lunes, 22 de octubre de 2012

Economía - Sobre el (inminente) Rescate de España

Algunas Ideas

No quería que pasara este fin de semana sin escribir unas breves líneas en clave económica, y más concretamente sobre lo acontecido la semana pasada tanto en el seno de la UE como del FMI. Algo se está cociendo, incluso podría decirse, que algo está comenzando a cambiar en lo que a la percepción de las medidas de ajuste se refiere. Incluso en Alemania. Pese a ello, sigo creyendo que nuestro rescate es inevitable y que este impass que estamos viviendo estas últimas semanas tiene que ver con la necesidad de España de ganar algo de tiempo para ver si realmente existen cambios y si con ellos, se pudiera obtener un acuerdo ventajoso, o al menos no muy gravoso que le de la vuelta a la actual coyuntura, porque parece obvio que necesitamos ayuda.

Es de perogrullo pero conviene explicarlo. Cuando un país presenta un déficit en sus cuentas públicas, es porque el estado ingresa menos de lo que gasta. De cara al análisis económico, se suele diferenciar entre déficit y déficit primario. El primero incluye en la partida de gastos el pago de intereses de la deuda pública. El segundo los deja fuera. El primer objetivo de un país que quiera cuadrar sus cuentas públicas, por lo tanto, es evitar el déficit primario, ya que en ese caso el país sólo necesita endeudarse para refinanciar sus intereses. Cuando tienes déficit primario, por el contrario, te debes endeudar también para pagar tus gastos corrientes. España, desgraciadamente, está en este último caso. Aunque de momento está cubriendo de forma sorprendente sus últimas emisiones de deuda, lo más probable es que en el año 2013 no pueda hacerlo, ya que son muchos los vencimientos que tiene que atender. Sin revolving, un estado quiebra. Grecia, Portugal e Irlanda fueron incapaces de obtener financiación en el mercado y por ello fueron rescatados. Desde entonces, sus necesidades de financiación las cubre la UE.

El resultado de la cumbre de la UE de la semana pasada fue positivo en algunos aspectos (la apuesta firme por la unión bancaria), pero no tanto en otros. El timing va a ser mucho más lento de lo que necesita España y es importante explicar el por qué. Con la unión bancaria, la recapitalización de la banca se podría hacer de forma directa, lo que hace que el estado no vea incrementada su deuda y, por lo tanto, que no tenga que pagar por los intereses derivados de la misma. Merkel, a día de hoy, se opone a que la unión bancaria tenga efecto retroactivo. Esto es, el dinero llegará el mes que viene, pero luego no se podrá hacer el apunte contable que transfiera esa deuda pública a los bancos. Al menos es lo que aparenta. En ese sentido, cumplir los objetivos de déficit será una auténtica quimera, lo que redundará en mayores endeudamientos y hará, de nuevo, muy difícil que España pueda financiarse sin ayuda extranjera.

Por último está el informe que el FMI publicó la semana pasada respecto a las perspectivas de la economía global y el impacto de las medidas de austeridad. Primera conclusión, existe, por primera vez desde que comenzó este "sarao" en 2008, la posibilidad de entrar en una recesión global. Segunda conclusión, dicha posibilidad está relacionada directamente con las medidas de ajuste. Tercera y última conclusión: los estados europeos se han equivocado al calcular el impacto de los recortes. Para que se entienda este punto, explico que cuando el gasto público disminuye en una cantidad, la economía no se contrae en esa misma cantidad, sino que el impacto viene determinado por un multiplicador sobre la disminución del gasto. Parece ser que en Europa el multiplicador estimado por los gobiernos ha sido mucho menor del previsto. Ello hace, como también describe el FMI, que Europa se encuentre en una espiral diabólica, por cuanto, cuanto más recorta, más se deprime la economía y más difícil es cumplir los objetivos de déficit. Es imperativo cuadrar las cuentas públicas, pero ello debe ser una carrera de resistencia, no de velocidad, ya que por el camino se nos puede ir al garete el paciente.

Existe una realidad que hasta la fecha es irrefutable: ningún país rescatado ha sido capaz hasta la fecha de superar ese estigma y no ha podido volver a financiarse en el mercado por sus medios. Fundamentalmente porque hasta el momento, cuando un país es rescatado, para entendernos y diciéndolo en plata, la UE tiene preferencia de cobro, lo que hace muy poco atractivo la financiación de aquel por parte de inversores privados. Para Grecia, Portugal e Irlanda, había dinero en el BCE para cubrir sus necesidades. No existe tal cantidad para España, y mucho menos para España e Italia juntas. Es por ello por lo que se está buscando una fórmula alternativa, y es por ello, no por otra cosa, por lo que la prima de riesgo se está relajando, ya que parece que lo que se busca es una fórmula mixa por la que se rescate a España pero ésta no se vea fuera de los mercados. De ahí la ídea de la línea de crédito disponible que el otro día exponía en este mismo foro.

Y en el fondo con eso juega nuestro gobierno. Con que, efectivamente, tiene un peso muy significativo en el seno de la UE y el Euro sin ella, no sería viable, fundamentalmente por el impacto de su salida. También con que, según se desprende en la prensa de hoy, en el seno de la UE se comienza a valorar seriamente un cambio de rumbo que reduzca el ritmo de los ajustes, lo que hace también redunda en el interés de España por ganar tiempo y evitar planes como los vistos hasta la fecha. El problema es que mientras tanto,  el paro sigue subiendo, cada vez quiebran más empresas y las familias están más ahogadas. La confianza es condición necesaria, que no suficiente, para que la economía funcione. Personalmente cceo que esta indefinición, este no saber en qué escenario nos encontramos, nos está literalmente matando. Crucemos los dedos,

2 comentarios:

Katy dijo...

Es inevitable que a mis años me haya cansado de todo lo ocurre. Me encantaría despertar dentro de 25 años. Me preocupa si, que dudad cabe, pero he acabado saturada. Todo es una maraña de mentiras, de unos y de otros. Podrían a pasarse y leer el blog de unos pocos que yo me se.
Te dejo un cariñoso abrazo.
Feliz semana

Fernando dijo...

Katy, millones de gracias por pasarte, como siempre, y por tus palabras. Estoy muy de acuerdo contigo. Me he tomado un tiempo para escribir sobre economía porque yo también estaba hasta el gorro. AL final siempr recaigo porque siempre termino dándome cuenta de que la economía es la ciencia más social que existe y que a menudo los políticos se olvidan de ello, porque se olvidan de su impacto sobre las personas.

Yo no me atrevería a decir que todo es una maraña de mentiras, pero sí que es un juego de intereses, a menudo bastardos, en el que cada uno vela por lo suyo.

Para bien o para mal, mi generación lo que no puede permitirse es bajar los brazos

Feliz semana para ti también!

Un fuerte abrazo