jueves, 17 de noviembre de 2011

Música - Doce Años sin Enrique Urquijo

En Este Mundo Raro

Confieso que hace unas semanas volví a salir tras varios meses sin hacerlo. Estuve con mis buenos amigos Javi, Francis, Fer e Isa tomando algo después de cenar, y reconozco que me quedé espantado con la música. Todo o casi todo eran los hits del momento, y todas o casi todas las canciones me parecían iguales. Sí, la música en el fondo tiene mucho de matemáticas, eso lo sabemos incluso desde antes del canto gregoriano, pero digamos que lo que no había era una "fórmula de éxito", al menos hasta no hace tanto. Ahora sí. Hasta las radios más populares se autodenominan así, "Radio Fórmula",  como si de un mal chiste se tratara. Pon un ritmo "chunda chunda", un estribillo pegadizo y un cantante guapo o guapa. Éxito garantizado. Sí, la música que fomenta la industria se ha convertido en una "commoditie", en algo de usar y tirar, intrascendente, fácil de escuchar, sin mensajes que lanzar. La música ha perdido mucho de su alma. Lo siento si alguien se ofende, no es nada personal, pero es que yo no puedo entender una canción sin un sentimiento que salga de lo más dentro de uno mismo. Es por ello por lo que los grandes temas de siempre son atemporales.

Perdonadme esta introducción, pero no podía comenzar mi pequeño homenaje a Enrique Urquijo sin la misma. Hoy que se cumplen 12 años desde su muerte, en El Disparadero queremos rendir nuestro ya tradicional pequeño y sentido tributo a aquel artesano de canciones que nos dejó una fría noche de noviembre de 1999. Sus temas me siguen acompañando en todos los viajes, horas de estudio o momentos de relax. Porque sus letras siguen siendo sinceras, siguen transmitiendo como el primer dia, porque el amor y desamor, la alegría y las penas, son inherentes al ser humano y le acompañarán siempre. Por supuesto que los gustos musicales van por barrios y Enrique no fue un cantante de grandes mayorías, pero con el paso del tiempo cada vez son más los que le reconocen como lo que fue, un músico íntegro que vivió su profesión con una dignidad fuera de lo común, porque triunfó haciendo lo que quería como quería, no cómo dictaba la industria.

Sigo pensando que Enrique se nos fue en su mejor momento musical, que se le quedaron muchas canciones en el tintero. Y es por ello por lo que pensé que con su muerte Los Secretos nunca más volverían a ser lo que fueron. Su primer disco de estudio tras la muerte de Enrique Urquijo, "Sólo para escuchar", me pareció notable, diferente, claro está, porque Enrique y Álvaro, como reza uno de sus temas, eran "dos caras distintas", sin embargo "Una y mil veces" me defraudó. Por un momento pensé que Los Secretos se había convertido en un grupo técnicamente magnífico, pero que se había dejado parte de su alma, aquello que le hacía diferente, por el camino. Tal vez por ello tuve reticencias a comprar "En este mundo raro" sin escucharlo, pero finalmente me lancé. Y hoy, unas semanas después, me alegra poder decir que el disco me ha sorprendido para bien. Los Secretos han recuperado su esencia, aún cuando ya no les acompañe la personalidad tan marcada de Enrique.  Mantienen el sonido "Secretos" y sus historias vuelven a sonar creíbles. Y mientras tanto, siempre nos quedarán "Buena chica", "Quiero beber...." o "Colgado" para acompañarnos.

Doce años ya, decía al principio. Como todos los años quiero recordar a Enrique Urquijo con uno de sus temas: "Ojos de Perdida". ¡Qué lo disfrutéis!


6 comentarios:

Katy dijo...

Sonaban bien marcaron una época, pero seguro que cuando lo nuevo suena raro es que nos vamos haciendo mayores:)
He disfrutado de tu sentido homenaje. Juntarse con los amigos siempre es un placer independientemente de la música
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:

Buen post. los buenos temas como dices son atemporales. Personalmente me gustan los secretos de la primera época y, en concreto está canción. Lo que si tengo claro es que Enrique Urquijo era de esos músicos especiales que siempre construía cosas interesantes.
Muy buen post.
Un fuerte abrazo

David García Goñi dijo...

Ahora que falta, me he dado cuenta cuanto "te he echado de menos"

Fernando dijo...

Katy, millones de gracias por pasarte. Jajaja, nunca lo había pensado así! Ya me voy haciendo mayor! Yo creo que las grandes canciones son atemporales. Cuando suena "Across the Universe", "Let it be" o "With or without you", uno no piensa que hace tanto o cuanto que fue compuesta. Sigue emocionando como el primer día.

Un fuerte abrazo!

Fernando dijo...

Muchas gracias por pasarte, Fernando, y por tus palabras. Yo no sabría con qué época de Los Secretos quedarme. Me gusta la primera etapa, pero el "Desde que no nos vemos" creo que nos muestra un músico desatado, un genio en estado de gracia. En cualquier caso, creo que coincido contigo: Enrique Urquijo, como Antonio Vega, John Lennon y otros tantos, fue un músico diferente, especial.

Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

David, millones de gracias por pasarte. Tú eres una enciclopedia de la música española y sé que valoras a los grandes de nuestra música. "Te he echado de menos" hoy es un precioso tema de Álvaro Urquijo dedicado a su hermano. Como "Puede que sí", compuesta un día que estaba hasta el gorro de él y sus problemas. La relación entre ambos siempre fue especial. Los Secretos eran "Dos caras distintas" y por eso eran tan especiales.

Un fuerte abrazo