viernes, 31 de diciembre de 2010

Vivencias - Sobre el año 2010

¡Feliz 2011!

Hoy damos carpetazo a este extraño 2010. Y digo extraño porque ha sido un año de luces y sombras, de grandes contrastes en general, sin término medio. Cuando el día de mañana me pregunten por este 2010 creo que lo recordaré como el año de las luces y las sombras a todos los niveles.

Desde el punto de vista del interés general, este ha sido el año en el que se han constatado que esta crisis no era como otras anteriormente vividas. El paro ha seguido creciendo y la gravedad de la situación ha llegado a cuestionar la viabilidad de España desde un punto de vista económico. Ha sido el año de las inimaginables quiebras de Grecia e Irlanda, que ha supuesto la primera "cornada" seria que se ha llevado el Euro, de la paulatina pero constante pérdida de popularidad de un Obama que no ha sabido ponerle freno al deterioro de la situación en los EEUU y de la implantación de unas medidas durísimas con altos costes sociales en toda Europa. 2010 ha sido el año en el que ha hecho justicia con Vargas Llosa, Peruano de nacimiento, Español de adopción, pero también en el que nos ha dejado un grande como Saramago.

Ha sido un año en el que se han constatado, además, una serie de tendencias que anuncian cambios a medio plazo. Ha sido el año de las economías emergentes, de las redes sociales (Facebook alcanzó los 500 millones de usuarios) y de la democratización de la información  (véase el caso Wikileaks). No sabemos si estos cambios serán para bien, pero sí que suponen la constatación de un futuro que será diferente.

Pero no todo han sido malas noticias durante este 2010. Los éxitos de los deportistas españoles han supuesto un bálsamo con el que enjuagar en parte las heridas de una situación ciertamente complicada en nuestro país. Ha sido el año de la selección de fútbol (¡quién nos iba a decir que ganaríamos un mundial!), del resurgir de un Rafa Nadal que se ha consagrado como grande entre los más grandes de la historia del tenis, del triplete histórico del motociclismo, del Dakar que hacía justicia (¡por fin!) con Carlos Sáinz, del segundo anillo de Gasol y de un conjunto de éxitos multidisciplinares que confirman que cuando se hacen bien las cosas, se trabaja desde la base, se compite con honestidad y se establece una cultura del esfuerzo, no hay barrera que se resista. La lección que nos han brindado nuestros deportistas deberíamos grabárnosla a fuego para implementarla en nuestras familias, en nuestros trabajos, en nuestros colegios y en nuestras universidades. Esa sí que es una buena receta para salir de la crisis y crecer en valores.

A nivel personal el 2010 también ha sido un año sin contrastes. De muchas satisfacciones y de mucho crecimiento, pero también de mucho sufrimiento y lucha. Muy duro en lo laboral aunque con bonitos alivios en forma de Bacchus de Oro, puntuaciones de Peñín y Parker. Muy bonito en lo personal, con la maravillosa experiencia de mi estancia en Harvard, la publicación de mi primer artículo académico, mi estreno como profesor universitario (aunque fuera puntualmente), así como mi creciente participación en congresos y conferencias de la que también habéis sabido por este blog. Lástima esa rodilla que no me ha dejado ni jugar al fútbol, ni correr la San Silvestre y que amenaza con dejarme tan solo apto para pachangas con los amigos. Ha sido un año bonito a nivel familiar por la boda de mi hermano Santy, al que me alegra ver tan feliz, aunque me ha pasado un marrón interesante al centrar todas las miradas sobre mi. Que quede constancia en estas líneas que no, no tengo nada que anunciar de momento.

Bromas aparte, hoy termino el año 2010 esperanzado y con ilusión por afrontar este 2011 lleno de retos. Será duro y complicado, habrá que luchar mucho y tomar decisiones complicadas, pero todo año que comienza es una hoja en blanco en la que todo está por escribir. A mi me inspira este anuncio de Nike que aquí os dejo. Hagamos del 2011 el inicio de la remontada comenzando por cada uno de nosotros. ¡Feliz Año y mis mejores deseos para todos!

4 comentarios:

Katy dijo...

En definitiva que no te ha ido mal vamos a pesar de los contratiempos de la vida que en definitiva no puerde ser todo de color de rosa:)
Lo de la crisis es peor y ameneza con seguir un par de años más. Y eso que yo soy muy optimista pero realista hasta la médula.
Un buen resúmen en la que te felicito por tus logros personales.
Un abrazo el día primero del año.
Seguiré leyéndote:)

Fernando dijo...

Hola Katy:

Como siempre millones de gracias por pasarte. La verdad es que a título personal mal no me ha ido, pero es cierto que los últimos 7 meses a nivel laboral no se los deseo a nadie. Han sido realmente duros aunque también pienso que positivos por lo aprendido. Al final creo que eso es lo importante, ser capaz de ver la parte positiva incluso en los malos momentos.

Tardaremos en salir de la crisis pero el 2011 será un poquito mejor que el 2010, estoy convencido.

Un fuerte abrazo

Pedja dijo...

Ferra con tu personalidad y fomra de ver las cosas te auguro que no habrá crisis ni problema que pueda contigo. Enhorabuena por el 2010 que has tenido y ahora a comernos el 2011, un fuerte abrazo

Fernando dijo...

Hola Pedro! Millones de gracias por pasarte y por tus palabras. Estoy convencido de que el 2011 será nuestro año. A ver si nos vemos pronto! Un fuerte abrazo