lunes, 30 de noviembre de 2009

Discos Imprescindibles - Quique González: Daiquiri Blues

Posiblemente, el Mejor Disco Español del Año

Hace unas cuantas semanas cayó en mis manos el nuevo disco de Quique González, el cual se presentaba bajo el título de "Daiquiri Blues". Desde que finalizó su última gira de forma triunfal en Madrid el pasado mes de diciembre del 2008, poco había trascendido de su proceso de grabación, el cual tuvo lugar en Nashville, la capital del Condado de Tennessee. Se decía que Quique había ido a los EEUU buscando nuevos sonidos, matices algo más americanos para su último trabajo. Sólo puedo decir que me tiene enganchado y que no puedo dejar de escucharlo una y otra vez. Creo, sinceramente, que estamos ante una de las mejores creaciones españolas de los últimos tiempos.

Quique González comenzó su andadura musical allá por el año 1998, cuando se publicó su magnífico "Personal", al cual siguió otro album no menos bueno: "Salitre 48", el cual es otro de mis imprescindibles. A estos dos, le siguieron los notables "Pájaros Mojados", "Kamikazes Enamorados", "La Noche Americana" y el recopilatorio en directo "Ajuste de Cuentas", donde irónicamente y sin ningún disimulo, apuntaba a la industria discográfica con quien siempre se las ha tenido tiesas.

Cuando parecía que lo mejor de Quique había pasado, cuando parecía que sus discos contendrían siempre 5 ó 6 canciones espectaculares pero que nunca alcanzarían la redondez de sus dos primeros CD´s, apareció una obra maestra, la que posiblemente ha sido su Sgt. Peppers y en la que se reinventó, "Avería y Redención". Por ello no podía esperar a que saliera su nuevo disco esperando con ansia comprobar si Quique había sido capaz de mantener el nivel. Y el resultado ha sido inmejorable.

"Daiquiri Blues" arranca con la canción que da título al álbum, a la cual le sigue la maravillosa "Cuando estés en vena", la desgarradora "Un arma precisa" y la espléndida, melódicamente hablando, "Hasta que todo te encaje". Todas ellas sirven de preámbulo para la que para mi supone la mejor canción del disco, "La luna debajo del brazo", que a su vez ha servido como single de lanzamiento. Es una canción con unas guitarras que ponen los pelos de punta. La sexta pista es para "Deslumbrado", otra grandísima pieza.

Las siguientes composiciones del gran artista madrileño nos dejan ver su lado más íntimo. A la preciosa "Lo voy a derribar" le sigue una declaración a corazón abierto como "Su día libre", cuya letra va mucho más allá de lo que puedean sugerir sus primeros dos versos. Tras "Riesgo y Altura" entre en escena la conmovedora "Nadie podrá con nosotros" para dar paso a la canción más rockera del album: "Restos de Stock", la cual fue compuesta para Miguel Ríos y que Quique ha querido recuperar para este disco. Eleva el espíritu y te sube la adrenalina. Rock urbano del bueno, de aquel que mostró en "Personal" y que ha dejado entrever con menos frecuencia de la deseada en otros trabajos, no así en los directos.

Para rematar "Daiquiri Blues", Quique nos regala tal vez sus dos canciones más sinceras, "Anoche estuvo aquí" y "Algo me aleja de ti", con las cuales firma un disco sencillamente imprescindible. Tengo ganas de verle en directo y comprobar otra de las grandes virtudes de Quique: su autenticidad. Lo que graba es lo que suena y ello habla muy bien de él, tanto como músico de directo como de compositor.

Así pues, si queréis regalar música estas Navidades, os dejo una gran sugerencia. Para los que seguimos a Quique desde el principio, para los que le hemos visto "pegarse" con las discográficas con la única pretensión de vivir con diginidad de su música, vemos orgullosos como al reconocimiento de crítica y artistas, por fin se ha unido el del gran público, el cual ha colocado su disco entre los 5 más vendidos. Y ello sin salir nunca en radio fórmulas. Me parece una buena lección para todos los amantes de la SGAE y de la industria musical. Al final la calidad sí que importa. Incluso en la música.

En fin, que os dejo el video de "La luna debajo del brazo". Creo que tarda un poco en empezar y que se ven unas rayas al principio, pero no lo he encontrado mejor. En cualquier caso, ¡qué lo disfrutéis!



