domingo, 25 de diciembre de 2011

Vivencias - Ocho años sin Sara

Pequeño Homenaje a una Gran Amiga

Hoy, como cada Navidad desde que inauguramos "El Disparadero", toca rendir mi pequeño homenaje a Sara, una gran amiga que se nos fue tal día como hoy hace 8 años. Aunque dicen que el tiempo lo cura todo, uno duda a menudo de ello. Pienso que hay heridas que nunca terminan de cicatrizar. Porque ha llovido mucho desde que Sara nos dejó. Porque han pasado cientos de personas por mi vida desde entonces. Algunas se han quedado, otras han estado de paso, incluso los hay quiénes el tiempo y la distancia ha terminado por alejarles. Porque no han dejado de pasar cosas desde aquella fría Navidad del año 2003. Y sin embargo, Sara sigue estando muy presente en mi vida.

Será porque siempre me queda la espina clavada de que tal vez en los últimos meses de su vida perdimos algo el contacto. O porque no dejo de echar en falta nuestra llamada de cada quince días para hacer repaso general de nuestras vidas y nuestro Real Madrid. Me paso muchas horas en el coche haciendo el camino Madrid - Aranda y viceversa, con mucho tiempo para pensar. Y es raro que de vez en cuando no me imagine una conversación con ella en la que le cuento cómo estoy, así cómo es imposible no divagar pensando dónde estaría, que estaría haciendo en estos momentos si siguiera entre nosotros. Incluso sobre cómo verá las cosas desde allí arriba, si esto o aquello le parecerá bien, sobre qué me diría ante esto o lo otro. Porque la realidad es que han pasado 8 años, pero yo la sigo sintiendo muy cerca, como la gran amiga que siempre fue, como siempre la sentí en vida. 

Sí, se me encoge a menudo el corazón. Muchas veces se me hace un nudo en la garganta pensando en ella. La vida es así y hay que afrontarla como viene, pero cuesta aceptar ciertas cosas. Posiblemente no estamos preparados para ver marchar a alguien tan joven, con tanta vida por delante y con tantos sueños por cumplir. Toca seguir adelante. A Sara le hubiera gustado así.

Como cada año, me gusta dedicarle una canción de esas que cuando las escucho me hacen pensar en ella. Este año me decanto por Eric Clapton y su "Tears in heaven". Qué la disfrutéis.



4 comentarios:

Katy dijo...

Hay personas que aunque pasen todos los años de la vida jamás dejan de estar en el recuerdo. Es hermoso leer esta lineas que denotan una exquisita sensibilidad. Seguro que ella lo sentirá así.
Que tengas una buena salida y mejor entrada al 2012. Que sea un buen año para ti.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Bello homenaje Fernando. Yo creo que los seres queridos nunca se van del todo mientras estén en tu corazón. Eso reconforta.

Un abrazo ty feliz 2012

Fernando dijo...

Katy, millones de gracias por pasarte y por el comentario. Decirte que tienes toda la razón, que hay personas que pasan por tu vida y su recuerdo siempre permanece imborrable. En el corazón uno va guardando buenos momentos que permanecen. Por eso los buenos amigos nunca se van del todo.

FEliz año para ti también

Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

Fernando, millones de gracias por pasarte y por tu comentario. Cuánta razón tienes! Acumular recuerdos en el corazón siempre reconforta y te hace comprender que hay personas que nunca se marchan del todo.

Feliz año para ti también

Un fuerte abrazo