuevas. Provocador e increiblemente inteligente a la vez, el profesor Nördstrom volvió a deleitar a todos los asistentes. Así pues, este post va a tratar de exponer algo de lo apuntado el pasado jueves con alguna reflexión de mi cosecha. No pretendo reproducir su ponencia, sino compartir ideas para un mundo en cambio. A ver qué tal.

Primera idea: Los alimentos y el agua están pasando a ser una cuestión estratégica para los países de la OCDE, una cuestión política, un drama. Los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) son cada vez más ricos y se están produciendo una serie de cambios lícitos en sus hábitos alimenticios.  Lo estamos viendo. Sarkozy ya está pidiendo que la PACC se mantenga, por ejemplo, y como ya se expuso en este blog, detrás de las alzas de los precios de los alimentos de este verano se esconden tremendas tensiones entre oferta y demanda. No sé si este planteamiento será inmediato, pero conviene no perderlo de vista.

Segunda idea: Hay mercados para todo menos para la fantasía humana. Ésta será la clave para la diversificación y la innovación en el capitalismo 2.0. Magnífica reflexión. La clave está en saber cómo crear un entorno adecuado para fomentar la fantasía humana.

Tercera idea: El Capitalismo no es una ideología, sino una maquinaria que separa lo eficiente de lo ineficiente, Toyota de General Motors, por ejemplo. General Motors tiene un problema, no el capitalismo. Todo cabe dentro de esa máquina llamada capitalismo. Esta crisis es la consecuencia lógica de que la máquina es más eficiente que nunca, ya que es global. Nunca antes se había dado una situación así. Totalmente de acuerdo de nuevo con Kjell Nördstrom. La pregunta que se le ocurre a una persona que cree en la vertiente humana de la economía es si estamos preparados como sociedad para un cambio tan radical y si nuestros gobernantes dejarán que la maquinaria funcione por si sola. Esta crisis nos ha dejado bien claro que nuestros políticos no han estado por la labor de que el mercado se ajuste de por sí. En parte porque estos ajustes siempre son dolorosos, en parte porque paliar ese dolor, aunque sea parcialmente, siempre da réditos electorales. Y otra pregunta, ¿seguiremos escondiendo tras ese ente abstracto que es el mercado nuestras miserias humanas?

Cuarta idea: Vivimos la Feminización del capitalismo: El 66% de los universitarios de la Unión Europea son mujeres. Implicaciones: a) faltarán hombres formados a medio plazo; b) las mujeres dirigen empresas y toman decisiones diferentes a las de los hombres. Por lo pronto son mucho más cautelosas a la hora de tomar decisiones financieras. Creo que Lehman Sisters nunca hubiera quebrado. Sólo podían ser "Brothers". De nuevo interesante reflexión y apasionante reto el que tienen por delante las mujeres en este siglo XXI. ¿Lograremos por fin conciliar de verdad vida laboral y familiar?

Quinta idea: El capitalismo está mal llamado. Su nombre real debería ser "Innovacionismo". No fue el capital el que hizo que se desarrollaran las sociedades, sino la capacidad de innovar de las mismas. Brillante

Sexta Idea: Vivimos la era de los "singles". El 44% de los hogares en Londres está formado por "singles", al igual que el 42% en Nueva York y el 58% en Amsterdam. En Estocolmo los "singles" constituyen ya el 64% de los hogares. Curiosamente, el país con mayor tasa de nacimiento en Europa en la actualidad es Suecia. Es decir, hay más niños pero menos familias. El modelo de familia está cambiando y con ello nuestra sociedad. Otro reto para las empresas, porque cambia completamente el entorno. Interesante.

Octava idea: China, Rusia o aquellos países en los que no hay libertad y son más bien cerrados, jamás podrán innovar, sólo copiar. O al menos no serán capaces de crear una innovación duradera. Toda innovación duradera debe pasar por una "Creative Destruction", como le ha pasado a Nokia con i-Phone, por ejemplo. Esto no es posible sin libertad. La clave de EEUU está en que no es un país, sino una idea. Todos podemos ser americanos, sin embargo cuesta mucho ser islandés, japonés, francés o español, y mientras siga siendo así, los estadounidenses seguirán teniendo una selección mundial de investigadores. Se puede decir más alto pero no más claro.

