lunes, 25 de enero de 2010

Sociedad - Miedo y Vergüenza

Sobre la Gripe A y Otras Pandemias

Por mucho que ahora nos pueda sorprender, el debate de la esfera política y social de nuestro país y de medio mundo allá por el mes de septiembre, versaba sobre la conveniencia o no de retrasar el inicio del curso escolar. Pero no solo ello. Se llegó a especular sobre la necesidad de que los aficionados al fútbol tuvieran que ir a los estadios con mascarillas, se prohibió en algunas iglesias darse la paz y si llegabas con una simple fiebre a un hospital, corrías el riesgo de ser aislado en una habitación. ¿El motivo? La gripe A. Aquella que el polémico virólogo holandés Albert Osterhaus descubrió el pasado mes de abril del año 2009 y que fue bautizada en primera instancia como gripe porcina.

La historia del Dr. Osterhaus se las trae. Se hizo famoso por identificar el coronavirus responsable del Síndrome de Insuficiencia Respiratoria Aguda (SARS) allá por el año 2003, al cual se le atribuyeron unas misteriosas muertes en Hong Kong. A raíz de aquello, se convirtió en uno de los principales asesores de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Él también fue el responsable del descubrimiento de la Gripe Aviar la cual, según el propioDr. Osterhaus, podría haber llegado a causar más de 150 millones de muertos en todo el mundo (es decir, más de lo que causaron la viruela y todas las pestes de la Edad Media juntas). Apenas unos años después, los fallecidos suman 282, ninguno en España.

Pese al "éxito" de su predicción, el Dr. Osterhaus volvió a la carga profetizando la pasada primavera del año 2009 la posibilidad de una pandemia de proporciones desconocidas por una hipotética mutación del virus H1N1. Apenas unos meses después, y salvo hecatombe poco probable en los próximos meses, la Gripe A puede pasar a la historia como la más suave de todas las gripes. Frente a los 250.000 - 500.000 muertes que la gripe estacional causa todos los años, la gripe A apenas ha llegado a los 13.000 según Marc Lipsitch, profesor de Epidemiología de la Universidad de Harvard.

Si el Dr. Osterhaus fuera un simple cantamañanas, os puedo asegurar que no tendría cabida en este blog. Sin embargo,sus polémicas profecías llevan un tiempo causando unas consecuencias también sin precedentes. Según explicaba el suplemento XL Semanal este pasado fin de semana, el Dr. Osterhaus es accionista mayoritario de ViroClinics, una empresa biotecnológica contratada por GlaxoSmithKline (GSK) para investigar la vacuna de la nueva gripe. De acuerdo con la prensa holandesa , el afamado virólogo se pudo beneficiar de la venta de las 34 millones de dosis encargadas por el Ministerio de Sanidad del país neerlandés, cuyo titular, Ab Klink, es amigo personal de Osterhaus. Como os podréis imaginar, el Consejo de Europa ha anunciado una investigación para estudiar si la declaración de Pandemia de la Gripe A estaba realmente justificada o si por el contrario es fruto de bastardos intereses económicos de unas determinadas personas y compañías.

Las cifras desde luego cantan. JP Morgan estimó que las compañías farmacéuticas podrían haberse llegado a embolsar entre 5.000 y 7.000 millones de euros gracias a las vacunas adquiridas por los gobiernos (y por lo tanto financiadas por todos nosotros) que han seguido las recomendaciones de la OMS. Morgan Stanley preveía por su parte unos ingresos de 2.500 millones de euros para GSK, 750 para Sanofi Pasteur y 400 para Novartis. España debe 270 millones de euros a las farmacéuticas ya que adquirió 37 millones de vacunas, de las cuales sólo ha utilizado 3 millones. Peor lo tienen nuestros vecinos franceses, ya que hicieron caso de las recomendaciones de la OMS, las cuales aconsejaban dos dosis por paciente y se aprovisionaron con 94 millones de vacunas. Nuestro amigo Sarkozy debe, ni más ni menos, que 894 millones de euros.

