domingo, 17 de abril de 2011

Fútbol - Diseccionando el Clásico

Apuntes e Ideas

Tras varias semanas de gran intensidad comunicativa (parecía que el  clásico se llevara jugando 20 días), ayer comenzó el maratón de Real Madrid - Barcelona que nos mantendrá en vilo a una buena parte de los aficionados al fútbol durante las próximas fechas. Vaya por delante que me quito la bufanda y me niego a hablar de árbitros, porque para polémicas ya están los foros de la prensa deportiva. Sólo quiero apuntar a algunas reflexiones en virtud de lo visto durante el partido de ayer. Todo el que quiera comentar o discrepar, como siempre será bienvenido.

El Barcelona demostró una vez más lo que yo creo que todos tenemos claro. Es el mejor equipo del mundo con mucha diferencia respecto al segundo, escalafón del podio que podrían disputarse ahora mismo el Real Madrid y el Manchester United. Eso no quiere decir que sea imbatible, pero sí que para hacerlo tienes que jugar en función del mismo. Es decir, el Madrid, probablemente tendrá más el balón en cualquier partido contra cualquier rival de Europa, pero ahora mismo no le puede jugar al Barcelona como lo haría ante cualquier otro equipo. Fundamentalmente porque la superioridad de los blaugranas en medio campo es manifiesta. Ayer creo que se vió que Mourinho lo sabe y planteó un partido muy físico regalándole medio campo al Barça, el cual movió el balón a sus anchas. Aún así, el despliegue físico de Pepe, Xabi Alonso y Khedira, planteó muchísimos problemas a los catalanes. Iniesta apenas creó juego, a Xavi se le vió fundamentalmente en la segunda parte tras la expulsión de Albiol y Messi, en consecuencia, tuvo que recibir muy atrás. Creo que al descanso, probablemente, estaba más satisfecho Mourinho que Guardiola.

La crítica desde la prensa catalana ha sido unánime: el Madrid jugó como un equipo pequeño. A los madridistas (me pongo por unos segundos la camiseta), nos duele ver jugar a nuestro equipo así. Sé que con el fútbol te pasa como con una manta. O te tapas los pies, o te tapas la cabeza. Ambas cosas no son posibles. El Madrid, en el partido de ida, hizo un planteamiento valiente y se llevó cinco (que bien pudieron ser más). Entiendo, por lo tanto, el razonamiento de Mourinho, entrenador pragmático dónde los haya, pero la pregunta es si no hay otra forma de tratar de meterle mano al Barça de forma más decorosa, jugándole, como alguno me recordaba ayer, como lo hizo el Valencia en Mestalla. El equipo "ché" perdió, sí, pero pudo ganar. Hay también quien recuerda la ida del año pasado, dónde el Madrid de Pellegrini jugó un partido más que digno, pero pienso también que aquel Barça era muy inferior al actual. Doctores tiene la iglesia, desde luego, y soy de los que piensa que Mou es de los mejores pese a sus salidas de tono. Seguro que maneja variables que a mi se me escapan, pero no sé, con Ozil y Cristiano en punta, tal vez el equipo hubier tenido más el balón e incluso podía haber sido más rápido en la transición. Y si la idea era el balón aéreo, pese a que siento debilidad por Benzema, ¿por qué no jugó Adebayor de inicio?

La prensa de Madrid y de buena parte del mundo critica al Barça por su conformismo y presuntuosidad al no matar un partido que tenía ganado, con un rival que estuvo KO tras el penalty y que jugaba con uno menos. El Barça fue admirable en muchas fases del encuentro. El Madrid le propuso un partido táctico y físico pero los culés se mantuvieron fieles a su estilo en todo momento, tocando y tocando incluso cuando no encontraban huecos y Villa caía reiteradas veces en fuera de juego. Sin embargo, hay cosillas, detalles en el Barça, que me hacen pensar que no está, ni mucho menos, como hace unos meses. Me soprendió muchísimo lo que le costó correr para atrás a nivel colectivo. Guardiola lo había avisado: el Madrid es de los equipos que mejor practica el contrataque en el mundo, pero aún así creo que los merengues crearon más peligro del razonable para una posesión de balón tan exigua. Aporto datos: 72% de posesión de los visitantes frente a un ridículo 28% de los locales. 13 remates del Madrid por tan sólo 11 del Barça. Me falta el dato de los corners, pero tengo la sensación de que el Madrid sacó bastantes más. Valdes hizo cinco paradas, al igual que Casillas, y Adriano sacó un gol bajo palos. Además, hubo un palo para cada equipo. El partido contra el Shaktar fue sintomático. Valdes fue de los mejores de la eliminatoria. Si hubieran quedado 5 - 3 en la ida y 2 - 3 en la vuelta, no hubiera pasado nada. Ayer ya estuvo Puyol, pero creo que la vuelta del gran capitán no resuelve un problema que pienso es colectivo.