Novena idea: Vivimos un "karaoke capitalism", donde uno innova y los demás tratan de explotar la idea haciendo lo mismo que el resto. Necesitamos que la innovación vaya en paralelo a la explotación de la idea, es decir, reequilibrar ambos conceptos. La clave está, por lo tanto, en crear caldos de cultivo propicios para que esto sea así.
Décima idea: Todas las innovaciones crean un monopolio temporal. Que dure más o menos depende de la capacidad de adaptarse a las circunstancias... y que ésta sea sexy. Ambas condiciones son necesarias pero no suficientes por sí solas. La naturaleza supone el mejor ejemplo de competencia del planeta. Sobrevivieron no los más grandes, ni los más fuertes, sino los que se han sabido adaptar... y los sexis... ¿Cómo se explica si no el que haya llegado hasta nuestros días el pavo real? Hablando en serio, el i-Pad no es nuevo, pero la percepción es que sí, y al igual que i-Phone o el i-Pod, es sexy. Esta reflexión es fantástica y muy interesante para nuestros días en los que la crisis se llevará por delante a millones de empresas en todo el planeta, pero, ¿cómo hacer de nuestros productos algo sexy?

Undécima idea (y última): Pese a todo lo que se ha dicho, vivimos el mejor momento de la historia de la humanidad. ¿Alguien volvería a los 70? Nunca el hombre ha tenido tanta liberta para conocer, ir, hacer o ser. Eso me hace estar tremendamente esperanzado respecto al futuro.

Pues esto es todo. Sólo me queda recomendar sus libros y deciros que yo todavía le sigo dando vueltas a estos once puntos. Espero que os den que pensar tanto como a mi.

viernes, 22 de octubre de 2010

Discos Imprescindibles - "Desde que no nos vemos" (Enrique Urquijo y Los Problemas)

Un Genio Desatado

Corría el año 1.998  y Enrique Urquijo se estaba tomando un respiro de su grupo de toda la vida, Los Secretos, tras cerrar una gira triunfal llamada al igual que su último disco, "Grandes Éxitos". Nada más llegar a Madrid, se puso a preparar el que sería su segundo y último trabajo con su otra banda, "Los Problemas". Cuenta Miguel Ángel Bargueño en su libro "Adiós Tristeza", que cuando Enrique entraba en un estudio de grabación, solían atacarle todos sus demonios y que, precisamente por eso, cada nuevo disco suponía un doloroso parto tanto para el líder de Los Secretos como para todos los que le rodeaban.

Cuentan también que cuando Enrique Urquijo llevó las maquetas a DRO, su discográfica,  los directivos enloquecieron. Aquello era de largo el mejor trabajo que el célebre artista madrileño había firmado jamás. Aquel material mezclaba nuevas composiciones, canciones reescritas e impresionantes versiones de diferentes músicos a los que Enrique admiraba. Sabedores de la complejidad de los procesos de grabación con éste, los responsables de la compañía convencieron a Álvaro Urquijo para que se hiciera cargo de la producción del disco. El menor de los Urquijo accedió, pese a que también se comenta que por aquel entonces la relación entre ambos no pasaba por su mejor momento tras la última gira de "Los Secretos".

Convivir y trabajar con un genio desatado no es sencillo y Álvaro terminó no pudiendo con su hermano. En su desbordante creatividad, Enrique cambiaba de criterio y tomaba decisiones con una frecuencia inusitada. El choque entre los Urquijo no tardó en producirse y como resultado dicen que el propio Álvaro llamó a Joaquín Torres, productor por aquel entonces de tres discos de Los Secretos, y le comentó textualmente: "Es un discazo, pero yo no puedo más. Si lo terminas tú, olé tus cojones". Y Joaquín Torres lo terminó. Vaya si lo hizo.

"Desde que no nos vemos" comenzaba con la canción que daba título al disco, compuesta por el propio Enrique Urquijo y que significó el primer single de aquel trabajo. Le seguían una maravillosa versión de la triste canción de Álvaro Chaparro titulada "Amor se escribe con llanto" y una de las grandes joyas del CD, "No quiero que me veas esta noche".

