sábado, 25 de diciembre de 2010

Vivencias - Siete años sin Sara

Pequeño Homenaje a una Gran Amiga

Pasa el tiempo lenta pero inexorablemente, y con él va cambiando nuestra circunstancia vital. Hay gente que está de paso, personas que llegaron para quedarse y otras a las que su propia existencia le lleva por otros derroteros, incluso aún cuando pensaste que estarían allí para siempre. Los hay también quiénes la vida se los lleva por delante, porque la naturaleza es cruel, y se van antes de tiempo, antes de lo que supuestamente les tocaba.

Así fue con mi amiga Sara en la Navidad del año 2003. Como desde que comencé con este blog hoy, día grande para todos los Cristianos, es un día también para recordarla y rendirla un pequeño pero sentido homenaje. Las personas van y vienen, pero nadie muere del todo. Su recuerdo perdura, porque todo aquel que pasa por tu vida, en mayor o menor medida, te deja huella y a mi Sara me dejó marcado para siempre. Fue mucho lo compartido, los años de colegio, los veranos en Irlanda, nuestros cumpleaños y fiestas, nuestras tardes de café cuando ya llegamos a la Universidad, la vida misma en definitiva. Es inevitable echar de menos, emocionarse y preguntarse , aún cuando nunca obtengas respuestas convincentes, por qué se tuvo que ir cuando lo tenía todo por delante.

A Sara le encantaba U2 y sé que esta canción que os dejo le gustaba especialmente. Como pequeño homenaje a una gran amiga que siempre estuvo ahí, dejo el vídeo. Que lo disfrutéis, como sé que lo hará ella desde el cielo, desde esa parte en la Dios ubica a las buenas personas.


4 comentarios:

Katy dijo...

Hola Fernando, inevitablemente estos dias en especial traemos a nuestro recuerdo con mayor intensidad a aquellas personas que han pasado por nuestra vida y dejado su huella para siempre. Dias de paz y armonía en las que lo inefable se hace presente, el corazón se ensancha y nos hacemos más sensibles y aflora lo mejor de nosotros. Bello homenaje, aunque tal vez aún duelan los recuerdos.
Gracias por compartir esta parte de tu vida que te hace más humano y vulnerable.
Feliz año, como se suele decir, y que tu juventud también sea sea portador de buenos deseos para los demás.
Un gran abrazo

Fernando dijo...

Hola Katy:

Millones de gracias por pasarte y por tu comentario. Me ha parecido precioso. Efectivamente los recuerdos duelen y estas fechas nos hacen más sensibles. Inmejorable coctkail para la nostalgia y el recuerdo.

Feliz Navidad también para ti y mis mejores deseos para este 2011 que está a punto de comenzar.

Un fuerte abrazo

David García Goñi dijo...

Que mejor forma de pervivir en el recuerdo, que yo, que no he conocido a Sara, leyendo tus palabras la siento cercana y hasta soy capaz de ponerle sonrisa. En tu recuerdo eterno y emocionado no hablas de alguien que no está, yo al menos he sentido que de una forma u otra, está.

Feliz Navidad, Sara, encantado de conocerte.

Fernando dijo...

David, muchas gracias por tu comentario. Es precioso y me ha emocionado. Seguro que ella también estará encantada de conocerte. Nadie muere del todo, eso lo tengo muy claro.

Un fuerte abrazo