viernes, 1 de abril de 2011

Empresas - Reflexiones post Prowein

Vientos de Cambio

Esta semana he estado en Düsseldorf participando en Prowein, la feria del vino más importante del mundo con permiso de Vinexpo (Burdeos). La verdad es que ha sido una pasada. Los vinos han encantado y nuestra apuesta por la exportación sigue congiendo fuerza. Da gusto escuchar a tus clientes que cada vez lo haces mejor, que le has pegado un salto cualitativo a los vinos muy considerable y que la línea marcada es la correcta. El mérito, como a mi me gusta decir, es de los técnicos. Comenzando por los del viñedo y siguiendo por los enólogos. Decía nuestro importador de Brasil, por ejemplo, que le resultaba increíble que pudiésemos elaborar un millón de botellas con la calidad del Roble. Los triunfadores, en cualquier caso, han sido el PradoRey Rosado 2010 (para muchos de nuestros importadores de los mejores del mundo en estos momentos), el PradoRey Reserva 2005, el cual dejó sin palabras, no sólo a nuestros clientes, sino a muchos colegas franceses que vinieron a catarlo y el PR 3 Barricas, ya que desde fuera nadie se espera un verdejo fermentado en barrica con sus características. El Élite, con sus 93 puntos Parker, también se llevó multitud de elogios, pero acepto que es un vino complejo, tal vez demasiado para determinados mercados.

Cada vez que uno sale de casa y va al extranjero, recibe una cura de humildad. Hoy en día se hacen buenos vinos en todas partes y el nivel es cada día mejor. Los Pinot Blanc y Pinot Gris de Austria, Luxemburgo y Alemania han sido de mis grandes descubrimientos de esta feria, como también algunos Chabli de Borgoña que Fabián, nuestro Export Manager me ha hecho catar. Me he quedado sorprendido con algún Nero D´avola de Sicilia y con determinados Malbec argentinos. He probado vinos griegos elaborados con variedades impronunciables, que si bien no me han terminado de convencer, sí que me han llamado la atención por su apuesta valiente, firme y decidida por lo diferencial: su uva local. De la mano de nuestros importadores Alemanes (Eggers y Rindchen) he probado maravillosos Riesling de todas las gamas, así como gracias a Carmen, nuestra directora comercial, algunos tintos maravillosos del Somontano. Pude probar en la cata libre del último día un espectacular Finca Valpiedra de Rioja (maravilloso) y de la mano de mi amigo Stanley de Laus, su fabuloso Rosado (vino de Lágrima) y su espectacular Alt 700 Finca Bachimaña (Gewürtztraminer y Chardonnay). Uno siempre se queda con las ganas de probar más cosas, pero las ferias son matadoras y los tiempos de cata limitados.

Me preocupó, no lo voy a negar, la imagen que damos como país. Mientras Chile, Argentina, Uruguay, Austria e incluso determinadas bodegas francesas se esforzaban por dar una imagen más o menos homogénea, en España cada comunidad autónoma íbamos a nuestro aire. Seguimos sin hacer una marca paraguas que debería ser "España" y desgraciadamente así nos va. Fuera de nuestras fronteras, no son pocos los que piensan que Rioja es una uva, como tampoco los que no tienen ni idea de lo que es Ribera del Duero. Suenan, gracias a Dios, el Tempranillo, el Verdejo o la Garnacha, pero poco más. Tampoco me gustó la imagen del último día, con stand españoles vacíos y potenciales clientes catando sólos ante la atónita mirada de muchos. Tenemos grandes caldos y magníficos profesionales, pero nos tenemos que exigir mucho más.

Por último me traigo de vuelta vientos de cambio. En estos días, nadie me ha hablado ni de recesión, ni de bancos ni de bajar precios. Fuera de nuestras fronteras la crisis parece que poco a poco se va quedando atrás. Como siempre ha pasado en nuestra historia económica, nuestros desplomes y recuperaciones llegan con algo de retardo respecto al resto de Europa. Brotes verdes por fin, aunque lleguen desde Alemania y aún nos quede para disfrutarlos.

6 comentarios:

FAH dijo...

Fernando, respecto a lo q comentas, te dejo esta noticia:

Los consumidores internacionales desconocen que Zara y Mango son españolas

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/consumidores-internacionales-desconocen-Zara-Mango-espanolas/20110329cdscdsemp_27/

Abrazo.

Katy dijo...

Hola Fernando ni que decir que percibo que vienes contento, no solo por la cata de estos excelentes vinos que producen alegría sino por los resultados. Deseo que estés en racha y sigas cosechando no solo uvas sino éxito.
Un abrazo y buen finde.
P.D. Tomo nota del vino de Sicilia, me has hecho un gran favor:)

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:

Enhorabuena por esos brotes verdes. El trabajo al final da buenos resultados aunque el camino sea dificil.

Lo que comentas de que no se da una imagen homogénea es cierto. En turismo pasa mucho y, además del despilfarro que supone acaba confundiendo y debilitando a todos.

Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

Paco, muchas gracias por pasarte, por el comentario y por la lectura sugerida. Está muy bien que queramos defender la pluralidad de España, pero de puertas para fuera deberíamos ser más pragmáticos y apostar por una única marca de la que cuelguen el resto. Interesante debate en cualquier caso

Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

Hola Katy:

Millones de gracias por pasarte. He vuelto muy contento, sí. Ahora hay que transformar las buenas sensaciones en buenos resultados.

En cuanto al Nero D´Avola es una variedad de uva típica de Sicilia. Allí se hacen unos vinos muy interesantes, y los de esta uva son realmente originales. Ya me contarás.

Un abrazo

Fernando dijo...

Hola Fernando:

Millones de gracias por pasarte y por el comentario. Muy de acuerdo contigo. La dispersión de esfuerzos nos pasa factura. Habría que vender la marca "España" como enseña de Calidad y que el que viniera a conocernos se lleve una percepción exquisita. Lo tenemos todo, sólo falta voluntad para trabajar de la mano.

Un fuerte abrazo