miércoles, 25 de noviembre de 2009

Economía - Spain is Different

Sobre el Clima, la Ley de Economía Sostenible y otras ideas

Hace unos días estuve presente en una agradable charla entre miembros del sector bancario (para que veáis, queridos amigos, que lo cortés no quita lo valiente), un consejero de una empresa del grupo en el que trabajo y yo mismo, en la que sacamos a colación la crisis inmobiliaria de España y su impacto sobre las entidades financieras de nuestro país. De entrada, estos amables representantes de una importante empresa banquera española, decían que la crisis realmente no iba con ellos, que ellos estaban estupendamente.Cabe deducir, por lo tanto, que esta gente debe ser sádica y les gusta hacer sufrir a la gente de mi gremio, porque no me explico entonces porque me lo han hecho pasar tan mal. En fin, que no me quiero desviar, que me caliento y me conozco.

En un momento de la conversación, al hacer alusión al The Economist, Financial Times o incluso Fitch, Standard and Poors o Variant, y sus previsiones sobre el sector finaniero de nuestro país, este consejero que me acompañaba nos dejó una reflexión más que interesante: "la mayoría de estos informes falla al obviar un aspecto estructural, que es el clima de España. En cuanto la economía europea se caliente, el extranjero volverá a comprar casas en nuestras costas, porque no hay ningún otro país tan cálido, cercano y estable como España. Y lo seguirá siendo mientras en el Norte de África sigan como están". Al preguntarle por Croacia, este consejero decía: "Croacia es precioso porque es verde. Su clima se asemeja más al del Cantábrico. El turista europeo que quiera una segunda vivienda, se la comprará en España. Ya pasó lo mismo en 1992 y las entidades que aguantaron el chaparrón sin vender, obtuvieron unas plusvalías jugosísimas allá por los años 94, 95 y 96". Podríamos pensar, por lo tanto, que pese a que el 2010 se antoja todavía complejísimo para nuestra economía, tal vez la transición hacia el crecimiento pueda ser algo más rápida y llevadera de lo que pensábamos. Lo curioso es que pudiera ser a costa de nuestro sector inmobiliario.

Apenas unos días después de esta conversación, la noticia económica en España es el proyecto de la Nueva Ley de Economía Sostenible que quiere lanzar José Luis Rodríguez Zapatero en el consejo de ministros en los próximos días. Los pilares fundamentales se basan principalmente en apostar por el I+D+i, las energías renovables, mejorar la competitividad de nuestras empresas, revisar la fiscalidad y llevar a cabo una reforma estratégica del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT). Todo ello tiene un único fin: cambiar el modelo productivo. O lo que es lo mismo, dejar de lado el ladrillo y el turismo de sol y playa, consecuencia también de lo anterior.

La apuesta por el I+D+i busca mejorar la competitividad de nuestra industria, pero también la sostenibilidad de la misma desde un punto de vista energético y medioambiental. Ello conlleva también seguir explorando el camino de las renovables. Para la mejora de la competitividad a nivel micro, el ejecutivo quiere fomentar el crecimiento de nuestras empresas (bajo mi punto de vista, la falta de masa crítica organizacional es una de nuestras principales debilidades) y apoyar la internacionalización de nuestras compañías. A su vez se pretenden agilizar los trámites burocráticos a la hora de crear empresas. La reforma de la fiscalidad irá enfocada a mejorar los incentivos a la innovación y a cargar con más tributos a aquellos que más contaminen. El PEIT, por su parte, tratará de fomentar el uso del transporte público y la red ferroviaria, esta última sobre todo para mercancías. La actividad inmobiliaria deberá reinventarse y buscar su hueco en lo que son la rehabilitación y renovación urbana. Se busca, por lo tanto, mejorar el PIB haciéndonos más fuertes en las exportaciones netas.