¿Y qué dice la OMS? Pues que se limitaron a seguir los consejos del Grupo Estratégico de Consulta de la OMS, el cual cuentra entre sus miembros con el "afamado" Dr. Osterhaus, el cual, a su vez, preside el Grupo Europeo de Trabajo Científico sobre la Gripe (ESWI en Inglés). Por cierto, que el ESWI está financiado por los laboratorios que fabrican las vacunas, como Baxter Vaccins, MedImmune, GSK, Sanofi Pasteur, Novartis y Roche. A partir de ahí, que cada uno saque sus conclusiones. Dejo otro dato para que la gente reflexiones: 9 de cada 10 médicos y personal sanitario español no se ha vacunado contra la gripe A a pesar de estar incluidos entre los grupos de riesgo. ¿Casualidad?

Pero mi reflexión de hoy trata de ir más allá del mero presunto escándalo, dejémoslo ahí, que sólo me falta En el Disparadero en los tribunales, de la Gripe A. Desde hace unas décadas vivimos en la sociedad del miedo. Nos mienten y nos amedrentan desde las altas instancias para manipularnos, pretenden que no pensemos y que nos dejemos llevar cómo borregos por un estado cada vez más paternalista que nos trata como menores de edad. Las vacas locas, la gripe aviar y la gripe A son sólo unos ejemplos, pero no los únicos. Según que lado del mundo te haya tocado vivir, el capitalismo y el comunismo han sido el demonio. Los musulmanes eran el eje del mal, todos integristas y querían destruir nuestra forma de vida desde los atentados del 11-S. Irak tenía armas de destrucción masiva y había que invadirla, esquilmarla y arrasarla llegado el caso. El PP iba a privatizar la educación y el PSOE a quebrar España. Los intereses partidistas de políticos, lobbies y grupos empresariales poderosos nos bombardean recurrentemente con noticias apocalípticas para provocar en nosotros determinadas reacciones en cadena que favorezcan al jerifalte de turno.

Mal los periodistas también. Sin querer echar la culpa al mensajero, se echa cada vez más en falta en su gremio a profesionales rigurosos que analicen e informen en consecuencia por encima del populismo barato puesto a disposición de determinados intereses editoriales. Aún resuena en mi cabeza una frase del profesor Puelles en mi primer curso de doctorado. "Fernando, no hagas titulares de periódico al investigar". Dicha con toda su buena intención, su frase revelaba una verdad cada vez menos refutable: la prensa seria torna peligrosamente a amarilla a marchas forzadas.

Pero sobre todo mal nosotros, que nos dejamos manipular y medrar. Nos invitan a no pensar, a no ir más allá, a no cuestionarnos más allá del titular o de la parte de la verdad que nos muestran en los medios de comunicación. Nos dicen que un virus puede causar, con los medios e higiene de hoy en día, más muertes que la peste y la viruela juntas, y nos lo creemos. Nos contaron que los gatos no debían salir de casa cuando el supuesto brote de gripe Aviar, no fuera a ser que olisqueando heces de pájaros contaminados pudieran causar una pandemia y no nos sonó raro. Como tampoco nos interesó saber que en las más de 100.000 muestras de heces recogidas no había ni rastro del H5N1, o que el British Medical Journal llevara tiempo cuestionando el por qué no se habían publicado ningún artículo sobre la eficacia del Tamiflu, panacea para aquella supuesta pandemia. Mientras tanto, nuestros gobiernos han enriquecido a unas cuantas personas sin escrúpulos a costa de nuestros sueldos. Pero tampoco pasa nada. No vayamos a ponernos nerviosos a estas alturas.

Así pues me vais a permitir que hoy sea duro con todo el mundo. Vivimos en la sociedad del miedo y somos incapaces de rebelarnos. Comencemos por cuestionarnos lo que nos cuentan, investigar, analizar y, sobre todo, pensar. Para ello sólo hace falta el sentido común. Aunque a veces, como dice mi abuela, sea el menos común de los sentidos.



