jueves, 14 de mayo de 2009

Actualidad - Noticias de la Semana

Breve Repaso a la Actualidad

Llevo unos días queriendo tratar una serie de temas que tal vez no dan de por sí para un post, pero que tampoco quería dejarlos pasar por alto. Algunos son de hace más de una semana, pero bueno, confío en que a todos os suenen para enriquecer el debate. Voy para allá.

Acerca de David Bisbal, los Conciertos Benéficos y la SGAE: Hace algo más de un mes David Bisbal anunciaba que iba a dar un concierto benéfico para ayudar a un pobre chaval, Juanma, aquejado de una extraña dolencia llamada "Enfermedad de Alexander". Parece ser que hay un doctor en EEUU que ha hecho avances espectaculares en un tratamiento experimental para este mal pero que necesitaba financiación para rematarlo. Los padres de Juanma, haciendo un esfuerzo sobre humano para apoyar la investigación, llevan tiempo sacando dinero de debajo de las piedras. David Bisbal, en un gesto que le honra, se ofreció a dar un concierto para ayudar a esta pobre familia. El resto de la historia es conocida. La SGAE pidió un 10% de lo recaudado, casi 6.000 euros, en concepto de derechos de autor. Seguro que es legal, como dice la SGAE, porque Bisbal no es el compositor de las canciones, pero no es legítimo. Para empezar, porque habría que ver si la recaudación hubiera sido la misma si el cantante hubiera sido el propio autor de "Corazón Latino", "Ave María" y demás. Pero sobre todo, porque no se entiende ni la falta de sensibilidad y escrúpulos, ni la voraz hambre por el vil metal que tiene la sociedad presidida por Teddy Bautista. Ante el escándalo han reaccionado devolviendo el dinero, pero su reputación, si ya estaba dañada, ahora está por lo suelos. Que sigan así.

Acerca de IBERIA y sus pésimos resultados: El pasado martes IBERIA anunció que cerraba el primer trimestre del año con unas pérdidas de 92 millones de euros, así como un ERE que va a afectar a más de 2.000 trabajadores y un ahorro de costes cifrado en más de 200 millones de euros. Interesante lección la que nos deja IBERIA. Ahorrar costes siempre es positivo. Una mejora de la eficiencia empresarial es, en estos tiempos, algo casi imperativo para salir de la crisis. El problema está cuando reduces tanto los costes que tu servicio se resiente hasta el punto de no diferenciarte apenas con un low cost. En IBERIA ya no te dan de comer, vas igual de incómodo que con Easy Jet o Ryanair y ofrece unos servicios similares al resto de empresas de bajo coste. Sólo hay una salvedad: pagas más. IBERIA, por el tipo de empresa que es, nunca podrá ser la más barata, sobre todo porque seguro que las compañías low cost tienen sobre todo costes variables, lo cual les otorga una gran flexibilidad para adaptarse a los entornos. Desde fuera, yo creo que la aerolínea española debería optar por diferenciarse en calidad, buscar un nicho de mercado con gente que esté dispuesta a pagar más por dar un salto cualitativo en el viaje. Ello puede llevarle a quitar vuelos que no sean rentables, pero es que la compañía actualmente está en números rojos. Si realmente no hay mercado al que dirigir esta mejora basada en la calidad, entonces IBERIA deberá reinventarse. Lo que no puede ser es lo de ahora: más precio pero igual servicio que un low cost. No les vendría mal leerse la historia de la General Motors y estudiar qué pasó con Cadillac.

Sobre el Debate del Estado de la Nación: No me gustaron los modos. Unos, echándole la culpa de todo al gobierno, y el gobierno, viniendo a decir que todo lo han hecho bien, y anunciando unas medidas que son un puro fuego de artificio. El principal problema de la economía española es la falta de competitividad de nuestra industria (obviamos el modelo de crecimiento basado en el ladrillo). Para solventarlo se requiere mejorar la productividad (bajando costes o siendo más eficientes) e innovar. Como no somos buenos ni en lo uno ni en lo otro, tenemos las cifra de paro que tenemos. ¿Qué medidas concretas se han hablado para mejorar ambas facetas estos días? El debate acerca del estado de la nación ha sido un brindis al sol, un ejercicio de autocomplacencia por parte de todos, y sobre todo deja el poso de que es imposible un gran pacto de estado para afrontar la crisis. Ello implicaría, a bote pronto, una reforma del sistema educativo, una reforma del mercado laboral, una reforma del modelo energético, un plan de infraestructuras y más inversiones en I+D, pero sobre todo voluntad política por solucionar los problemas de los españoles y no para ganar las elecciones. Y esto último lo veo incluso menos que lo anterior.

Sobre la Final de la Copa del Rey: Aparte del lamentable incidente del himno y el patético papelón de TVE, dejo una reflexión que se me ocurrió en el coche. Ayer se enfrentaban dos filosofías distintas. El Athletic de Bilbao, nutrido con jugadores de la casa y alrededores, es para mucho el último equipo romántico. El Barça es lo opuesto. Un equipo cosmopolita y globalizado, con jugadores de todo el mundo que ha convivido en perfecta armonía esta temporada. Uno representa la tradición, el otro los nuevos tiempos. ¿Realmente es el Athletic el último romántico o vive anclado en un conservadurismo sin sentido? ¿Puede servir la convivencia multirracial y globalizada de los grandes clubes modernos como ejemplo para una sociedad diferente? Ahí os dejo las preguntas.

Que nadie se piense que me olvido de Antonio Vega. Este fin de semana escribiré sobre él.

No hay comentarios: