viernes, 22 de octubre de 2010

Discos Imprescindibles - "Desde que no nos vemos" (Enrique Urquijo y Los Problemas)

Un Genio Desatado

Corría el año 1.998  y Enrique Urquijo se estaba tomando un respiro de su grupo de toda la vida, Los Secretos, tras cerrar una gira triunfal llamada al igual que su último disco, "Grandes Éxitos". Nada más llegar a Madrid, se puso a preparar el que sería su segundo y último trabajo con su otra banda, "Los Problemas". Cuenta Miguel Ángel Bargueño en su libro "Adiós Tristeza", que cuando Enrique entraba en un estudio de grabación, solían atacarle todos sus demonios y que, precisamente por eso, cada nuevo disco suponía un doloroso parto tanto para el líder de Los Secretos como para todos los que le rodeaban.

Cuentan también que cuando Enrique Urquijo llevó las maquetas a DRO, su discográfica,  los directivos enloquecieron. Aquello era de largo el mejor trabajo que el célebre artista madrileño había firmado jamás. Aquel material mezclaba nuevas composiciones, canciones reescritas e impresionantes versiones de diferentes músicos a los que Enrique admiraba. Sabedores de la complejidad de los procesos de grabación con éste, los responsables de la compañía convencieron a Álvaro Urquijo para que se hiciera cargo de la producción del disco. El menor de los Urquijo accedió, pese a que también se comenta que por aquel entonces la relación entre ambos no pasaba por su mejor momento tras la última gira de "Los Secretos".

Convivir y trabajar con un genio desatado no es sencillo y Álvaro terminó no pudiendo con su hermano. En su desbordante creatividad, Enrique cambiaba de criterio y tomaba decisiones con una frecuencia inusitada. El choque entre los Urquijo no tardó en producirse y como resultado dicen que el propio Álvaro llamó a Joaquín Torres, productor por aquel entonces de tres discos de Los Secretos, y le comentó textualmente: "Es un discazo, pero yo no puedo más. Si lo terminas tú, olé tus cojones". Y Joaquín Torres lo terminó. Vaya si lo hizo.

"Desde que no nos vemos" comenzaba con la canción que daba título al disco, compuesta por el propio Enrique Urquijo y que significó el primer single de aquel trabajo. Le seguían una maravillosa versión de la triste canción de Álvaro Chaparro titulada "Amor se escribe con llanto" y una de las grandes joyas del CD, "No quiero que me veas esta noche".

Merece la pena detenerse en la cuarta canción del disco, "Aunque tú no lo sepas", compuesta por Quique González y basada en un poema de Luis García Montero. El encuentro entre los dos artistas venía de un par de años antes, cuando Enrique Urqujio se pasaba por el "Rincón del arte nuevo" de Madrid para tocar entre gira y gira y un joven Quique González daba sus primeros pasos en el mundo de la música. Los dos "Enriques" congeniaron y cuentan que el mayor de ellos, Urquijo, le pidió al otro que le hiciera una canción para su nuevo disco con "Los Problemas". De esa forma, Enrique pretendía ayudar a Quique González dándole un salto importante en su carrera. Al cabo de un tiempo quedaron y Quique González le entregó una cinta con tres canciones. Enrique escuchó la primera y le impactó tanto que le dijo: "no me hace falta oir más". Aquella canción supuso un espaldarazo en la carrera de Quique González, quien poco después grabó "Personal" con POLYGRAM, y le dio un salto cualitativo considerable al disco. No sólo es un tema maravilloso con una letra preciosa que habla de un amor secreto, sino que la ejecución de la misma, la grabación que se incluyó en el CD, es de un nivel altísimo.

La quinta canción, "Ojalá que te vaya bonito", al igual que la decimotercera, "Amanecí otra vez", son versiones de temas de José Alfredo Jiménez, y demuestran la admiración de Enrique por las rancheras y la música mexicana. La sexta, firmada por Enrique Urquijo, es la emotiva "Tú tristeza", la cual me sigue poniendo los pelos de punta cada vez que la escucho.  A este temazo le sigue otro, "Sólo pienso en ti", el clásico de "Cánovas, Rodrigo y Guzman", cantado a dúo con el gran Jackson Browne.

"Demasiado tarde" cuenta una historia muy triste que fue versionada magníficamente por Diego Vasallo años después y que nos muestra el lado más humano de Enrique Urquijo. "Perla de Cristal" es una pequeña pieza instrumental que supone la antesala a un final antológico integrado por una versión de "María la portuguesa", de Carlos Cano,  la reinterpretación de dos clásicos de Los Secretos, "Continuará" y "No digas que no", y la increíble versión de "Desordenada habitación"...

