sábado, 26 de diciembre de 2015

Vivencias - 12 Años sin Sara

Pequeño Homenaje a una Gran Amiga

Y como viene siendo ya habitual por estas fechas, no podía faltar mi pequeño recuerdo a Sara. Aquella gran amiga que se nos fue en la Navidad del año 2003. Este año quería recordarla de forma un poquito distinta, algo más alegre. Quizás porque mi estado vital es el más optimista de los últimos años, quizás porque cuando pienso en ella sólo me salen momentos alegres. Siento que querría que me acordara de ella de esta forma.

"Querida Sara,

Aquí me tienes otro año más en El Disparadero haciendo este post. Imagino que desde esa parte del cielo en la Dios tiene a las buenas personas como tú, estarás un poco al tanto de lo que ha acontecido en mi vida en los últimos 365 días. Al menos te confieso que han habido varios momentos en los que yo te he sentido muy cerca, pero por si acaso, no quería dejar de escribirte estas líneas para contarte un poco. 

¡Qué te voy a decir de este año que termina! ¡Cuántas cosas me han pasado! Como bien sabes, he trabajado mucho y que he conocido un montón de sitios fascinantes. Me he sentido muy querido en todas partes, e incluso un poco abrumado por las muestras de cariño que he recibido en lugares insospechados. Imagino que cuando uno trata de cultivar afectos estas cosas pasan, como muy bien sabes tú también. Fíjate la cantidad de gente a la que le gusta que me acuerde de ti cada año y se sigue sumando a este pequeño homenaje. Me quedo con México y Japón, dónde te confieso que me llegué a sentir como Beckham en alguna ocasión. Paradojas de la vida, al final sí que he llegado a firmar autógrafos y a ver cómo la gente hacía cola para posar conmigo, jajajaja, pero ha sido ya de "bodeguero" y a mis 37. Nada de lo que soñaba cuando íbamos juntos a clase y quería triunfar en el Real Madrid. Y por cierto, que de nuestro Madrid casi prefiero no hablarte, que últimamente me enfada mucho, salvo que lo hagamos de baloncesto, claro está. No hagas caso de los cachondos que me dicen que me presente a la presidencia. Tampoco entra en mis planes entrar en política pese a mis dotes para conciliar personas e ideas, como alguno también me ha tratado de recordar ultimamente, jajajaja.

Conocí a Los Secretos, como bien sabes. ¡Lo que te hubiera gustado estar ese día! Gente bien maja, la verdad, con la que pude hablar casi de todo. Y nos reímos mucho también. De repente "Pero a tu lado", que a ti te encantaba, volvió a convertirse una de mis canciones de cabecera. Bueno, realmente nunca dejó de serlo, pero de alguna forma he vuelto a "redescubrirla" en estos meses. Imagino que también por el carrusel emocional que ha sido este año, te lo confieso. 

Me está costando más de lo que pensaba, pero parece que la rodilla está superando su enésimo envite y he vuelto al fútbol. Aunque ya no estés para organizar partidos entre nosotros, yo sigo calzándome las botas con la misma ilusión de siempre. Asumo que ya no me queda mucho fútbol, pero hay un pequeño homenaje a toda nuestra generación, a todos los que jugasteis conmigo, en cada partido que sigo disputando. Marcar a chavales 10-12 años más jóvenes que yo al fútbol 11 me motiva y sigue sacando lo mejor de mi en lo que a esfuerzo y disciplina se refiere. Me conecta con una parte de mi mejor yo. Ya sabes que yo nunca bajó los brazos y que como decía nuestro querido Don Félix en el cole, el deporte te da unos valores no siempre bien ponderados.

Ya sabes que por fin terminé la tesis y que con ella he cerrado una etapa muy importante de mi vida, pero con la certeza de que sólo es una puerta que me abrirá otras. De repente me siento con la mochila un poquito más vacía, pero con nuevas energías para afrontar otros retos. Como bien sabes también, apareces en la dedicatoria de corazón. No podía ser de otra forma. Cuando uno hace una tesis para intentar humanizar la economía le pesan mucho todos los afectos recibidos. La familia y los amigos habéis sido una pieza clave. Me sigue emocionando leer la dedicatoria, por cuanto entiendo que no deja de ser un resumen de lo que ha sido mi vida hasta la fecha en el que tú ocupas un lugar importante. Te hubiera gustado estar en la defensa de la tesis. Estoy seguro. ¿Sabes que un miembro del tribunal me dijo que me parecía a Indiana Jones? Es que me he dejado barba, por cierto. Así que no sé que me ha hecho más ilusión, si el "Cum Laude" o el parecido a Harrison Ford :).

Bromas aparte, no te puedes imaginar lo feliz que me siento por todo el trabajo realizado, pero sobre todo por haber sabido transmitir que, además de un trabajo riguroso y concienzudo, la mía era una tesis hecha con el corazón y con el ansia de mejorar la vida de las personas, con un marcado carácter humanista y con una fe ilimitada en la capacidad de los seres humanos de mejorar nuestras vidas y nuestros entornos. De progresar económica y moralmente. A fin de cuentas, Adam Smith era profesor de Ética.

Y en lo personal me he querido imaginar tu cara a lo largo de este año varias veces. Fíjate que pensaba que por fin me centraba, pero al final las cosas no han salido. Imagino que no tendría que ser, pero me hubiera encantado haber cogido el teléfono, haberte llamado para contártelo, haber quedado todos para que me dieras tu opinión y haberme dado un poquito más de seguridad, como siempre nos la dábamos mutuamente. En cualquier caso, creo que has podido ver que ha sido una buena experiencia y que en muchos aspectos me he reencontrado conmigo mismo. ¿No ha estado mal del todo, no?

Y poco más que contarte, Sara. Salvo que te sigo echando de menos todos los días aún cuando te sienta muy cerca en muchos momentos de mi vida. Ya ves que este año quería recordarte de forma un poquito diferente, más alegre y simpática. Pese a todo, pasan los años pero el recuerdo y los sentimientos perduran. Y que siempre siga siendo así." 

 

No hay comentarios: