martes, 19 de junio de 2012

Economía - "Primos" de Riesgo

Algunas Ideas y un Poco de Mala Leche

Me he tomado un tiempo prudencial desde mi anterior post referido al rescate de la banca española. Quería leer, escuchar, reflexionar, tratar de coger un poco de perspectiva para saber hacia dónde derivaba todo este marrón que no parece terminar nunca. Reconozco que me hacía gracia escuchar a ciertos políticos hablar de que el resultado electoral en Grecia podría calmar a los mercados. Para que nos entendamos, siempre me ha parecido que la victoria pro europea en Grecia sería como considerar que el que tu mujer sea buena en la cama es clave para que te asciendan en tu puesto de trabajo. Perdonadme la ordinariez si alguno se siente ofendido, pero no se me ocurre mejor ejemplo. Una vida sexual satisfactoria hará que llegues a la oficina de mejor humor y te predispondrá mejor para los quehaceres diarios, pero si luego eres un zoquete, la buena voluntad no basta.

Así pues, llevamos una semana de vértigo con la prima de riesgo batiendo records jornada tras jornada. Hay quién considera que el problema es de los mercados, a los que personifican tildándoles de voraces, insaciables o implacables. Lo he repetido muchas veces, los mercados son y los hacemos buenos o malos las personas. Ahora mismo vivimos un estado de pánico y nadie se fía de nuestro país. Por eso estamos como estamos.

Nos lo hemos ganado a pulso. La credibilidad tarda un mundo en construirse y se viene abajo en cuestión de segundos. Y nuestros políticos no han hecho sino colaborar en este proceso. ¿Recordáis? Estábamos en la Champions League de la economía, íbamos a superar a Francia, nosotros no estábamos en crisis, sólo sufríamos una desaceleración. Mientras quebraban bancos a ambos lados del Atlántico, nuestro sistema financiero "era el más fuerte del mundo" (ahí se ha visto cuatro años después), dilapidamos nuestro superávit público con iniciativas que no podían tener ningun rédito para el estado y creímos ver "brotes verdes". No, que nadie se piense que sólo tengo para el anterior partido que estaba en el gobierno. El nuevo, el que pensaba que por arte de magia iba a generar confianza en los mercados, tardó en presentar los presupuestos para tratar de ganar unas elecciones autonómicas, ha recortado en sanidad y educación y no ha tenido los santos bemoles de meterle mano a la excesiva burocracia de nuestras administraciones públicas. Para colmo dieron hasta 3 cifras de déficit diferentes. Por el camino descubrimos que muchas de nuestras autonomías estaban quebradas, que no pagaban a sus proveedores y que todas o casi todas, habían gastado mucho más de lo que debían. Decíamos que no éramos Grecia, que nosotros no falseábamos cuentas, y ahí están Bankia y un montón de entes públicos. Como decía hace unos días, nuestro rescate hubiera sido evitable hace cuatro años. Gracias a nuestros políticos y banqueros tenemos la ayuda, línea de crédito, rescate, o como se quiera llamar a nuestra disposición. Por cierto, el debate semántico me  ha parecido de cuarta.

No, no nos fustiguemos. Más allá de nuestras fronteras las cosas no están mucho mejor. Desde luego que no. Los políticos del resto del mundo no tienen ni idea de cómo salir de este lío en el que llevamos ya cuatro años metidos. Y si nos centramos en el seno de la UE, vemos cómo los intereses electoralistas de unos y otros, la necesidad de dar una imagen ante sus respectivos electorados, impiden que se tomen decisiones en pos del bien común. Lo de Grecia es una vergüenza y un dolor evitable a sus ciudadanos. Este draconiano plan de ajuste sólo va a servir para que determinados bancos Franceses y Alemanes salven sus balances, ya que la mayoría de dinero nuevo que entra de la UE, "el rescate", va destinado al pago de intereses de la deuda del país Heleno. Grecia nunca podrá pagar su deuda  y debía haber ido al "default" hace dos años. Entonces se podía haber hecho un cortafuegos y una "dracmatización" de la deuda. Los ciudadanos griegos se hubieran hecho pobres de la noche a la mañana, pero de una manera mucho más indolora y llevadera. 

En paralelo, se imponen los duros planes de austeridad fiscal en toda Europa, que son como aplicarle quimioterapia al paciente que tiene cáncer sin preocuparse por las dosis. El paciente va camino de morirse en el tratamiento y sólo ahora, cuando la perspectiva de que Italia y España puedan caer hace que le tiemblen las canillas al propio Obama, e incluso Angela Merkel comprende el desastre que supondría para Alemania, se quiere rectificar. Probablemente a España y a Italia no les quede más remedio que recortar, porque no tienen capacidad de financar su déficit en los mercados, pero el papel del BCE podría haber sido otro. Estoy de acuero con Merkel en que el problema de Europa no se arregla con más deuda, pero sí probablemente con más inflación. Ahora mismo, llegados a este punto, no le veo otra salida. Esto es, "darle a la maquinita" de imprimir billetes. Con la tasa de paro actual, no creo que fuera un problema para la mayoría de países, e incluso haría que la deuda bajase en términos relativos. Pero claro, en Alemania existe un pavor descomunal a la misma desde aquella hiperinflación que llevó a Hitler al poder en los años 30. Aunque es improbable que se dé la misma, pueden más de nuevo los intereses partidistas que el bien común de la eurozona.

Lo he repetido en mis tres post sobre cuándo saldrá España de la crisis (I, II y III). Necesitamos más Europa. Sólo saldremos de ésta con mayor integración politica y fiscal entre los miembros de la UE. Pero claro, para ello hay que ceder soberanía, no mirar al corto plazo, tener amplitud de miras y altura moral. Justo lo que les falta a nuestros actuales dirigentes. Por ello estamos pagando todos y, como siempre, mucho más justos que pecadores. Nuestro problema no es la prima, sino aquellos que nos llevan gobernando varias décadas, que primero "dimitieron" de su labor de legislar permitiendo que la banca hiciera barrabasadas, y que luego han gestionado la crisis de una manera lamentable, sin dar ni una. Sí, nuestro problema son los "Primos de Riesgo", los mismos que llevan dirigiendo nuestros países de un tiempo a esta parte.


2 comentarios:

Libros de Management dijo...

Fantástico post, como siempre Fernando. Y el título representativo... Me da a mí que en estas cuestiones como en otras aspectos de la vida, "el problema es que cada uno va a la suyo menos nosotros que vamos a lo nuestro", como diría Pedja. Abrazos.

Fernando dijo...

Gracias, Paco! Y menuda joya de Pedja nos traes a colación! Lo suscribo plenamente. Un fuerte abrazo