Merece la pena detenerse en la cuarta canción del disco, "Aunque tú no lo sepas", compuesta por Quique González y basada en un poema de Luis García Montero. El encuentro entre los dos artistas venía de un par de años antes, cuando Enrique Urqujio se pasaba por el "Rincón del arte nuevo" de Madrid para tocar entre gira y gira y un joven Quique González daba sus primeros pasos en el mundo de la música. Los dos "Enriques" congeniaron y cuentan que el mayor de ellos, Urquijo, le pidió al otro que le hiciera una canción para su nuevo disco con "Los Problemas". De esa forma, Enrique pretendía ayudar a Quique González dándole un salto importante en su carrera. Al cabo de un tiempo quedaron y Quique González le entregó una cinta con tres canciones. Enrique escuchó la primera y le impactó tanto que le dijo: "no me hace falta oir más". Aquella canción supuso un espaldarazo en la carrera de Quique González, quien poco después grabó "Personal" con POLYGRAM, y le dio un salto cualitativo considerable al disco. No sólo es un tema maravilloso con una letra preciosa que habla de un amor secreto, sino que la ejecución de la misma, la grabación que se incluyó en el CD, es de un nivel altísimo.

La quinta canción, "Ojalá que te vaya bonito", al igual que la decimotercera, "Amanecí otra vez", son versiones de temas de José Alfredo Jiménez, y demuestran la admiración de Enrique por las rancheras y la música mexicana. La sexta, firmada por Enrique Urquijo, es la emotiva "Tú tristeza", la cual me sigue poniendo los pelos de punta cada vez que la escucho.  A este temazo le sigue otro, "Sólo pienso en ti", el clásico de "Cánovas, Rodrigo y Guzman", cantado a dúo con el gran Jackson Browne.

"Demasiado tarde" cuenta una historia muy triste que fue versionada magníficamente por Diego Vasallo años después y que nos muestra el lado más humano de Enrique Urquijo. "Perla de Cristal" es una pequeña pieza instrumental que supone la antesala a un final antológico integrado por una versión de "María la portuguesa", de Carlos Cano,  la reinterpretación de dos clásicos de Los Secretos, "Continuará" y "No digas que no", y la increíble versión de "Desordenada habitación"...

Cuentan los allí presentes que lo vivido el día que apareció Antonio Vega para grabar aquel clásico de Nacha Pop a dúo con Enrique Urquijo fue sobrecogedor. Con un mero quinteto de cuerda, sin arreglos y con una carga interpretativa descomunal, la canción estremece y emociona a cualquiera que la escuche. A día de hoy pieso que "Desordenada habitación" no tuvo la repercusión que se merecía. Se quedaron fuera del disco otra magnífica versión, "Para vivir", de Pablo Milanés, que luego se añadió al extraordinario recopilatorio que salió al mercado a título póstumo, y una fabulosa versión estilo barroco de "Otra tarde" que también se añadió en el citado disco de éxitos.

"Desde que no nos vemos", pese a ser un trabajo de minorías, duplicó en ventas al primer CD editado con "Los Problemas". Buena parte del secreto del éxito se debió al magnífico elenco de músicos que acompañaron a Enrique Urquijo, con Begoña Larrañaga, Eduardo Ortega y Jesús Prieto como como principales exponentes, pero sobre todo porque nos mostró a un artista en extasis creativo, a un genio desatado. Fue su último trabajo de estudio, ya que apenas un año después nos dejaba en una fría noche de noviembre, y supuso un epílogo inmejorable de un músico irrepetible. Una de las joyas que nos dejaron fue el impresionante vídeo que acompaña este post, una versión en directo de "Aunque tú no lo sepas" grabada en el programa "Séptimo de Caballería", presentado en su día por Miguel Bosé, y cantada a dúo con Quique González.

¡Qué lo disfrutéis!



viernes, 15 de octubre de 2010

Economía y Sociedad - A vueltas con la Sostenibilidad

Recursos, escasez y límites a nuestro ritmo de vida

Se necesitan tres Españas para soportar nuestro ritmo de vida. Con este titular se hacían eco algunos medios del informe "Planeta Vivo" presentado por WWF, Red de la Huella Global y la Sociedad Zoológica de Londres. Para llegar a tal conclusión, el citado informe se basaba en un concepto llamado "Huella Ecológica". Éste mide los recursos naturales que necesita una economía para su desarrollo, así como los desechos derivados del mismo. Se mide por el número de hectáreas terrestres y marinas que precisa un país para mantener su actual nivel de vida. En resumidas cuentas y hablando en plata, la "Huella Ecológica"  determina si una nación vive o no por encima de sus posibilidades medio ambientales, comparando el impacto de su actividad económica con su biocapacidad; es decir, su superficie total de tierras biológicamente productivas. Se puede decir que cuando la "Huella Ecológica" de un país supera a su biocapacidad, éste está consumiendo más bosques, tierras de cultivo, leguas marinas, en definitiva, recursos, que los que su propio territorio puede suministrar. O lo que es lo mismo, que la tierra no puede reponer los recursos naturales a la misma velocidad que son consumidos.

Así pues, cada español precisaría de 5,4 hectáreas productivas para sí solo para mantener su actual estatus, lo que multiplicado por el número de habitantes de nuestro país nos lleva a la conclusión de que nuestra querida España necesitaría multiplicar por 3,5 su biocapacidad para ser sostenible. Nos queda el dudoso consuelo de no ser los peores. Un ciudadano de Emiratos Árabes necesitaría 10,7 hectáreas para sí solo; un qatarí, 10,5; un estadounidense, 8, al igual que un belga. Los chinos precisarían de 1,6 hectáreas y los japoneses de 4,7. La dura realidad es que al ritmo de consumo actual de la población mundial, haría falta un planeta y medio para que la Tierra fuera sostenible desde un punto de vista medio ambiental.

Así pues, tenemos dos opciones. Una, seguir con nuestro actual nivel de vida hasta que definitivamente reventemos nuestro habitat, o dos, concienciarnos de que otro ritmo no sólo es posible, sino necesario. Tendemos a esperar a que nuestros políticos hagan algo sin darnos cuenta de que éstos no moveran un dedo si no hay réditos electorales de por medio. Son reactivos, siempre lo han sido, y por lo tanto sólo se apuntarán a la fiesta del ahorro energético y medioambiental colectivo, no la comenzarán. La revolución debe partir de nosotros mismos. Todos sabemos cómo podemos cuidar el medio ambiente.

Pero tal vez lo que nunca hemos pensado, y esto viene de nuevo a colación del libro de María Novo que me estoy leyendo, es que nuestra "Huella Ecologica" tiene un impacto social no menos importante. Al ser la Tierra finita, el que un país industrializado "ocupe" un territorio mayor del que le corresponde para mantener su nivel de vida, implica que alguien en otra parte del planeta disponga de menos. Como explica María Novo, "nuestros modelos de desarrollo están sustentados sobre el subdesarrollo de otras áreas" de la Tierra. El extraordinario desarrollo del nivel de vida del Norte se ha visto favorecido, en buena medida, por el inmenso flujo de recursos naturales procedenes del Sur, casi nunca pagado en su justa medida. Si en el año 2005 teníamos 175 millones de personas migrando alrededor del mundo en busca de una vida mejor, es en parte por lo que subyace detrás de la medición de la "Huella Ecológica": subdesarrollo, escasez de oportunidades y deterioro de la calidad de vida.

La sostenibilidad medio ambiental y social, por lo tanto, van de la mano. No puede entenderse la una sin la otra. Nuestro actual ritmo de consumo de recursos pone fecha de caducidad a nuestro modelo, y como apunta Amartya Sen, Premio Nobel de Economía en 1998, ningún sistema económico no ligado al desarrollo humano es sostenible. La pregunta, por lo tanto, es hasta cuándo durará el nuestro.


martes, 12 de octubre de 2010

Economía - Mercado y Democracia

Algunas Ideas

Como muchos sabéis, me estoy leyendo muy poco a poco, saboreando cada epígrafe, el libro de María Novo titulado "El desarrollo sostenible, su dimensión ambiental y educativa". Es un libro para meditar un buen rato cada pocas hojas, porque sus ideas, profundas y en ocasiones polémicas, tienen mucha miga. Fundamentalmente porque la autora se moja constantemente. De forma ilustrada, justificando hasta el extremo cada párrafo. Uno a veces está de acuerdo, otras no tanto, pero a cada línea se le saca su jugo. El caso es que hoy he leído un epígrafe del mismo título que reza este post y me ha llamado mucho la atención. En el mismo María Novo reflexionaba sobre la evolución del equilibrio entre Estado y Mercado, las limitaciones de este último y el actual estado de la democracia. Como os decía, mucha tela.

Porque es bien cierto, como explica el libro, que de un tiempo a esta parte, propiciado en parte por la caída del telón de acero, el auge de economistas neo liberales tipo Friedman, los cuales fomentaron la expansión del comercio mundial, y el desarrollo de las tecnologías de la información, hemos llegado a una situación de desequilibrio  sin precedentes entre los Estados y el Mercado. Hasta hace unos años, el llamado Estado de Bienestar actuaba como garante de los derechos individuales y colectivos de nuestra sociedad, suministrando, además, servicios que por su interés general no podían ser transferidos al mercado. Las inversiones en educación, sanidad, electricidad o agua, por ejemplo, suponían (y suponen) una garantía de igualdad democrática para todos los ciudadanos a su vez que limitaban (y limitan) parcialmente los excesos del mercado.

Ocurre que en las últimas décadas la economía se ha hecho global mientras  que las democracias continúan siendo nacionales,  a lo sumo regionales, como indica María Novo, al citar el caso de la Unión Europea (UE). En esa quiebra de escalas, afirma la autora, "es donde se rompe el equilibrio,donde los estados de bienestar comienzan a ver cómo peligran sus conquistas".

Y sigue, "entre ellas la de la democracia real. Parece evidente que la democracia no puede reducirse a un conjunto de normas institucionales; que sólo puede vivir y sobrevivir, si se apoya, entre otros, en un ejercicio de responsabilidad colectiva que no se rige por el simple criterio de ganancias y pérdidas.Y si eso es así, entonces el avance del modelo neoliberal, centrado únicamente en la obtención del beneficio, es una amenaza para los sistemas democráticos, pues el mercado (que no es democrático) se convierte en el elemento central de organización de la vida y los valores de la democracia van quedando supeditados a él".

A esta reflexión, le sigue otra no menos interesante. El mercado presenta una serie de limitaciones inherentes: por un lado, el criterio empleado para la distribución del ingreso es la eficiencia, no la justicia. Una asignación eficiente no implica una distribución justa. Por otro, el mercado no garantiza que esta eficiencia sea ecológicamente sostenible, ni tiene ninguna tendencia intrínseca a limitar su crecimiento en relación con la biosfera. Por último, no es capaz de tener en cuenta a las generaciones futuras ni a los stakeholders silenciosos (por ejemplo el medio ambiente). Dentro del análisis coste / beneficio entran en juego las satisfacción de las expectativas, las preferencias del consumidor. En el mismo no pueden tomarse en consideración las voces de quiénes no han nacido aún o no pueden expresarse. La incorporación de su valor intrínseco a la lógica del mercado solo es posible superando nuestro propio egoísmo y ejerciendo una representación indirecta de todos aquellos grupos excluidos. Circunstancia que comienza a darse a través de asociaciones cívicas, ONG, Fundaciones u organizaciones sociales. 

El problema "es importante porque los Estados del Bienestar habían sido  históricamente un freno para los intereses económicos, una defensa de los derechos de la ciudadanía, y un instrumento para la corrección de las desigualdades".  En la actualidad nuestras instituciones democráticas, pensadas para las naciones, no pueden controlar los movimientos del capital.

Mucho de lo que dice María Novo es irreprochable. Partimos de una base mínima, según la cual, desde que existe el trueque, existe el mercado y éste siempre ha sido imperfecto. La aparición del mercado ha propiciado el surgimiento de empresas y de los Estados. Los primeros ejercen de agentes en el mercado y los segundos, además de marcar las reglas del juego, tradicionalmente se han encargado de suministrar determinados bienes y servicios de interés colectivo. Es obvio, como apunta María Novo, que su peso en la actualidad es mucho mayor que el de los estados. Éstos se encuentran a merced de aquello.s Lo hemos visto en los orígenes de la actual crisis económica.
Sin embargo, lo que a mi me llama la atención, es la manera en la que demonizamos al mercado, como si éste fuera un ente con personalidad propia (malévola, aparentemente) y la causa de todos nuestros males. Como dice Kjell Nördstrom, el mercado es una máquina que separa lo eficiente de lo ineficiente, pero los que decidimos qué vale o no somos las personas. Es decir, que en nuestra mano está el dar más importancia a la eficiencia medio ambiental y social, por ejemplo, que a la económica. Comparto con María Novo la idea de que el beneficio no implica justicia, pero no podemos obviar que los que los repartimos, los que marcamos qué debe primar, somos de nuevo las personas.