La verdad es que el proyecto de José Luis Rodríguez Zapatero no ha dejado indiferente a nadie. Los titulares prometen, la verdad. A mi me encantaría que realmente se dieran pasos firmes hacia un nuevo modelo productivo con empresas más sólidas creando empleo de forma más sostenible y menos expuesta a los ciclos económicos, que contaminasen menos y que pudieran salir a competir en igualdad de condiciones con auténticos colosos extranjeros. Sin embargo, las críticas se han dejado escuchar también. Una de las más notorias es la que he oído a diferentes ONG, incluso algunas cercanas al actual gobierno, que piensan que detrás del proyecto no hay más que una cortina de humo y mucha improvisación.

Hasta que sepamos realmente qué es lo que hay realmente de cambio de modelo, qué es lo efectivo y que es lo efectista, a mi se me ocurren algunas reflexiones al respecto. La primera y más clara es que los tiempos de la política no son los de la economía. Cambiar el modelo productivo requerirá un mínimo de 10 ó 15 años plagados de decisiones impopulares, mientras que las próximas elecciones son dentro de 2 años y medio. Además, requerirá un gran pacto de estado para la educación. Ni me imagino a la oposición dando una tregua al gobierno, ni me imagino al PSOE sacrificando unas elecciones por mor de un nuevo modelo productivo, ni vislumbro un pacto tan importante como el que desde estas líneas se ha reclamado tan insistentemente. Hace falta una determinación y una visión de estado que no sé si actualmente tienen nuestros políticos.

La segunda reflexión es que este cambio necesita del compromiso de los empresarios, los cuales están muy quemados con el gobierno actual. El gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero en lugar de ser árbitro en el diálogo social, se ha enfundado la camiseta de los sindicatos, lo cual, creo, marca un hito sin precedentes en la historia de la democracia de nuestro país. Que los sindicatos salgan esta semana a la calle a protestar contra los empresarios, me parece inaudito, porque nadie más que éstos están sufriendo las restricciones crediticias. Las tensas relaciones entre CEOE y Gobierno no van a facilitar los planes de ZP.

La tercera reflexión, es que el proyecto parte también con otro escollo importante. El gobierno plantea crear un fondo de 20.000 millones que aportarían a partes iguales el ICO y la banca. Ya se ha expuesto por aquí que este año de los 10.000 millones de euros destinados a ICO PYMES, 6.000 se han quedado sin asignar, cuestión ésta también sin precedentes. Mientras no haya confianza, mientras las entidades financieras sigan pidiendo garantías disparatadas a la hora de otorgar fondos ICO, estos 20.000 millones son como hacer un brindis al sol.

Os voy a contar un ejemplo al respecto de esto último para que se me entienda. Después de todo mi tinglado con los bancos de este año, fui a ver a una caja local para pedirle un ICO del Plan Avanza porque vamos a poner en marcha un programa de Business Intelligence de Costes que no tiene ni una sola bodega en España. Nos han rebajado un porcentaje importante del precio del producto si les autorizamos a utilizar nuestro nombre como reclamo y nos comprometemos a dar una charla en una convención nacional que esta empresa norteamericana celebra todos los años en España. A esta entidad financiera le hemos ofrecido a cambio de que nos dé este ICO, la pasarela de pago de una nueva iniciativa que vamos a llevar a cabo,"PradoRey te lleva el vino a casa", donde ya contamos con una base de datos de más de 1.000 clientes habituales de PradoRey a los que se les va a enviar la comunicación. Además, tenemos un ritmo de visitas en bodegas de otras 1.500 personas/año, los cuales son potenciales clientes también . Bueno, pues la entidad se lo está pensando todavía.

