sábado, 1 de febrero de 2014

Música para el iPod - 28 Canciones para el mes de Febrero

Algunas Sugerencias

Como ya viene siendo costumbre, ahora que cerramos un intenso mes de enero, os dejo mi selección del iPod para este febrero que está a punto de comenzar. Como siempre, no son las mejores canciones, ni siquiera las que más me gustan, pero sí las que me apetece escuchar de acuerdo con mi momento vital. Espero que esta sección siga teniendo la buena acogida de sus predecesoras... ¡y que os haga descubrir nuevaos temas que os acompañen en vuestro día a día!

1) "Older", L.A., incluida en el disco "SNLT FLM", publicado en 2012. Como comentaba hace algunas entradas, este grupo mallorquín ha sido mi último descubrimiento hace apenas unos meses. Quizás porque hace un par de semanas me cayeron 36, esta es una de esas canciones que me apetece escuchar. Por eso y, por supuesto, porque es estupenda.

2) "De tanto que lo intenté", Quique González, incluida  en su disco "Personal", publicado en 1998 y que supuso la ópera prima del artista madrileño. Se trata, sin duda, de un CD imprescindible de la música española de los últimos 20 años. Somos muchos los que pensamos que se trata de uno de los mejores discos debut de siempre, en el que no hay un sólo respiro a lo largo de las 11 pistas que lo componen. Rock urbano y orgullo de barrio, como el propio Quique se encargaría de resaltar en su fantástica "39 grados" de su segundo disco, se dan la mano con la sensibilidad que siempre le ha caracterizado. Y todo ello aderezado con letras brillantes. Ya por aquel entonces se catalogó a Quique González como la gran esperanza de la música española. Los que le seguimos desde entonces, desde cuando tocaba gratis en garitos pequeños, no podemos sino sentirnos orgullosos del éxito y la trayectoria de alguien que se lo ha currado desde la honestidad y el buen hacer. "Personal" me trae recuerdos de noches en los bares, de partidos de fútbol con los amigos, de noches de guitarreo y risas. Me consta que "De tanto que lo intenté" no es de las favoritas de Quique, pero a mi me fascina. Imprescindible.

3) "Basket case", Greenday, incluida en su disco "Dookie", publicado en 1994. Fue, sin duda, una de las canciones que marcaron la banda sonora de mi vida durante los últimos años de colegio, en este caso, concretamente en 3º de BUP, un curso en el que fui realmente feliz. Aquella chica que me gustaba, las primeras grandes fiestas y mucho rock´n´roll. Había, recuerdo, un debate por aquella época, sobre si Greenday era un grupo meramente de moda cuyo momento pasaría. Su extraordinaria madurez les mantiene en lo más alto. Y esta canción me sigue pareciendo soberbia, resaltando lo mejor de la esencia de la banda liderada por Billy Joe Armstrong.

4) "Wonderwall", Oasis, incluida en su disco "What´s the story (Morning Glory)?" publicado en 1995. Si la anterior fue la canción de 3º de BUP, esta fue la de COU. Aquel segundo disco de los de Manchester me pareció, desde los primeros acordes del "Roll with it", el primer single del mismo, un trabajo atemporal, de esos que harían historia. COU fue un curso con sabor agridulce, puesto que vi como se torcían muchos de mis sueños y me sucedieron cosas que en su día no supe interpretar. Hoy, por fin, he podido comprender, como muchos ya sabéis, que se hace camino al andar, y que la felicidad consiste en disfrutar del sendero con independencia de las vueltas que demos por el mismo. Con el tiempo he aprendido a mirar aquel extraño último curso de colegio con mucho cariño, sabiendo que soy quién soy, en parte, por lo mucho que aprendí entonces.Y "Wonderwall" es una canción maravillosa que pone música a todos aquellos recuerdos.

5) "Tenerte o no tenerte", El Hombre Gancho, incluida en su disco "Navegantes", publicado en 2003. Los cordobeses eran un grupo que llevaban tiempo currándoselo hasta que, por fin, su primer trabajo, "Contigo porque me matas" vio la luz. "Navegantes" fue su tercer LP y "Tenerte o no tenerte", para mi, una de las mejores canciones de rock escritas en castellano. Honestidad, contradicción, amor y desamor. La vida misma. Brutal.