Si analizamos los diferentes sistemas y paradigmas económicos de nuestra historia, encontraremos que en todas partes y épocas se cocieron habas. La Unión Soviética terminó colapsando dejando centenas de miles de muertos por el camino. La Cuba de Fidel palidece en buena medida gracias a los embargos, pero negando la libertad a una nación entera y condenando a la carcel a todo aquel que se rebela. El capitalismo salvaje, por su parte, permite que en un mundo en el que se producen alimentos suficientes para erradicar la desnutrición, decenas de miles de personas mueran cada año de hambre. El capitalismo light, por su parte, no evitó el crack del 29. Para el que piense que el problema viene de la Ilustración y el afán por imponer una única razón, la historia de Rapa Nui (Isla de Pascua), nos deja otra enseñanza curiosa. Los propios colonizadores de la Polinesia, sin ayuda del "hombre blanco", también colapsaron social, medio ambiental y económicamente el sistema en aquella minúscula isla. El problema, por lo tanto, lo tiene el ser humano en sí mismo, no los sistemas político - económicos, los cuales, de nuevo, han sido creados por las personas. Los que hacemos buenas o malas las cosas somos los hombres y mujeres que componemos las sociedades, con nuestras escalas de valores y nuestras actitudes.

Sin ser santo de mi devoción, me gusta recordar que en el año 1970 el propio Milton Friedman publicaba un artículoen el New York Times Magazine titulado "The Social Responsibility of Business is to Increase its Profits". En el mismo, pese a denostar cualquier fin no lucrativo de las empresas, el propio Friedman marcaba dos líneas que no debían sobrepasarse nunca: la ley y la ética. Es por ello por lo que comparto con María Novo su inquietud por cuanto no tenemos organismos reconocidos y con autoridad para sancionar y velar por el cumplimiento de la primera. El problema es qué hacemos con la segunda, cuando vivimos una época de crisis de valores y moral mayor incluso que la económica.

Y de esta forma llego a mi última reflexión. Aún reconociendo que el derecho internacional tiene muchísimas lagunas y que precisamos de unas Naciones Unidas mucho más "potentes", obviamos el poder que tenemos como consumidores en un mercado global. Si el mercado atiende a las preferencias de todos los que participamos en el mismo, tal vez haya llegado la hora de ejercer nuestra democracia a través de nuestro consumo, de demostrar que en nuestros esquemas de decisión tienen cabida los intereses de aquellos que dentro de nuestro sistema no tienen voz. Bonito reto.

jueves, 7 de octubre de 2010

Vinos del Mundo - Puntuaciones Peñín para PradoRey

Vino para todos los públicos

Como algunos ya sabéis a través de Facebook, ayer se publicaron las notas de la Guía Peñín 2010. La verdad es que hemos salido muy bien parados. Mejor que nunca, vaya, y la verdad es que se agradece en años tan complicados como este. A partir de los 90 puntos el vino es considerado como "Excelente" y en ese sentido es una gran satisfacción observar como casi todos tus vinos han sido catalogados por encima de dicho baremo. Así pues y como hace mucho que no escribo de vinos, hoy me tomo la licencia de hablaros de aquellos vinos de PradoRey que José Peñín ha seleccionado para la Guía de los Grandes Vinos de España, es decir, aquellos que tienen 90 o más puntos. 

PradoRey Crianza Vendimia Seleccionada Finca Valdelayegua 2006, 91 puntos: Este vino está elaborado a partir de uvas de la Finca Valdelayegua, ubicada dentro de la Finca Ventosilla (Ribera del Duero). No es un vino de pago desde un punto de vista estrictamente legal, pero la materia prima procede de un único pago. Valdelayegua contiene sedimentos calcáreos procedentes del deshielo procedente a la última glaciación que vivió nuestro planeta. Entonces, hace miles de años, el río Duero y el río Gromejón eran uno y toda aquella tierra estaba inundada. Su altitud, pluviometría y temperaturas medias anuales hacen el resto. El resultado es un vino muy elegante, mineral, con fruta madura en su justa medida y unos balsámicos y tostados procedentes de la barrica sútilmente integrados. En principio no saldrá otro finca Valdelayegua hasta la añada 2008. Se puede encontrar en El Corte Inglés, Carrefour, Lavinia y otras tiendas especializadas por unos 13 euros y en hosteleria por unos 20 - 24 euros.