La Luna Debajo del Brazo from Last Tour International on Vimeo.

10 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:

Me gustan estas reseñas musicales que haces. No es que me guste mucho Quique González, pero gracias a tu post se merece otra "escuchada" en profundidad.

Gracias por compartirlo.
Un abrazo

Fernando dijo...

Hola Fernando:

Mil gracias por pasarte. Me alegra que te gusten las reseñas musicales que hago porque es una de mis grandes pasiones.

La música, en el fondo, es como los colores. Te pueden gustar unos u otros y ante eso no hay nada que decir. Sin embargo, el talento se reconoce por encima de los gustos. Pienso que es el caso de Quique y de Daiquiri Blues. Pero como todo, es sólo una opinión.

De nuevo gracias.

Un abrazo, tocayo.

nanius dijo...

Querido Fernando:

haces unas críticas estupendas de una música horrible (te tomo la palabra, es como los colores en el fútbol, que resultan imposibles para los adversarios). Créeme que la música que yo escucho será a tus oídos mucho más horrible, aunque nada dirías porque eres mucho más educado y criticón que yo, jaja. Pero Quique González es lentito, soso, lánguido, sin demasiada gracia en las letras, y lo de ir a buscar nuevos sonidos a EEUU además de ser una estupidez es una estrategia de marketing de lo más conocida.

No merezco que hoy me respondas "mil gracias por pasarte". Hoy no, porque no me lo merezco, jeje. Te gusta Quique González y a mi me parece uno más. Y eso se que duele. Por eso deberías condernarme al ostracismo. Muchas disculpas por mi sinceridad y muchos abrazos.

Fernando dijo...

Hola Nanius:

Gracias por pasarte, hombre, que no pasa nada por discrepar, jejeje.

Para gustos los colores, como le he dicho a Fernando. Conozco a gente que, por increíble que parezca, no le gusta Bach y no por ello dejan de pensar que fue un grande de su tiempo. Evidentemente discrepo sobre tu visión de Quique, pero la respeto profundamente. Y no creo que sea una cuestión del marketing lo de EEUU. El sonido realmente es diferente. Aún así,una cosa es que no te guste y otra muy diferente es que no aprecies una composición. Yo no creo que sea uno del montón, como dices, pero bueno, para eso eres el discrepador oficial, jejeje.

Te sorprendería la amplitud de músicas que escucho y me gustan. Desde Konrad Junhanel interpretando música barroca en un cuarteto de cuerda, hasta Barricada o Alice Cooper, todos tienen cabida en mi i-Pod. Sorpréndeme, Nanius, ¿qué te gusta a ti?

Un fuerte abrazo

nanius dijo...

Fernando, qué esencial es que te tomes las cosas así de bien para que siga interviniendo en este foro, jaja...

Me gusta alguna música clásica pero no soy ningún entendido. Bach en particular no me gusta, porque aunque fue prolífico y variado, es muy oscuro. Me gustan quizá más sus contemporáneos, tipos raros como Berg, Satie, Stravinsky, Bartok o Weill.

Los poperos españoles seguro que viven con una línea de crédito de la SGAE de lo malos que son. Me gustan otras músicas como los fados, la samba o el flamenco. Pero tampoco los entiendo, soy un ignorante musical, aunque se distinguir que Quique González es un soso, un plasta y un blandengue, jaja!! Vi un videoclip famoso suyo con Ivan Ferreiro (creo) en el que el primero guitarrea en plan soy un jefe scout y se encender hogueras y el seundo berrea y desafina al micrófono.

Creo que ese vídeo es tristemente célebre como algo de lo mejorcito y más sentido de Quique González. Estamos aviados, jaja!!

Te perdono este post por el de los Hermanos Marx

Un abrazo

Fernando dijo...

Hola Nanius:

Veo que eres variado, jajaja. A mi también me gusta Stravinski pero del resto me tengo que enterar.

El vídeo al que haces alusión de Quique para mi no es, ni mucho menos, de lo mejor que ha hecho. Es el que le dio más bombo porque Iván Ferreiro estaba de moda por aquel entonces.