6) "El roce de tu cuerpo", Platero y Tú, incluida en su disco "Muy deficiente", su primer LP. "El Roce de tu cuerpo" no sólo abría aquel trabajo, sino que probablemente se convirtió en uno de los himnos de los bilbainos. Personalmente me gustaba más esta etapa de Fito que la actual, por cuanto la encontraba más auténtica, más gamberra, aún cuando la evolución de sus letras en solitario es irreprochable. De esas canciones que me ponen de muy buen rollo. Ideal para salir de fiesta y burrear.

7) "Rock´n´Roll star", Loquillo,single que lanzó en 1981 con su banda de aquel entonces, Los Intocables. Canción atemporal del rock español y que supuso el primer gran éxito del Loco. 33 años después, no sólo sigue estando en plena forma, sino que sigue haciendo historia superándose en cada nuevo trabajo. Esta canción, aún con su ironía, me parece terriblemente sincera. Tal vez sin esa soledad del protagonista, los genios no lo serían tanto. Rock and roll actitud.

8) "So Payaso", Extremoduro, incluida en su disco "Agila", publicado en 1995. Este LP permitió a la banda de Robe Iniesta llegar a un público más multitudinario saliendo relativamente de los canales alternativos en los que se había movido hasta entonces. Con una gran producción, el disco tiene lo mejor de Extremoduro con unos arreglos más cuidados. "So Payaso" no sólo es una gran canción, sino que abre un disco realmente espectacular que de vez en cuando me sigue encantando escuchar.

9) "Mi vida rosa", Los Romeos, incluida en su disco "Los Romeos", publicado en 1990. Aquel grupo hacía lo que entonces se llamaba "pop-punk" y sacó sólo tres LP. Este, probablemente, fue el de mayor éxito y esta canción tal vez la más popular de todas. La pusieron el otro día en la radio y la escuche de casualidad. Llevaba mucho tiempo sin hacerlo y recordé lo mucho que me gustaba en su día. Otra que me pone de muy buen rollo.

10) "Vienen tiempos", Vacazul, incluida en su disco "Vienen tiempos", publicado en 2004. La letra dice "Pueblo dormido, soñando a nada; todo nos quema, el miedo resbala. Y el miedo se queda, se queda en tu almohada. Te dice no mires, no mires de frente, ni sepas de qué, de qué va la vaina. Y va de que estés, estés en tu casa, y no salgas a ver, a ver nuestras ganas. No salgas a ver cómo resbala. Vienen tiempos que cargan de esclavos las calles. Vienen tiempos que arrastran los gritos de nadie. Derrochando palacios, dónde abunda su gloria". Diez años después me sigo preguntando si Depedro, el lider de Vacazul, tenía dotes de futurólogo. Esta canción parecía prevenirnos de lo que iba a venir. ¡Ah! Y es estupenda, por cierto, como todo el disco.

11) "Pretty woman", Roy Orbison, single publicado en 1964. El de Vernon fue uno de los más grandes en su época, incluso los Beatles reconocieron en su día que sentían auténtica veneración por él, llegando, incluso, a hacer una gira juntos. Su voz peculiar, sus canciones auténticas y sinceras, casi siempre de amores imposibles, y unos ritmos y melodías muy avanzados para su época, le hicieron ganarse un  hueco entre los imprescindibles de los 60. Tal vez nunca se le reconoció en vida como merecía, ya que entró en el particular "hall of fame" de los músicos a título póstumo, en 1988, poco después de morir, cuando, ironías de la vida, disfrutaba del mayor éxito de su carrera con su maravillosa "You got it". Otra canción atemporal para el mes de febrero.

12) "Historia Universal (El amor no es lo que piensas)", Deluxe, incluida en su disco "Reconstrucción" publicado en el año 2008. Personalmente, me parece un trabajo fascinante de Xoel López, tal vez el más completo, de cuando firmaba sus LP´s como Deluxe. "Historia universal" creo que, además de una canción estupenda, es una verdad como un piano. Los pelos de punta.

13) "I feel fine", The Beatles, publicada como sencillo en 1964, el octavo de los fab four, el cual se colocó como número 1 en Inglaterra y EEUU casi de manera instantánea. De mis favoritas de los de Liverpool, de esas que me ponen en plan positivo, posiblemente de las mejores de la etapa previa al Sgt. Peppers. Me llega, porque imagino que, como apuntaría Quique González, todos necesitamos entrar en los sueños de alguien, pero sobre todo, porque la vida no deja de ser un estado de ánimo y éste siempre es mejor cuando contamos con alguien. Estupenda.

14) "The monster mash", compuesta por Boris Picket, el cual la dio a conocer como single en 1962 adquiriendo un gran éxito por aquel entonces. En cualquier caso, me quedo con la versión de los CrabCorps, incluida en la Banda Sonora de "El lado bueno de las cosas", del año 2012. La canción es casi infantil, pero tiene algo realmente pegadizo que a mi, personalmente, me encanta. Para bailar haciendo el indio.

15) "3 de 24", Kamikazes. Casi nunca suelo escuchar las canciones que compongo, pero este mes hago una excepción. Tras un trago duro, un golpe de esos que te da la vida que te hace volver a empezar, cogí de nuevo la guitarra tras años sin hacerlo, saqué toda la rabia y me salió "3 de 24". Con ella pude cerrar definitivamente una etapa que fue maravillosa y que terminó de una forma muy dolorosa e inesperada, sin entender muy bien por qué. Gracias a esta canción ahora puedo decir que me quedo con todo lo bueno, que afortunadamente, fue mucho. Tema especial para un día señalado, algo que necesitaba hacer y que este mes sé que necesitaré escuchar.

16) "Añada de Ana la Friolera", Nacho Vegas, incluida en su disco "Miedo al zumbido de los mosquitos", un EP de 4 temas publicado en 2002. Como todas las canciones de Nacho Vegas, la letra es desgarradora y la música estremecedora. Un disparo al corazón. Y en breve, nuevo disco. Personalmente, no veo el momento de tenerlo entre mis manos.

17) "Cuando por fin", Lapido, incluida en su disco "Formas de matar el tiempo", publicado en 2013. José Antonio Lapido es uno de los mejores compositores de nuestro país. Lo viene siendo desde aquel mítico grupo llamado 091, el cual tal vez no alcanzó el éxito que merecía. "Formas de matar el tiempo" es de los mejores discos publicados en 2013 y esta canción un temazo imprescindible, de los que últimamente no paro de escuchar.

18) "Be my baby", The Ronettes, publicada como single en 1963. Compuesta por  Phil Spector, Jeff Barry, and Ellie Greenwich, y producida por el propio Phil Spector, está considerada como una de las mejores canciones pop de todos los tiempos. Personalmente me gusta desde que era muy pequeño y la escuché por primera vez. Tema recurrente en mi iPod que este febrero sonará con fuerza.

19) "Don´t worry baby", The Beach Boys, incluida en su álbum "Shut down Volume 2", publicado en 1964. Cuentan que, cuando Brian Wilson escuchó el "Be my baby" de las Ronettes, se quedó tan fascinado con ella que se le ocurrió hacer la respuesta del chico a la chica protagonista de la anterior. Y esa canción terminó siendo el fantástico "Don´t worry baby" que este mes sonará con fuerza en mi iPod. Duo de estrellas. 

20) "Paloma", Andrés Calamaro, incluida en sun disco "Honestidad brutal", publicado en 1999. Aquel doble LP compuesto por 37 temas era una bendita locura que contenía algunas de las mejores canciones del genio bonaerense. "Paloma" me parece una de las mejores canciones de amor jamás escritas en castellano. Aunque Calamaro pasó una época caótica que alcanzó su cénit en aquel quíntuple disco llamado "El Salmón", lo cierto es que siempre nos regala en cada uno de sus trabajos un puñado de canciones que te ponen los pelos de punta. Ésta es una de ellas.

21) "Centro di gravitá", Franco Battiato, incluida en "L´arca di Noe", publicado en 1982, con el cual el cantautor siciliano se convirtió en el primer italiano en superar el millón de discos vendidos en el país transalpino. Me gusta todo de esta canción, pero sobre todo lo mucho que me hace pensar. Imagino que porque todos necesitamos un centro de gravedad en nuestras vidas. Al menos así lo siento yo en estos momentos.

22) "In a little while", U2, incluida en su disco "All that you can´t leave behind", publicado en el año 2000. Personalmente creo que se trata de una de las mejores canciones de los irlandeses a lo largo de toda su carrera, lo cual ya es mucho decir. Habla, como ha explicado Bono en alguna ocasión, de una canción de amor no correspondido, de esas que te calan, acompañada de una melodía maravillosa. Cuentan que Joey Ramone, cuando estaba a punto de morir, pidió escucharla por última vez antes de dejar este mundo. Estupenda desde el arpegio inicial.

23) "Antes de que salga el sol", Nacha Pop, incluida en su disco "Nacha Pop", publicado en 1980. De aquel trabajo siempre se recuerda la maravillosa "Chica de ayer", pero este temazo que abre el disco es, para mi, no sólo de las mejores canciones de la movida, sino del pop que se ha hecho en nuestro país. Como Antonio Vega hemos tenido muy poquitos. Su mundo interior, su sensibilidad y su creatividad fueron poco a poco dando lugar a una realidad, no diría que paralela, pero sí a una especie de universo particular donde las mejores metáforas y la poesía más auténtica tenían cabida. Todo ello acompañado de una maestría a la guitarra de la que muy pocos podían presumir. Antonio Vega se nos fue no hace tanto, pero se le sigue echando de menos. Afortunadamente, nos quedan sus canciones, tran brillantes como ésta.

24) "Una noche sin ti", Burning, incluida en su disco "Noches de Rock&Roll", publicado en 1984, el cual fue, posiblemente, el más completo del grupo madrileño, teniendo cabida en el mismo joyas como "Esto es un atraco" entre otras. "Una noche sin ti" es una maravilla que te sobrecoge desde los primeros acordes. De nuevo me la creo y lo más importante, me llega. Un himno del rock nacional.

25) "Rebel, rebel", David Bowie, includia en su disco "Diamond dogs" publicado en 1974. Previo a su prolífica etapa de Berlin, y posterior a su maravilloso "Ziggy Stardust", este LP nos muestra a un Bowie en extasis creativo que en esta canción nos deja uno de esos temas por los que parece no pasa el tiempo, reconocible desde los primeros acordes de sus contundentes guitarras, los cuales me hacen brincar como un loco.

26) "No ha tregua", Barricada, incluida en su disco "No hay tregua", publicado en 1986. Tema comprometido de los navarros en un momento durísimo del País Vasco. No sólo es una canción descomunal, sino que adquiere todo el sentido en los tiempos que corren. Mientras unos quieren alcanzar la paz de forma maquiavélica, ignorando los medios, así como la importancia del perdón, la justicia y el reconocimiento de la dignidad de las víctimas, la voluntad de reparar el daño causado, otros tampoco tienen la voluntad de perdonar y confunden la justicia con la revancha, aún cuando sea humano. La paz requiere altura de miras y grandeza humana por parte de todos. Y así, entre unos y otros, nos encontramos con que, tal vez, como apunta mi hermano, nuestra generación sólo pueda esperar a la ausencia de violencia explícita, lo cual, viniendo de dónde venimos, tras todo el daño causado, aunque no sea ni mucho menos suficiente, ya sea un avance muy importante, casi definitivo. Hace unos años, en un concierto de Barricada, El Drogas, líder de Barricada, iniciaba este tema diciendo "¡No hay tregua! ¡O sí! ¡O yo que sé!". Pues eso. En cualquier caso, me quedo con que "nunca tendrán las armas la razón", como dice la canción.

27) "Brothers in arms", Dire Straits, incluida en su disco "Brothers in arms", publicado en 1985. El quinto disco de los británicos contenía temazos como "Walk of life" o "Money for nothing", pero a mi la canción que siempre me fascinó fue ésta, la que cerraba el álbum. Dire Straits eran buenísimos, pero a veces me parece que le daban demasiada importancia a la técnica y a la guitarra de Knopfler, que a los sentimientos que llevaban cada una de sus letras. En este tema se junta lo mejor de ambos aspectos. Preciosa.

28) "Vicious", Lou Reed, incluida en su disco "Transformer" de 1973, el cual fue producido por David Bowie. Una de las canciones más grandes de uno de los mejores músicos de la segunda mitad del siglo XX para cerrar el mes. Encierra todo lo mejor, que a la par era lo peor, de Lou Reed. Bajada a los infiernos y una canción para toda la vida. Se nos fue hace apenas unos meses pero nos quedan joyas como ésta.

¡Que las disfrutéis!