PradoRey Rosado Fermentado en Barrica 2009, 91 puntos: Un periodista se acercó por bodega hace unos meses, probó este vino y dijo textualmente "es el mejor Rosado que jamás se haya hecho en España. Al menos que yo recuerde". De producción muy limitada (apenas 40.000 botellas), este Rosado está compuesto en un 50% de Tempranillo y en otro 50% de Merlot. De entrada sorprende sus aromas fresa y frambuesa, con unos toques a frutos secos que le confieren complejidad sin perder un ápice de frescura. En boca tiene un punto goloso que te incita a beber más. Es un vino con cuerpo, largo y de intensidad aromática alta. Le gusta tanto al que se inicia en el vino como al clásico bebedor de tintos. Se puede encontrar en bodega (se manda a casa) por unos 6 euros y en hostelería por unos 18. De mis favoritos. DO: Ribera del Duero.

PradoRey Reserva 2005, 91 puntos: La añada 2005 será recordada como muy buena en la Ribera del Duero pese a las heladas de mayo y septiembre. El ciclo tan corto de la uva le ha conferido a los vinos de aquel año un carácter especial. Este reserva tiene la complejidad de los grandes vinos de Ribera pero también sorprende por su modernidad y elegancia. Hay que recordar que éste caldo fue Bacchus de Oro este mismo año 2010. Compuesto en un 95% por Tempranillo, en un 3% por Cabernet Sauvignon y en un 2% por Merlot, sus uvas provienen del pago La Mina, uno de los mejores de toda la finca Ventosilla. Se puede encontrar en El Corte Inglés y tiendas especializadas por unos 16 - 18 euros y en hostelería por 25 - 30.

PradoRey Gran Reserva 2004, 91 puntos: En PradoRey sólo elaboramos Reservas y Gran Reservas cuando la vendimia es excepcional. En concreto, de este último sólo hemos hecho partidas en las añadas 1.999, 2004 y 2009. El del 2004 ha superado con creces a su predecesor y se ha convertido en uno de nuestros vinos de referencia. Elegante y cremoso, largo y muy redondo, con la fruta muy madura, es un caldo que no deja a nadie indiferente. Mejorará en botella durante los 2 - 3 próximos años. Tiene un 95% de tempranillo, un 3% de Cabernet Sauvignon y un 2% de Merlot. Se puede encontrar en tiendas Gourmet y Bodega. Precio, en torno a 20 - 22 euros. DO: Ribera del Duero.

PradoRey Verdejo 2009, 90 puntos: Vino 100% verdejo de la DO Rueda. Elaborado a partir de una crianza sobre lías que confiere al vino una untuosidad y complejidad, atípica hasta hace unos años dentro de la región. Sus uvas se seleccionan dentro de las mejores zonas de la comarca y la vendimia es nocturna. Pese a la dificultad de la añada 2009, es un vino redondo, de finos aromas (manzana, y pera en un primer momento, melocotón después) y gran elegancia. Largo en boca aunque con menos cuerpo que la añada 2008. La relación calidad - precio es asombrosa. Se puede encontrar en Hipercor, Carrefour y tiendas especializadas por unos 5,50 euros y en hostelería por unos 14 - 16.

PradoRey Sauvignon Blanc Seco 2009, 91 puntos: La gran sorpresa del año para nosotros. Intentamos hacer un Sauvignon Blanc diferente, con marcados aromas a cítricos que poco a poco van dejando paso a una fruta tropical muy sorprendente. No parece un vino de la DO Rueda pese a que sus uvas son de la propia Medina del Campo. Se puede encontrar en bodega y tiendas especializadas por unos 6,50 euros y en hostelería por unos 15 - 18.

PR 3 Barricas 2007, 92 puntos: 100% Verdejo de la DO Rueda fermentado en barrica. Aún así, la clave de su éxito radica en la selección del viñedo, cepas centenarias procedentes de la zona de Segovia (la más alta y fría de la DO). Tan sólo se elaboran 12.000 botellas de este vino que, fundamentalmente, se está vendiendo fuera de España. Muy complejo en nariz y boca, no es un vino para todos los públicos. Se puede encontrar en tiendas Gourmet y bodega por unos 16 - 18 euros y en hostelería por unos 25 - 30. Otra de mis debilidades.