Cuentan los allí presentes que lo vivido el día que apareció Antonio Vega para grabar aquel clásico de Nacha Pop a dúo con Enrique Urquijo fue sobrecogedor. Con un mero quinteto de cuerda, sin arreglos y con una carga interpretativa descomunal, la canción estremece y emociona a cualquiera que la escuche. A día de hoy pieso que "Desordenada habitación" no tuvo la repercusión que se merecía. Se quedaron fuera del disco otra magnífica versión, "Para vivir", de Pablo Milanés, que luego se añadió al extraordinario recopilatorio que salió al mercado a título póstumo, y una fabulosa versión estilo barroco de "Otra tarde" que también se añadió en el citado disco de éxitos.

"Desde que no nos vemos", pese a ser un trabajo de minorías, duplicó en ventas al primer CD editado con "Los Problemas". Buena parte del secreto del éxito se debió al magnífico elenco de músicos que acompañaron a Enrique Urquijo, con Begoña Larrañaga, Eduardo Ortega y Jesús Prieto como como principales exponentes, pero sobre todo porque nos mostró a un artista en extasis creativo, a un genio desatado. Fue su último trabajo de estudio, ya que apenas un año después nos dejaba en una fría noche de noviembre, y supuso un epílogo inmejorable de un músico irrepetible. Una de las joyas que nos dejaron fue el impresionante vídeo que acompaña este post, una versión en directo de "Aunque tú no lo sepas" grabada en el programa "Séptimo de Caballería", presentado en su día por Miguel Bosé, y cantada a dúo con Quique González.

¡Qué lo disfrutéis!



6 comentarios:

Katy dijo...

Interesante tu post y la vida de este compositor. Solo se de el que era de los "contracultura" y cuenta con varios discos emblemáticos. A mi ya me pillo siendo madre de tres chavales y que por esos años pasaba de toda esta música reivindicativa.
Prefería a camilo Sexto, Juan Pardo, Nino Bravo ejem, ejem. Y tu ni habías nacido.
Un abrazo y buen finde

Fernando dijo...

¡Hola Katy! Millones de gracias por pasarte, como siempre. La verdad es que la vida de Enrique Urquijo es digna de película: por su talento, por ser testigo inmejorable de una época muy difícil para los jóvenes en Madrid y, fundamentalmente, por encarnar la parte más humana de un ídolo de muchas generaciones.

Me consta que a Álvaro Urquijo no le gustó mucho el libro de Miguel Ángel Bargueño, ya que dice que se centra mucho en la parte morbosa de la vida de su hermano. Lo respeto mucho, como no puede ser de otra manera, pero a mi sin embargo me permitió descubrir la humanidad de un genio y eso ha hecho ha servido para hacérmelo más cercano.

Tengo amigos que alguna vez charlaron con él en "El Rincón del Arte Nuevo" y te hablan de un gran tipo, atormentado tal vez, pero que siempre quería agradar a un fan, a cualquiera que se acercara a hablar con él.

Buen finde y un abrazo

David García Goñi dijo...

Muy bueno tu post, me ha encantado, no he podido evitarlo y te hago los coros en mi blog ya que contestarte aquí se me queda corto.

jorge dijo...

Ferra, muchas gracias por este post. Los que de una u otra forma hemos crecido escuchando a Los Secretos, los que hemos soñado despiertos con sus canciones y nos hemos refugiado en alguna nostalgia adolescente, echamos de menos a gente como Enrique Urquijo y Antonio Vega. Yo nunca me pude aprender una poesía de memoria, pero en esos años adolescentes me sabía todas las de Los Secretos y Nacha Pop. Incluso ahora, cuando viajo solo a alguna reunión de trabajo, con traje, corbata, incipientes canas en mi cada vez más calva cabeza, escucho a estos gigantes y vuelvo a ser aquel chaval al que se le ponían los pelos de punta al escuchar canciones como La chica de ayer, lucha de gigantes, colgado, dejame, pero a tu lado.....

Fernando dijo...

¡Hola David! Millones de gracias por pasarte y por tu comentario. Es un halago viniendo de alguien que conoce tan bien como tú la música española.

Me he pasado por tu blog. Fantástico el post. Ahora te comento.

Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

¡HOla Jorge! Millones de gracias a ti por pasarte y compartir con todos tus vivencias.

Yo sólo puedo decir lo mismo. Hablar de Los Secretos, de Enrique Urquijo,de Antonio Vega, Nacha Pop y compañía es hablar de la banda sonora de mi vida. Los mejores momentos de la misma están impregnadas de muchas de sus canciones.

Como a ti, nunca he sido capaz de aprenderme una poesia (salvo por imperativo colegial) y sin embargo todos tenemos decenas de letras de canciones en la cabeza. Pienso que lo importante es descubrir aquello que percibes como auténtico y te toca el corazón. El vehículo tal vez sea lo menos importante.

Un fuerte abrazo