La cuarta y última reflexión, la dejo para hablar de otra dotación que ha aprobado el Consejo de Ministros para apoyar la ley. Se van a destinar otros 5.000 millones de euros con cargo a los presupuestos del 2010 para que los ayuntamientos inviertan en economía sostenible. Y digo yo, 6 meses después del despilfarro del plan E, ¿no podían haberse destinado aquellos 4.000 millones también a economía sostenible? ¿Realmente este proyecto de Economía Sostenible es algo que se lleva fraguando todo el año o como apuntan diversas ONG, se ha basado en la improvisación?

Son muchas las preguntas que quedan en el aire. Sinceramente, a mi me gusta el titular de la nueva ley como ya os he expuesto, pero me vais a permitir que de momento sea como Santo Tomás: hasta que no lo vea, no lo creo. Porque además de lo expuesto, pudiera ser que lo que decía el consejero de nuestro grupo empresarial se cumpla y que realmente el clima sea un factor diferencial que se ha obviado en todos los análisis. Puede, por lo tanto, que a mitad de camino nos veamos con el problema inmobiliario resuelto, al menos en parte, y nos creamos que podemos seguir igual. El corto placismo es una característica inherente en el ser humano que se acentúa más en aquellos que se dedican a la política, y eso es justo lo que ahora debemos evitar. Ojalá que por una vez nuestros políticos se den la mano y remen en la misma dirección, pero como decían nuestros antecesores de los años 60 y 70 como reclamo ante el auge del turismo en nuestro país, y como siguen diciendo los guiris que nos visitan, "Spain is Different". Para lo bueno y para lo malo.

10 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:

Emorme. Hay poco que comentar porque estoy de acuerdo en todo lo que dices. Lo de los ICO, de risa. A mi también me gustaría creer, pero con la tropa de políticos que hay por aquí veo difícil que se den las condiciones (aunque sea de mínimos) no para llevar a acabo este plan sino cualquiera.

Lo que si tengo claro es que cuando se salga de esta. Serán las empresas las que "se lo pensarán" a la hora de trabajar con un banco.

Buena aportación de tu consejero; me da que tiene razón.

Enhorabuena por el post
Un abrazo

Fernando dijo...

Hola Fernando:

Mil gracias por pasarte, por tus palabras y por tu comentario. Lo de los ICO es sangrante, pero duele más que los bancos te lo traten de justificar. Y totalmente de acuerdo contigo en lo que respecta a la clase política actual.

Creo también como tú, que habrá un antes y un después de esta crisis en la relación empresas - bancos. Se han abierto muchas heridas que tardarán en cicatrizar. Mi padre utiliza una definición para el sector financiero español. Dice que está compuesto por entidades que te prestan un paraguas y te pidan que lo devuelvas cuando comienza a llover. No le falta razón a tenor de los hechos...

De nuevo mil gracias

¡Un abrazo!

nanius dijo...

Don Fernando, después de la alegría de tu aniversario, vuelvo al trabajo:

Hablar sobre el futuro inmobiliario es fácil porque salvo que seas político (y ni con esas) te suele pasar factura. No se si deseo que tenga razón o que se equivoque, pero si se que Croacia es un fantástico país, con un clima nada cantábrico, con grandes deficiencias hosteleras pero con gran potencial (de entornos cuidados, ausencia de destrozos urbanísitcos y buenos precios). Su gran problema es que no tiene buenas infraestructuras (hay alguna linea de tren de gasolina que para cada siete diez minutos si hay subida para descansar) y NO hay casi playas a pesar de haber mucha costa.

Respecto a la LDS estoy bien de acuerdo con tus sesudas reflexiones. En la segunda (los empresarios están quemados con el gobierno), añadiría algo más. En efecto parte del problema es que el gobierno se alinée con los sindicatos frente a ellos. Otra parte del problema es que los actores del diálogo social se hayan acostumbrado a gobernar (dialogando - estirando la cuerda)en la esfera social. Que el ejecutivo delegue en gobernar ("asumiré lo que salga del diálogo social")tiene sus ventajas y sus inconvenientes respecto (igual que la descentralización o las centrales nucleares). Pero entonces ZP debería aguantarse su discurso hipócrita de respetar lo que salga de la negociación pero empujar las filas del bando sindical. Gobierne Ud, o quite las manos y no intervenga por respeto a los órganos de poder delegado. Pero no puede las dos cosas al mismo tiempo.

Respecto lo del ICO entiendo que sea complicado. Por bueno que sea el proyecto de PradoRey, no concederlo les puede suponer aprovisionarse suficientemente para varias hipotecas de morosos. Si el cuello de botella está en la liquidez y no en la rentabilidad, veremos este comportamiento para rato. Podría ser tb (no tu proyecto, pero sí el de otra gente igualmente indignada) que idhco proyecto no sea suficientemente bueno a ojos de la entidad. Eso le pasa a la gente a la que le deniegan la hipoteca (en tiempos normales) y a los empresarios. Puede ser miopía bancaria, pero recomiendo al avezado lector que se ponga en la piel de un banco (en la suya propia como prestamista) y pueda no fiarse del proyecto en concreto. Si quiero doy el préstamo y si no me fío pues no lo doy (y no exijamos que se haga lo que ya se hizo, dar demasiado crédito a quien no lo merecía). Roubini estaba el otro día aconojonado (en su artículo del Financial Times) sobre la nueva burbuja que estamos creando entre todos y cuyas principales manifestaciones son el rally de las bolsas, los spreads de la deuda soberana, las inyecciones de capital, la bajada del crecimiento potencial, etc. Insisto que no hablo de tu proyecto, que por cierto tiene muy buena pinta. Hablo de que cierta gente, juzgando buena su propuesta, cree tener derecho a exigir financiación. Si la exigencia es que tal dinero es dinero público del ICO, pues que se eleve la voz contra el canal de transmisión.

Un abrazo

Fernando dijo...

Hola Nanius:

Como siempre mil gracias por pasarte y por tus comentarios. Matizo alguna de mis afirmaciones y respondo a algunas de las tuyas.

Yo también he estado en Croacia y coincido en tu descripción, pero al referirme al clima cantábrico, que en este caso la afirmación era del consejero de mi compañía, no quería hablar tanto de temperaturas medias o pluviometría como de la realidad de que es un país infinitamente más verde que cualquier pueblo nuestro mediterráneo, lo cual te indica que llueve mucho más que en nuestras playas, hace mucho menos calor que en nuestras playas y que los días de baño son también mucho menores.

Estoy muy de acuerdo contigo en tus apreciaciones sobre el diálogo social. No se puede estar en misa y repicando.

En cuanto al ICO, os cuento un poco a todos el proyecto que quiero llevar a cabo: Simplemente es desarrollar un sistema ABM de costes (parecido a un ABC) específico para el mundo del vino, de tal manera que sepa desde cuánto me cuesta un trasiego, hasta cuánto me cuesta tener un vino en Lugo o en Madrid, desde la rentabilidad de un cliente hasta la rentabilidad de determinados procesos internos. El coste no llega a 90.000 euros y estimamos que vamos a mejorar la rentabilidad por botella entre 3 y 10 céntimos al año. Multiplícalo por las 3 millones de botellas que estamos vendiendo... Peanuts, como bien dices tú, en un proyecto que encaja dentro del plan avanza y de lo que quiere el gobiernos: I+D.

Poniendo el dinero el estado y quedando fondos, es lamentable que proyectos destinados, no a incrementar tu capacidad, que en estos tiempos pudiera ser un poco locura, sino a mejorar tu eficiencia, se puedan ver dificultados por una entidad financiera.

Mil gracias de nuevo

Un abrazo

nanius dijo...

Estimado Fernando

Yo tengo ahorrado un dinero ahorrado. El préstamo te lo hago yo. Siempre he creído en la utilidad de la inversión empresarial y la búsqueda de eficiencia en proyectos concretos y el ahorro de costes que conlleva. Así que entre Arturo (que aunque es muy de izquierda, así que seguro que es de posibles) y yo (que no soy tan de izquierdas y soy de posibles como él), te rellenamos el agujero de lo que la entidad no te quiera dar!!