¡Qué los disfrutéis!

martes, 5 de octubre de 2010

Sociedad - Reflexiones Post Huelga General

Ideas de un Ingenuo Soñador

Tras unos días de reflexión, me gustaría compartir con vosotros algunas ideas que he venido trabajando desde el pasado 29 - S. No voy a entrar en el juego de políticos, agentes sociales y medios de comunicación guerreando con las cifras o debatiendo, casi siempre estérilmente, acerca de quién ha salido reforzado tras la huelga general. Días después todavía hay quien dice que se ha de cambiar el modelo sindical o que el gobierno ha salido más o menos tocado. La realidad es que los sindicatos hicieron algo de ruido pero ya no se les ha vuelto a oir. Gobierno, oposición y empresarios no han variado ni un ápice su discurso y tampoco han dicho una palabra más alta que la otra en las últimas horas. Vamos, que en el fondo, más o menos, todo sigue igual. Al menos en lo que se cubre en los mass media.

Porque en la red el debate ha sido más interesante. Me quedo con muchas de las ideas vertidas "en el disparadero", las cuales apuntaban a un cambio de modelo, a la caducidad de un sistema que nos ha permitido vivir por encima de nuestras posibilidades durante una década. La recuperación, como algunos han apuntado, pasa por un cambio individual de cada uno de nosotros. El modelo no era sostenible y los ajustes del mercado suelen ser dolorosos. 

Porque vivimos en una economía de mercado con todas sus consecuencias, con sus ventajas e inconvenientes. La riqueza creada en la parte norte del planeta durante las últimas décadas al amparo de la libertad de movimientos de capitales y personas, ha permitido a mucha gente mejorar su nivel de vida, pero el precio pagado ha sido el adormecimiento de las ideas, el aburguesamiento de los jóvenes y de las clases tradicionalmente revolucionarias, como bien apuntó en su día Theodor Adorno.

La dura realidad es que somos parte de un sistema global que premia el consumo y la explotación de los recursos, incluidos los humanos, por encima de lo razonable, dónde a menudo nadie se pregunta nada más allá del puro beneficio económico a corto plazo. Las ideologías, más allá del mercado, han muerto o a lo peor han superado al propio ser humano. China es el mejor ejemplo. Uno de los países supuestamente más comunistas del planeta es, en el fondo, el paradigma del capitalismo llevado al extremo. Y todavía es señalado como ejemplo en muchos foros. Nuestros países de la OCDE, con sus gobiernos, sindicatos, empresas y clase política en general forman parte del sistema. Por eso creo en las personas por encima de las siglas.

Que nadie me entienda mal. No me he vuelto anti sistema, fundamentalmente porque creo que el sistema hay que cambiarlo desde dentro, dando la cara y luchando por los valores, la moral y la ética. Porque eso es la vida: luchar, seguir luchando, caer, levantarse y seguir luchando aún cuando te des de bruces con la realidad.
Necesitamos empresas con alma, nuevos gestores sin miedo a ser valientes, incluso equivocarse, en pos de una economía más ligada al desarrollo humano, no alejada de la realidad. Hoy en día el 1% de las compañías multinacionales controla el 50% de los bienes productivos del planeta. Las 200 empresas más importantes del mundo representan un 25% de la actividad económica mundial pese a que tan solo empleen el 0,75% de la mano de obra del planeta. Las transacciones especulativas suman más de 1,3 billones de $ diarios. Se estima que tan sólo el 8% del capital mundial es industrial, mientras que el otro 92% es financiero (Novo, M; 2005). Es difícil pretender ser la voz de la conciencia de una sociedad mayoritariamente dormida cuando eres parte de un sistema del que te has beneficiado y al que tú mismo has ayudado a crear. Los verdaderos damnificados de esta crisis no se ven representados por nadie, ni por sindicatos, ni por el gobierno, ni por la oposición, ni por la patronal.

Así pues, la huelga que yo apoyaré será la que sirva para humanizar nuestro modelo, en el que las personas importen más que los réditos políticos o económicos, en el que nuestros representantes discutan por ver quién representa mejor a los hombres y mujeres que trabajan o están desempleados. Desde mi posición privilegiada, reitero que la empresa perfecta no existe, pero aspiro a que por lo menos éstas luchen por hacer un modelo económico más justo que permita realizarse a las personas en todas las facetas de su vida. Me confieso de ser ingenuo y soñador, tal vez por eso el 29 - S me resultó tan indiferente.