jueves, 3 de noviembre de 2011

Economía - Claves y Respuestas del Nuevo Órdago Griego

Sobre Ayudas, Rescates y otras Ideas

Dice el refrán que dura poco la alegría en casa del pobre. En nuestra vieja Europa, apenas ha llegado a una semana. Hace apenas unos días, las bolsas de medio mundo celebraban el acuerdo del Eurogrupo por el cual se iba a condonar a Grecia algo más del 50% de su deuda y se iba a obligar a la banca a recapitalizarse, con espectaculares subidas y una euforia desmedida. Antes de ayer, en vísperas de una trascendental reunión del G-20, Papandreu, primer ministro griego, soltaba la boma: Se iba a someter a referendum el plan de rescate aprobado por los principales líderes de la Eurozona la semana pasada. Las consecuencias se dejaron notar ya ayer, cuando los principales indicadores bursátiles se desplomaron. Hoy, pese a que Sarkozy y Merkel tratan de hacer dar marcha atrás al gobierno Heleno, parece que Grecia está más fuera que dentro del Euro, aunque esa es una opinión personal.

Así pues, hoy ha sido un día de mucha incertidumbre. Las redes sociales echaban humo con el tema, así como colegas, amigos y familiares, debatían sobre la oportunidad y legitimidad del asunto. La cosa se las trae, así que en este post voy a tratar simplemente de aportar algo de luz para que se entienda lo que está pasando en Grecia y la trascendencia que tiene el posible referendum. Que me perdonen los más eruditos, pero voy a tratar de que el post sea para todos los públicos, así que confío en que me perdonéis las simplificaciones. Allá vamos.

1) ¿Cómo ha llegado Grecia a esta situación? El país Heleno ha sido siempre un exponente de indisciplina fiscal y presupuestaria, al menos durante las últimas décadas. Entró en el Euro falseando sus cuentas, siguió engañando a medio mundo con unos números sobre déficit público escándalosos que fueron falseados hasta octubre de 2009. Este desastre es consecuencia de un fraude fiscal masivo (una inspección de Hacienda determinó hace unos meses que de los 140 hoteles de Mikonos, 103 no cobraban el IVA, por ejemplo), unas pensiones más que vitalicias (se estima que desde el año 2.000, el estado ha pagado unos 7.000 millones de euros en pensiones a jubilados fallecidos cuya muerte no había sido notificada), un sector público sobre dimensionado (más de 900.000 empleados públicos para un país de 12 millones de personas) y una corrupción a gran escala que salpica también a la administración pública. Grecia fue tapando todos estos agujeros mientras los mercados le seguían financiando. Cuando esa posibilidad se cerró en el año 2010, Grecia tuvo que solicitar el primer rescate de la UE ante la imposibilidad de poder hacer frente a sus deudas.

2) ¿Qué ha pasado tras el rescate de mayo de 2010? La UE auxilió al país Heleno a cambio de una serie de reformas y recortes realmente duros. Algunas se han cumplido, otras no. Por el camino, la sociedad griega se ha rebelado y ha salido a la calle. Las subidas de impuestos, unidas a la falta de crédito del país griego y la disminución del gasto público, ha terminado por asfixiar a la economía Helena. El país no sólo no crece, sino que sigue destruyendo su economía a marchas agigantadas. Ante ese panorama, a Grecia no le quedó más remedio que solicitar un segundo rescate. Según ha ido avanzando el verano, se ha sabido que ni con el mismo podría salir adelante. Lo único que cabía era una quita y unos alargamientos de plazo, esperando que de esta forma el país pudiera revertir su situación.

3) ¿Qué se aprobó la semana pasada? Una condonación de, como mínimo, el 51% de la deuda griega. Para llegar a este punto, los líderes europeos tuvieron que convencer a buena parte de la banca europea de que este acuerdo era el menos malo, ya que de otra forma, Grecia se encaminaba a la quiebra y, en ese caso, los bancos no podrían cobrar ni siquiera ese 49%.  Con esta condonación, no sólo se buscaba salvar a Grecia, sino también a buena parte de la banca europea, así como a los países que actualmente estén en apuros: Portugal, Irlanda, Italia y España. Una quiebra descontrolada del país Heleno, se llevaría por delante a bancos importantes, subiría la prima de riesgo de los países periféricos a niveles insoportables e incluso podría poner en peligro la moneda única si Alemania y Francia no actuasen a velocidad de crucero ampliando el fondo de rescate todavía más, porque la realidad es que ahora mismo no hay dinero para salvar a España e Italia.

4) ¿Por qué Grecia plantea un referendum ahora? Porque a cambio de la condonación, la UE exige más reformas y más sacrificios a Grecia, los cuales parece que serán dificilmente asumidos por buena parte de la población a tenor de las encuestas. Papandreu está contra las cuerdas y ha tomado esta medida para tratar de salvaguardar su imagen ante sus compratriotas. La duda, también comentada a lo largo del día de hoy, es saber si realmente el país Heleno puede con ese 49% de su deuda.

5) ¿Qué pasa si gana el "no" a los nuevos planes de la UE? Grecia estaría fuera del Euro con toda probabilidad. Por lo pronto le han congelado 7.000 millones de euros de ayuda que le eran fundamentales para llegar a final de año. Sin la ayuda de la UE, Grecia no tiene ninguna posibilidad de hacer frente a su deuda, por lo que asistiríamos a una quiebra descontrolada. Para que nos entendamos, con la quita, se pretendía hacer explotar la bomba pero en un solar aislado y sin gente alrededor. Habría daños materiales pero no víctimas. Si la bomba explota en medio de la plaza del pueblo, los problemas son de mucha mayor consideración. Pase lo que pase, lo mejor es que ocurra pronto. Si hay una catarsis que nos obligue a empezar de cero, que sea cuanto antes.

6) ¿Puede hacer Grecia lo que pretende? Legalmente sí, pero moralmente parece reprobable. Decía algún medio de comunicación con cierta mala leche y bastante demagogia, que los mercados se alteran cuando se le quiere dar la palabra al pueblo, pero lo que no parece de recibo es que se le quiera dejar hablar 65.000 millones de euros (que hemos pagado entre todos) después. Si Grecia no quería ser rescatada, lo tendría que haber dicho en mayo de 2010. 

7) ¿Le afectará a España particularmente esta crisis griega? De forma indirecta. Nuestros bancos no son tenedores de bonos griegos, pero el caos que se podría formar, elevaría nuestra prima de riesgo, lo cual haría que nuestro gobierno tuviera que destinar más fondos para el pago de intereses y las familias y las entidades financieras siguieran sin poder acceder al mercado interbancario (lo que implica menores créditos para familias y empresas). Dependiendo de cómo actúe la UE ante una posible quiebra, España podría necesitar ser rescatada o no.
Hay quien dice que la salida de Grecia del Euro era algo que más pronto que tarde tendría que ocurrir y que, en el fondo, estamos asistiendo al desenlace natural, aún cuando el camino no esté siendo el más ortodoxo. Podría ser, desde luego, por lo que más les vale a nuestros líderes ir pensando en un plan "b". Vivimos un momento histórico en el que hay que estar a la altura. Si no, que Dios nos pille confesados.

2 comentarios:

Katy dijo...

Me temo Fernando que va a ser que "Dios nos pille confesados"
Nos hundimos todos con el barco, y con ella nuestro modelo económico y la democracia. Esto ha tomado mal camino, y la "democracia real" no es otra que el camino hacia las dictaduras.
No estábamos educados para el sacrificio ni para la libertad responsable y si para la buena vida. "Tierra que mana leche y miel" Y así nos ha ido.
Tiempos revueltos y no soy pesimista, lo mio es pura intución porque no entiendo ni papa de economía.
Tu post está más que masticado al alcance de cualquiera y por eso me he atrevido a dejar mis impresiones.
Un abrazo

Fernando dijo...

Hola Katy! Como siempre, millones de gracias por pasarte! Efectivamente, son tiempos difíciles pero mi abuelo, sabio como él sólo, siempre me dice: "agradecerás a largo plazo estas difícultades. A menudo pensaba que lo teníais muy fácil".

Efectivamente no estamos educados para el sacrificio ni para la libertad responsable, creo que lo clavas, pero es un reto impresionante para los ·recién llegados" a la vida adulta.

Un abrazo