lunes, 6 de junio de 2011

Deporte y Empresa - El Ejemplo de Rafa Nadal

Lecciones para la vida y la empresa

Hoy de nuevo Rafa Nadal nos ha alegrado la tarde a todos los que le seguimos. De nuevo ha vuelto a ser capaz de batir a Roger Federer, probablemente el mejor tenista de la historia, alcanzando de esta forma su décimo Grand Slam y su sexto Roland Garros. Junto al mítico Bjon Borg, Nadal ya es el jugador que más veces ha alzado la Copa de los Mosqueteros con la que se premia al vencedor del torneo parisino.

Me hago cargo que los blogs echan humo a estas horas hablando del hexacampeón español. Sus virtudes deportivas son innumerables y su ejemplo es la antítesis de lo que, sin ir más lejos, vivimos hace unas semanas en el maratón de Clásicos. Nadal es genio y figura dentro y fuera de las canchas, siendo ejemplar no sólo en lo deportivo, sino en los valores que su manera de desenvolverse transmite. Valores que uno puede aplicarse en su día a día personal, pero también profesional. Aunque imagino que Paco Alcaide escribiría mejor que yo este post, no quería terminar este domingo sin apuntar algunas ideas.

La competencia nos mejora si la afrontamos desde el respeto y la valentía. Nadal no sería lo que es sin Federer, Djokovic o Murray. Sus duelos con el Suizo pasarán a los anales de la historia del deporte. El partido que significó el primer Wimblendon para Rafa es considerado por muchos periodistas el mejor de todos los tiempos. Cuando uno compite noblemente y se esfuerza por derribar muros, no sólo mejora y crece, sino que genera un círculo vicioso que hace más atractivo aquello a lo que uno se dedica. Para el tenis, la bonita rivalidad Federer - Nadal ha sido lo mejor que le ha podido pasar. Hoy sigue el tenis más gente que nunca.
El fin no justifica los medios. Nadal es el gran campeón que es a base de mucho talento, pero también esfuerzo, trabajo y "fair - play". Sin ir más lejos, en el partido de hoy, Rafa tenía una bola de "break" y el juez de silla la había cantado fuera. Nadal directamente la ha borrado y el punto se ha tenido que repetir. Esa manera de competir tan honrada a mi me parece ejemplar y, sin duda, vincula afectivamente al público con el jugador. Buena lección también para la empresa.

Lo importante en la vida no es caerse, sino saber levantarse. En el año 2009, Nadal atravesó un momento anímico y físico durísimo del cual le costó recuperarse. Hubo quién incluso cuestionó que volviera a ser el mismo. Rafa hizo un 2010 memorable y tapó muchas bocas. Cuando este año perdió las cuatro finales que disputó con Djokovic y además comenzó de manera dudosa Roland Garros, de nuevo volvieron los agoreros. La presión que ha soportado el balear estas semanas ha sido brutal. Mi hermano comentó algo en Twitter y recuerdo que yo le dije que Rafa volvería. No es que quiera apuntarme a posteriori ningún tanto, porque podía haber perdido Roland Garros, pero la gente que se cae y se levanta, se vuelve a levantar. Cuando uno es capaz de volver de los infiernos una vez, es capaz de hacerlo cien. Otra buena lección para las empresas y los empresarios.

La importancia del entorno. Sobre esto ha escrito Paco Alcaide muchas veces. Recuerdo una anécdota que el propio Paco me comentó un día que quedamos a tomar una caña. Al día siguiente de que ganar por primera vez Wimblendon, Rafa Nadal bajó eufórico a desayunar. Al llegar a la mesa, su tío le esperaba con una lista con errores que había cometido durante la final. No es que Toni Nadal sea un aguafiestas, sino que sabe que el elogio debilita. Nadal ya tiene a toda la afición recordándole lo bueno que es. El contrapunto que le aporta su tío es clave para relativizar éxitos y fracasos.

La importancia de la humildad. Nada más acabar la final de hoy, en  una de las primeras entrevistas que le han hecho, Rafa ya estaba hablando de la necesidad de seguir mejorando para seguir ganando títulos. Admira a sus rivales y cuando le ganan, como Djokovic hace unas semanas, no tiene problemas en reconocer su superioridad. Cuando el pasado mes de enero cayó contra David Ferrer en el Open de Australia, lo hizo con una lesión que le tuvo casi dos meses KO. En la rueda de prensa, tras preguntarle varias veces por lo que  hubiera pasado de no haberse roto, Nadal molesto por cómo se estaba infravalorando a David Ferrer, contestó algo así como que "al nivel que estaba jugando David me podía haber ganado estando yo al 100%". Creo que el éxito duradero sólo puede alcanzarse desde la humildad, reconociendo que hay gente mejor que uno y que uno siempre tiene que seguir aprendiendo y mejorando.

Termino quitándome el sombrero ante Federer y el torneo que ha realizado. Su semifinal contra Djokovic le sigue proyectando como el jugador más completo de la historia. No lo queda nada por demostrar, tiene ya casi 30 años y nos sigue regalando clase y señorío en cada torneo que juega. Chapeau.

8 comentarios:

FAH dijo...

Buen post, Fernando. Gracias x citarme, como siempre. La anécdota q te conté es del libro "Crónica de un fenómeno", un libro excelente q te tienes q leer. Está plagado de anécdotas. Aki hablé de él: http://franciscoalcaide.blogspot.com/2010/07/rafa-nadal-y-lo-que-el-ojo-no-ve.html

Buena semana.

Abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:
Muy buen post. Rafa Nadal es un ejemplo sobre lo que son los valores, el esfuerzo y la confianza en uno mismo.

Un gran post, si señor.
Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

Muchas gracias, Paco, por pasarte y por el comentario. Me leeré el libro con mucho gusto, porque creo que Rafa da para mucho.

Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

Muchas gracias, Fernando, por pasarte y por tus palabras. Totalmente de acuerdo contigo: esfuerzo y confianza en uno mismo. Sumémosle talento y capacidad de trabajo. Creo que son todos los ingredientes para el éxito.

Un fuerte abrazo

David García Goñi dijo...

Buenas Fernando, muy buenas reflexiones sobre la humildad, parece fácil pero ciertamente no lo es tanto cuando tanto se carece de ella en la sociedad, no nos olvidemos que humildad viene de "humus", que significaba tierra o fértil, y hoy en día muy pocos, pero que muy pocos tienen los pies en la tierra, sólo a algunos les sale Nadal contra corriente.

Fernando dijo...

David, millones de gracias por pasarte. ¡Qué bueno lo del origen de la palabra! No lo sabía! Venía camino de Vinexpo con Carmen en el coche y justo hablábamos del ejemplo de Nadal para todas las esferas de la vida, incluida la empresarial.

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Hombre, dudo mucho que alguien que hizo un llamamiento de boicot al COI para que disminuyera sus pruebas de doping,el único tenista que conozco que ha insultado a otros con el mismo insulto la palabra "estúpido" (a Berdych, Soderling y al público frances de Roland Garros), que hizo parar un partido por el viento cuando jugaba con un compañero suyo Ferrero cuando este le iba ganando y como el arbitro no le hizo caso hablo con el presidente del torneo hasta anularlo, que "rajo" hace unas dos semanas de Federer poniéndolo verde, cuando este aún le devolvió gratas palabras, que amenazó en un torneo con no jugar nunca más si el ojo de halcón no le daba la razón en una bola que había salido fuera, y que está semana ha saltado a la palestra que Bildu ha comenzado una investigación por un "supuesto" fraude de unos 11 millones de euros al pueblo español por evasión de impuestos (seguro que es inocente...) no es precisamente un modelo ejemplar. No digo que no sea un gran atleta, porque tenis tenis pocos winers hace, eso si corre muy bien de lado a lado, pero modelo ejemplar...haber si va a acabar en "la modelo"... Eso si maketing bueno ya tiene, el de Nike.

Fernando dijo...

Hola Anónimo: Ante todo mil gracias por pasarte y por el comentario. Como no puede ser de otra manera, mis mayores respetos y consideración hacia los mismos.

Sólo permíteme que puntualice tres puntos muy concretos:

1) Nadal no cargó contra los controles anti doping, sino contra la norma establecida que les obliga a estar localizables todos los días del año a cualquier momento. Esta norma tiene difícil cabida en cualquier constitución de un país desarrollado y serio. La justicia deportiva en general, y esto no es una opinión, sino una realidad objetiva, se pasa por el forro muchos de los derechos de cualquier ciudadano. Recuerda el caso Boosman en 1995. En este sentido, te recomiendo un artículo de Orfeo Suárez hoy en el mundo.

2) Se equivocó con Federer, pero tardó 24 horas en pedir perdón.

3) Rafa Nadal tiene su residencia en Baleares y su IRPF lo paga allí. La que tuvo sede en San Sebastián fue una de sus empresas. Ahora se va a investigar si efectivamente su actividad radicaba allí o no, como apuntó el otro día Carlos Costa. Creo que tiene derecho a la presunción de inocencia, ¿no?

Saludos!