Escucha cualquier canción de "Personal" si te gustan más movidas. A mi me gustan mucho "De tanto que lo intenté", "Conserjes de Noche", "Se nos iba la vida" y "Cuando éramos Reyes". De todas formas, lo dicho, es cuestión de gustos.

En cuanto al flamenco, pues a mi me gusta, pero no ese que se ha puesto de moda que ponen sin descanso en los 40 criminales.

Volveremos a los Hermanos Marx, no te preocupes.

Abrazos

Germán Gijón dijo...

Caramba, Fernando, pues casi lamento sumarme al personal. Es cierto que para gustos, colores... porque a mí tampoco es que me guste mucho lo que he oído de este hombre.
Tengo que reconocer, no obstante, que no soy nada aficionado a la música y quien no prueba no gusta. Pero es bueno ir conociendo tendencias porque, antes o después, unos y otros encontraremos la coincidencia en el gusto con tus exposiciones.
Un abrazo, Fernando.

Fernando dijo...

Hola German:

Muchas gracias por pasarte y por tu comentario. Es cierto que Quique González nunca ha sido un cantante de mayorías. Hasta este disco nunca había colocado ninguno dentro de los 10 más vendidos, así que imagino que es razonable que esté en minoría, jejeje.

Seguiré trayendo discos por aquí. Algunos que estoy seguro gustarán más a la mayoría y otros que siempre generarán discusión, pero bueno, es lo maravilloso que tiene la música y el arte en general.

Mil gracias por tu comentario.

Un fuerte abrazo

María Ángeles dijo...

Hola:

La verdad es que estoy de acuerdo en que estamos ante un gran disco, a medida que lo escuchas va entrando mejor. Hay que darle tiempo, y creo que esos son los mejores álbumes. Yo he sido siempre muy fan del Quique de los primeros años, de "Personal" y "Salitre". Son dos discos en los que me gustan todas las canciones, es decir, me gusta como conjunto, y eso no suele ser muy comúun. Es cierto, que del resto de discos no puedo decir lo mismo, pese a que es cierto que hay algunos grandes temas en ellos. Sin embargo, este último me está volviendo a enganchar como antes. Puede gustarme más o menos una trayectoria, pero creo que siempre es digno de alabanza el hecho de que un músico evolucione, se reinvente e investigue nuevos sonidos. Lo habitual suele ser que encuentren su fórmula de éxito y de ahí no salgan.

Mis gustos musicales son de lo más variados, en mi casa la música siempre ha estado muy muy presente. Por supuesto, no puedo más que estar de acuerdo en que "para gustos no hay nada escrito". Sin embargo, tengo que decir que creo que la tendencia habitual es criticar a los músicos españoles casi por el simple hecho de cantar en español. Es decir, en muchas ocasiones pienso que si ese cantante de turno cantara lo mismo en inglés, no se le tacharía de soso, flojo y lento. Elvis Costello y Neil Young, por ejemplo (dos de mis grandes referencias musicales, y de Quique, por cierto), tienen un estilo que por esa regla de tres, bien podrían entrar dentro de esa crítica, y por el contrario, nadie duda en calficarlos ocomo grandes rockeros.

En fin, en cualquier caso, creo que Quique González es un músico digno de admiración, al menos por su honestidad y autenticidad a la hora de trabajar y enfrentarse a la industria musical.

Saludos.

Fernando dijo...

Hola Maru:

Mil gracias por pasarte...y por apoyar mi elección, jejeje.

La verdad es que conozco pocas personas con tantos conocimientos musicales como los tuyos. Sé que es una de las facetas del arte que más cultivas y que más te han inculcado, así que por ello aprecio más aún tu opinión. Máxime cuando hemos tenido discrepancias importantes respecto a algunos discos de Quique.

Suscribo tu opinión en todos los sentidos. Y es cierto que en España, no sé si porque somos Quijotes o tontos de capirote, tendemos a valorar menos lo que tenemos. Si nos fijamos en el deporte, por poner un ejemplo muy cercano, el caso de Raúl (pese a su inevitable decadencia) es sangrante. Igual que el de Fernando Alonso o incluso Nadal ahora que lleva unos meses sin ganar.

Y también estoy de acuerdo en lo que dices acerca de la dignidad de Quique. Su carrera está llena de ejemplos que así lo atestiguan.

De nuevo mil gracias

Un beso