miércoles, 8 de julio de 2009

Economía - Sobre e-Bay y las Burbujas del Mercado

Mis amigos y la Burbuja Inmobiliaria

Paso a comentaros una historia 100% real (cambiando los nombres) que le ha ocurrido a unos grandes amigos míos recientemente. Creo que es un ejemplo espectacular para entender como se generan las burbujas especulativas en el mercado.

Mi amigo Felix, gran aficionado a e-Bay, decidió poner a la venta un grabador de DVD que le habían regalado a su mujer, María, un par de meses antes y que no habían estrenado aún. Al enterarse María de que Félix había decidido desprenderse de dicho artilugio, le pidió por favor que retirase el producto de la venta.

El problema estribaba en que ya había varias personas que estaban pujando por el artículo. Si uno, una vez que ha puesto un producto en el mercado, se echa para atrás y retira el mismo, se expone a que los compradores le bajen su rating y aparezca como "poco fiable" dentro del sistema e-Bay.

En eso consiste buena parte del éxito de esta página web. Los propios agentes califican al resto como de fiar o no, y gracias a ello uno puede tener más o menos éxito como comprador e incluso como vendedor. Hay confianza. Si uno no paga (o paga mal), ve como baja su calificación. Si uno vende un producto defectuoso, o no lo hace llegar, o lo hace llegar tarde, también se le baja la calificación.

Félix, para evitar el enfado de su mujer y evitar a la vez que ello supusiese que le bajasen dicho rating, se pone en contacto con Luis, otro amigo que suele pujar en e-Bay, y le pide que haga una oferta estratosférica para ganar él la puja y que todo quede en casa. Así lo hacen. Si por aquel entonces la oferta más alta por el grabador era de unos 50 euros, Luis puja con 120 euros, una cantidad que excedía con creces el PVP del producto nuevo en cualquier establecimiento. Hasta ahí todo bien...

El problema surge cuando 24 horas más tarde, aparece otro agente que ofrece 150 euros. Luis habla con Félix, le cuenta la situación, y éste le pide que vuelva a pujar, argumentando que la bornca de su mujer puede ser de las que hacen historia. Luis sube su puja, por lo tanto, hasta los 200 euros. Cual es su sorpresa cuando de nuevo el mismo agente anterior ofrece 220 euros. Luis habla con Felix y ambos convienen que por ese precio le pueden comprar casi 2 grabadores a María, así que deciden no pujar más y vender el producto.

Moraleja: el comprador final pagó un sobreprecio excesivo por un producto porque carecía de toda la información y se fió de otros agentes que supuestamente eran de confianza. Y eso es lo que ha pasado recientemente en nuestra economía mundial. Millones de ahorradores han pagado por una serie de títulos cantidades que excedían del valor real de los mismos porque las entidades de debían evaluar los riesgos de los fondos y depósitos los estaban garantizando. ¿Alguien se imagina que el comprador "tituliza" el DVD para diversificar el riesgo y luego descubre que el valor de mercado es la mitad? ¿A alguno le suena la historia?

Sin confianza no hay mercado, pero necesitamos también de organismos reguladores y entidades de rating que jueguen limpio, que no tengan intereses bastardos y que pongan a disposición de los agentes información veraz y de calidad. Si no, nos veremos abocados a vivir más burbujas inmobiliarias, puntocom o similares, como la que han provocado mis amigos en e-Bay. Curioso caso el de esta página web, ejemplo de ejemplos sobre cómo funciona el mercado.

3 comentarios:

Pedja dijo...

Fantástico post Ferra, enhorabuena. Lo único es que así las cosas me vuelvo al pueblo a una economía de trueque donde todos los agentes económicos, el lechero, el farmaceútico y el alcalde son de confianza, bueno el alcalde no la verdad, gracias por el post, un abrazo

MIguel A. dijo...

Absolutamente de acuerdo fer.

Los mecanismos de control deben ser mayores, así como la fuerza de supervisión de los reguladores, (BdE, CNMV, Auditores, etc.). Pero sabes una cosa... esta película ya me suena. Es verdad que los que estamos para supervisar y controlar tenemos un papel importante, pero nadie se acuerda del lobo hasta que viene. Lo bueno es que tras una crisis siempre se actúa y surgen leyes de supervisión que suelen ser efectivas, (Sarbanes Oxley en US, tras Enron, y te aseguro que funciona).

Lo que pasa es que hay que ir más allá. Sólo la supervisión no vale, (como demuestran todas esas peliculas que te digo). Es necesario dotar a las organizaciones y a los INDIVIDUOS de conciencia, de responsabilidad, ética o moral.

Y, afortunadamente movimientos bien enfocados como la RSC. pueden ayudar a este tipo de cuestiones, (pero por favor, una RSC de verdad y no de cara a la galería).

En cualquier caso, gracias por tus comentarios, siempre interesantes y seguidos por mi parte.

Saludos,
Miguel Angel.

Fernando dijo...

Pedro,mil gracias por tu comentario. La confianza es un factor clave en la economia. Cuando vas al kiosko a comprar la prensa no te planteas si dar primero el euro de rigor o coger el periodico porque confias en tu interlocutor. Nunca tendremos toda la informacion,pero debemos aspirar a que los agentes jueguen limpio.
Miguel Angel, gracias por pasarte y por tus comentarios. Aportas cosas super interesantes.se suele decir que el problema es del sistema pero la crisis es de valores y a nivel de toda la sociedad. Yo creo que va a haber un antes y un despues de esta crisis. La RSC va a ir calando poco a poco como herramienta de gestion y no como herramienta de imagen corporativa. Probablemente por motivos instrumentales pero mejor esos que nongunos,no?
Perdonadme las faltas pero escribo desde Bolonia con una Blackberry. Gracias a ambos
Abrazos
Fernando