Mucha suerte

Arturo dijo...

Hecho. Aquí el representante de la gauche-divine financia lo que haga falta. Mientras no me volváis a proponer una cartera, en cuyo caso mis ingresos se reducirían considerablemente, podré seguir tirando de chequera.

Fernando dijo...

Arturo,mil gracias por pasarte. Os tomo la palabra a ti y a Nanius,jajaja. Deberias leerte las palabras que te dedica en el primer aniversario del blog,jajaja.

Un abrazo a ambos

Germán Gijón dijo...

Hola, Fernando:
con respecto a lo que apunta el consejero de tu empresa hay que decir que no solamente el clima es el factor determinante para abreviar la recuperación desde el mercado inmobiliario: la necesidad de inversión externa va a hacer que de nuevo sea este el motor de recuperación. No estamos preparados para que nuestra competitividad aliente nuestras exportaciones a corto plazo y me da que el tirón de la economía europea no tendrá, en principio, más amplitud de miras en España. De modo que nuestro cambio de modelo productivo tal alentado desde las filas gubernamentales es, de momento, un brindis al sol (como apuntas sobre el fondo del ICO). Sobre tus reflexiones: en cuanto a la primera, hace tiempo que el modelo político dejó de ser una estructura de propuestas y planes de desarrollo económico y social desde que uno de los grupos comenzó su estrategia de política de la imagen y el discurso sin fondo. Con respecto a la segunda, el descarado "os agradezco que no hayáis salido a la calle a meterme un pollo de escándalo" ha fotografiado definitivamente a los sindicatos (no sé por qué mi dinero tiene que financiar este servilismo). Del fondo, en la tercera reflexión, poco más de lo que tú has querido decir: si yo garantizo lo que otro no quiere dar, eso podría llamarse... ¿demagogia? Seguiremos con el cortoplacismo porque el déficit es apabullante y amortizarlo vía impuestos (no creo que nuestro PIB lo vaya a amortizar a corto plazo) no sería precisamente la solución al problema.
Gran artículo, Fernando. Y muy buenas las aportaciones de los comentaristas (oye, y encima poniendo pasta: ¿qué más se puede pedir?).
Un abrazo, Fernando.

Fernando dijo...

Hola Germán:

Mil gracias por pasarte y por tus comentarios. Estoy muy de acuerdo con ellos. Parece que el gobierno está esperando a ver si ocurre algo milagroso a partir de la recuperación de las economías de la UE, EEUU y los países "BRIC" antes de tomar ninguna medida realmente estructural. La ley de economía sostenible a priori afronta la crisis como si fuera algo coyuntural más que estructural.

Y ello no hace más que reafirmar tu comentario sobre los sindicatos. Ninguna reforma de calado como agradecimiento a que no han montado ningún pollo. Gobernar implica tomar decisiones impopulares y eso nuestro actual ejecutivo no termina de entenderlo.

Un abrazo y mil gracias de nuevo

Fernando dijo...

Hola Germán:

Mil gracias por pasarte y por tus comentarios. Estoy muy de acuerdo con ellos. Parece que el gobierno está esperando a ver si ocurre algo milagroso a partir de la recuperación de las economías de la UE, EEUU y los países "BRIC" antes de tomar ninguna medida realmente estructural. La ley de economía sostenible a priori afronta la crisis como si fuera algo coyuntural más que estructural.

Y ello no hace más que reafirmar tu comentario sobre los sindicatos. Ninguna reforma de calado como agradecimiento a que no han montado ningún pollo. Gobernar implica tomar decisiones impopulares y eso nuestro actual ejecutivo no termina de entenderlo.

Un abrazo y mil gracias de nuevo