Creo que el Barça también ha perdido algo de hambre. Hace unos meses se encuentra en esta situación y machaca al Madrid. Ayer no lo hizo. No sé si por conformismo, porque físicamente no se acaba de ver o porque tenía en mente la final de copa del miércoles, pero lo cierto es que le dió vida al Madrid y que, si bien pudo ganar, también pudo perder al final. Acordaos del 2 -6 del año 2009 o del 5-0 de la primer vuelta. Como dijeron ayer Miguel Rico y Manolo Lama en la COPE, se va más contento el Madrid que el Barça y pienso que anímicamente, los blaugranas salen con alguna duda de más y los merengues con un poquito menos de miedo. El feísimo detalle de Messi al final del partido creo que es significativo: los jugadores del Madrid se fueron razonablemente alegres, los del Barça no, pese a que el resultado les pone la liga en bandeja. Tal vez porque, pese a sus declaraciones prudentes al respecto, ya eran conscientes de ello antes del partido de ayer y no lograron dar una estocada moral que les hubiera hecho salir casi con un 1-0 en Valencia el próximo 20 de abril.

Pese a todo, el Barça es el gran favorito para la final de copa y las semifinales de Champions. En primer lugar, porque como ya he indicado, creo que es el mejor equipo del mundo. En segundo lugar, porque con 70% de posesión de balón por partido, decir lo contrario sería una temeridad. Por último, porque aunque el Madrid sigue creciendo y su funcionamiento colectivo es cada vez mejor (insisto en el análisis de la primera parte: el Madrid tácticamente estuvo casi perfecto), el Barça es una máquina perfectamente engrasada. El Madrid claro que tiene opciones. Pese a las declaraciones de Xavi al finalizar el partido, creo que tanto el Madrid como el Barça siguieron el guión que había pensado Mourinho y yo tengo la sensación, reconociendo que puedo estar equivocado, que el entrenador portugués no ha mostrado todas sus cartas. Si se guarda algo, seguro que lo ha dejado para el miércoles.Y visto lo visto ayer, ojo si el Madrid se pone por delante y es capaz de aguantar el marcador. Por el contrario, visto lo visto ayer, si es el Barça el que marca primero el miércoles, tendrá muchísimo ganado. Cuando el Madrid salió de la cueva, aunque estuviera con diez, dejó huecos que le pudieron costar el partido. No creo que Villa, por ejemplo, perdone tanto como ayer en el tramo final. Si yo fuera Guardiola, en cualquier caso, estaría tranquilo, porque en definitiva, le basta con ser él mismo.

2 comentarios:

FAH dijo...

fernando, qué haces escribiendo de fútbol? te has puesto de corto alguna vez?... jajaja... buen análisis... la final de copa a un partido va a ser apasionante. Difícil de pronosticar máxime teniendo en juego jugadas de estrategia y posibles fallos de unos y otros así como del árbitro.

No lo sé. Veo al Barça fuerte, pero no se sabe... Ayer su juego era claro, el resultado de empate era perfecto y ganando mucho mejor...

Deseando ya ver el desenlace de los 3 partidos.

Comentaremos. Abrazo.

Fernando dijo...

Hola Paco:

Jajaja, ¿los de blanco eran el Madrid, no? Jajajaja

Muy de acuerdo contigo. El Barça está muy fuerte y es favorito a todo sea cual sea el rival. De todas formas, sí que creo que no está como estuvo de noviembre a febrero, porque aquello era un escándalo. Para mi la clave el miércoles será quién marque primero. Si lo hace el Barça, lo veo muy difícil para el Madrid, porque con espacios le pueden machacar, pero si lo hace el Madrid y los laterales culés tienen que subir con mayor frecuencia de la habitual, se pueden llevar un disgusto. Sobre todo si no pudiera jugar Puyol.

Me encanta escribir sobre fútbol. Fui entrenador de niños durante mis años de la carrera y lo recuerdo como una experiencia fascinante. Si el post gusta, trataré de prodigarme más a menuod.

¡Hablaremos sobre los partidos!

Un fuerte abrazo