8 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:

Pues yo aplaudo y suscribo todo el post. De hecho, ya hablé de ello tambíén en mi blog hace tiempo. vivimos en la sociedad del miedo, y a las generaciones que vienen las están preparando para vivir en esa sociedad. ya sea la gripe, miedo al cliente, al proveedor, a que le deje a uno la novia, a la alimentación, a volar, a viajar etc etc.

Y mucho culpa de ello, en el caso de las pandemias y enfermedades las tiene los animales. las vacas locas, la gripe aviar, la porcina etc...que no se pueden defender.

En fin, de vergüenza. Y tu abuela toda la razón.

Un abrazo.

Pd - Francisco está viendo la posibilidad de un encuentro. Será un placer.

Fernando dijo...

Hola Fernando:

Mil gracias por pasarte y por tu comentario, como siempre. La verdad es que me encantaría leer tu post al respecto. ¿Me lo podrías pasar?

Efectivamente estamos preparando a las nuevas generaciones para vivir con miedo. A lo mejor es una chorrada supina, pero me llama poderosamente la atención cómo, sin ir más lejos, montan los niños ahora en bici: con casco, rodilleras y hasta coderas. A veces me pregunto cómo los de mi generación hemos llegado a adultos.

Digo yo que será porque queremos evitar cualquier tipo de sufrimiento, disgusto o contratiempo a nuestros seres queridos, pero obviamos que en la caída de la bici, en el dolor y en el fracaso en dónde el ser humano más aprende.

Me ha encantado lo de los animales, por cierto. El padre de mi novia dice que un día de estos prohibirán el chorizo, jajaja.

Me encantaría organizar ese encuentro con Paco. Lo vamos hablando.

Un fuerte abrazo

Arturo dijo...

Querido Fernando,

Excelente post, la verdad. Lo suscribo completamente, especialmente la ausencia de mente crítica para filtrar todas y cada una de las noticias de cualquier periódico, y nuestra responsabilidad en ello. Confío en que llegará el día en que un periódico se lo piense dos veces ante un titular pueril, por la disminución de ventas que le ocasione. Aún confío en el poder (potencialmente utilizable) del consumidor.

Sobre el caso de la OMS, a la vista de las estructuras montadas, quién pudiera esperar otros hechos. Si explicamos a cualquier persona cómo funciona este organismo, es fácil deducir que estas cosas ocurrirán. En un mundo idílico, la OMS sería independiente y todos los países integrantes nos ocuparíamos, entre otras cosas, de aportar lo suficiente como para que ellos desarrollaran y gestionaran las patentes. Dejemos el lucro para la cirugía estética y los adelgazamientos, pero mantengamos rentabilidad y humanidad en la salud en general. Mientras tanto, sepamos quién (con nombre, apellidos, y participación accionarial) nos dice qué.

Abrazotes

Fernando dijo...

Hola Arturo:

Mil gracias por tus palabras. Desde luego son un halago viniendo de alguien que conoce la OMS desde dentro como tú.

En cuanto a la prensa y el consumidor, yo creo que todavía no nos hemos dado cuenta de que nuestra compra es tal vez nuestra mejor forma de ejercer la democracia. Podemos premiar o castigar determinados comportamientos y actitudes a diario en lugar de tener que esperar cuatro años.

En cuanto a la dualidad negocio - salud, nada que añadir. Suscribo una por una todas tus palabras. El problema es que para que ese mundo idílico funcione, los estados deberían incrementar sus partidas presupuestarias a la investigación en lugar de dejarlo en manos privadas y para ello deberían recortar otros gastos. Me temo que habría que tenerlos muy grandes, y perdón por la expresión, para hacer algo así. No sé si hay políticos a la altura, sinceramente.

Un fuerte abrazo y millones de gracias

nanius dijo...

Hola, compañeros. Me ha gustado mucho este post y suscribo los comentarios, sobre todo lo de montar en bici con casco y coderas, jaja.

Más en serio, lo del investigador este me recuerda a una respuesta muy europea continental. Es tipo es un mamón. Cierto. Es intolerable jugar así con la salud de la población, lucrarse y arrodillar el importante papel de la ciencia. Bien. Pero me han faltado las mismas palabras gruesas para los ministerios de salud, y para la OMS. Hay que ser aun más contundente en la crítica a ambas instituciones. Si este tipo le hace el lío a la propia OMS para que active la alarma planetaria, creo que no es que todos sean idiotas o sumisos, sino que la institución está muy mal diseñada si se le cuela un asunto de esta categoría. ¿Y el ministerio? pues me alarma que, dadas las dudas suscitadas por los médicos, la ministra haya seguido adelante. Creo que en el caso de la OMS (donde en términos relativos debe haber suficientes médicos responsables) han fallado los controles. En el ministerio, con tanto burócrata y la ausencia de preguntar un poco a los médicos ha brillado por ausencia, la cuestión es de idiotez.

Y es que este caso me ha recordado a las alertas de los célebres papeles de James Madison y Alexander Hamilton llamados "el Federalista" y en donde estos padres de la Constitución de los EEUU explicaban el por qué del diseño institucional correcto del Estado. Creo que en El Federalista 10 (cito de memoria), hacen una sagaz observación. Bueno, quizá sagaz en aquellos tiempos, pero que conviene recordarla: hay que contar con tipos como el holandés de las vacunas a la hora de diseñar las instituciones; tipos que las torcerán en su beneficio. Es más, necesitamos instituciones precisamente porque somos "demonios", porque si fuéramos "ángeles", no precisaríamos las buenas instituciones.

Los negocios y la política, por su lado, sin intoxicarse ni corromperse el uno al otro, ni el otro al uno (se entiende). Como el Estado y la iglesia.

Por otro lado, eso si, estoy contrariado en relación al asunto de la mieditis general. Como yo pienso que salvo los grupos de riesgo no están manipulados (en el sentido de Naomi Klein), sino que la gran parte es bastante idiota, pues sólo en la mano de un puñado de jóvenes responsables y refinados como nosotros está la obligación moral de hacer valer el espíritu crítico. Y de no poner coderas a nuestros hijos, que no pasa nada porque se magullen, mondieu!

Fernando dijo...

Hola Nanius:

Mil gracias por pasarte, como siempre. Interesantes reflexiones, desde luego.

En cuanto a la OMS, a lo mejor podría haber sido más explícito, pero implícitamente les estoy llamando corruptos. Su actitud en esta supuesta pandemia ha sido patética.Se ha excusado en que no quería correr ningún riesgo para la salud mundial y se ha quedado tan ancha. Lamentable, no hay otro adjetivo.

En cuanto a los ministerios de sanidad de los países en cuestión, pues decir que pienso que son más incompetentes que corruptos de forma general. Imagino que habrá amigos de lo ajeno y aprovechados de turno también, pero bajo mi punto de vista estas instituciones políticas, al menos en países como España, llevan tiempo adoleciendo de los mismos males: en lugar de tener profesionales de prestigio que entiendan la problemática real de la sanidad, meten a políticos de profesión que están ahí haciendo carrera. No tengo una mala concepción de Trinidad Jiménez, pero no me creo que valga igual para un roto (candidata a la alcaldía de Madrid, nº 2 del ministerio de asuntos exteriores) que para un descosido (ministra de sanidad).

Interesante reflexión la de "El Federalista".

Un fuerte abrazo

Arturo dijo...

"Jóvenes responsables y refinados como nosotros", Nanius dixit... No tienes abuela, ¿verdad, compañero? ;P

nanius dijo...

No tengo abuela, murió hace poco, y sus cumplidos he tenido que sustiruirlos por los mios propios.

Pero, dicho eso, lo que he dicho lo pienso y lo defiendo

un abrazo, Arturo