lunes, 31 de diciembre de 2012

Vivencias - 2012: El año que vivimos peligrosamente

Resumen de un año En El Disparadero

Termina un año, el 2012, que realmente creo que ninguno olvidará. Esta mañana leía en la prensa resúmenes de lo que había sido el año y realmente han acontecido una barbaridad de cosas que casi parece que pasaron hace un siglo. La realidad ha sido tan vertiginosa y los acontecimientos han transcurrido tan rápido, que apenas ha habido tiempo para la reflexión y el análisis. 2012 ha sido el año en el que vivimos peligrosamente y lo más duro es saber que al menos el inicio del 2013, veremos si no todo el año, va a ser igual de duro que o peor que lo acontecido en estos últimos 12 meses. Como me decía hace poco un buen amigo, con la que ha caído, desear que lo mejor del 2012 sea lo peor del 2013, como se suele decir en estas fechas, casi parece una broma de muy mal gusto.

2012 ha sido el año en el que el paro ha alcanzado cotas inimaginables hace apenas un lustro, en el que hemos visto cómo nos han subido los impuestos pese a que el gobierno, cual si fuera San Pedro tras la última cena, había negado la mayor no tres, sino trescientas veces. Aún recuerdo aquel encuentro con Cristóbal Montoro cuyos apuntes compartí precisamente en El Disparadero. Si en el año 2011 comprendimos que la prima de riesgo no es aquel familiar que se coge unas cogorzas de campeonato y cuenta chistes inoportunos, en este 2012 realmente hemos visto como más allá del chiste, la cosa iba en serio y el fantasma del rescate nos ha estado merodeando. Todavía no podemos decir, desgraciadamente, que estemos fuera de peligro.

Pese a todo, se haya vestido como se haya vestido, el 2012 ha sido también el año del rescate de nuestro sistema financiero. Bankia demostró ser humo y el agujero de nuestros bancos y cajas sideral. Pese a las medidas tomadas por De Guindos para que nuestras entidades sacaran sus vergüenzas, finalmente hizo falta que Bruselas nos diera (hasta el momento) 40.000 millones de Euros para sanearlas. Lo peor es lo que me comentaba un amigo también no hace tanto: "el rescate de la banca en términos relativos al PIB no es excesivamente caro. El problema es que éste se tenía que haber llevado a cabo en el año 2008 y entonces lo hubiéramos podido asumir sin ayuda exterior". Siempre recordaré que el Financial Times ya dijo entonces que los precios de las viviendas tenían que caer un 40% en España y más de un político tildó aquello de barbaridad, por cuanto suponía la quiebra de nuestro sistema financiero. 4 años después, ha resultado que  el Financial Times ha tenido razón.

2012 también ha sido el año de los recortes indiscriminados. El Gobierno, ante la imposibilidad de hacer frente a sus obligaciones, ha metido la tijera sin diferenciar inversión de gasto. En lugar de buscar la eficiciencia y fomentar la excelencia, se ha medido a todo el mundo por el mundo rasero, logrando un cabreo social de proporciones descomunales. Hoy en día está en juego el estado de bienestar y lo que uno echa de menos es, de nuevo, mayor análisis y visión a largo plazo. Muchos de los recortes son un tiro en el pie que lamentaremos en no tanto tiempo.

2012 ha sido también el año de los desahucios, de la marcha masiva de nuestros jóvenes en busca de un futuro que aquí no encontraban, de las dos huelgas generales (¿dónde estaban los sindicatos cuando comenzaron los recortes en 2010? ¿y por qué no han presentado una sóla medida que sirva para mejorar un mercado laboral que simplemente no funciona? ¿realmente les importan los desempleados?), de la privatización de bienes públicos que no se deberían dejar en manos del mercado y de una reforma laboral que no ha dejado contento a nadie. Queda para este 2013, y esta reforma sí que la espero con impaciencia, la de las administraciones públicas. El 2012 también deja tras de sí la no revalorización de las pensiones, aspecto que para mi era obvio, por lo que no entiendo para qué se miente a la gente, y un mal rollo independentista en Cataluña que realmente no me gusta nada. Lo que dije en su día aquí está escrito, pero lamento que se hayan politizado aspectos cotidianos como un partido de fútbol o de baloncesto. Lo de esta tarde en el Barça - Madrid, con la gente cantando "Independencia, Independencia" cada cierto tiempo, me ha parecido completamente fuera de lugar. Necesitamos hacer del aire algo respirable y entre unos y otros alcanzamos una cota de confrontación que no puede traer nada bueno.

Pero no todo ha sido malo en este año 2012. A nivel personal ha sido un año de "Reconstrucción", de la aparición de los B-vidores, ese grupo de amigos que a los treinta y pico nos hemos visto obligados a empezar de cero cuando nuestro entorno y esos valores que nos han inculcado, tal vez nos invitaban a pensar en un destino diferente. 2012 ha sido también el año en el que PradoRey ha obtenido sus mejores puntuaciones a nivel mundial en diferentes guías y publicaciones, el año que hemos comenzado con el proyecto Ginself y en el que, por fin, he conocido China. En lo laboral ha sido un año durísimo, circunstancia que ya sabía de antemano, pero que lo cierro con la conciencia tranquila de quién se ha vaciado y observa que todo el trabajo realizado me permite augurar un 2013 notablemente mejor. Este año han sido 65 posts en los que he tratado de seguir trabajando ideas, acercar la realidad económica de una forma divulgativa, hacer pensar y también, como no, de dar cabida a otros aspectos de mi día a día.

Por encima de todo recordaré el 2012 como el año en el que en el que volví a reencontrarme conmigo mismo, en el que volví a ser capaz de relativizar y a comprender que la felicidad se encuentra realmente en las pequeñas cosas, en saborear el día a día. También como el año en el que recordé que nadie fracasa si tiene amigos (y que los míos son la leche), así como que la familia sigue siendo un nucleo esencial en la vida, generadora de sociedad. Sí, termina un 2012 que ha sido durísimo en muchos aspectos, pero en el que puedo decir que por encima de todo he sido muy feliz. Y lo mejor de todo, comienza un 2013 en el que estoy seguro de que lo mejor sigue estando por llegar. La vida puede ser maravillosa y estoy dispuesto a poner todo de mi parte para que así sea.

De corazón deseo que en el nuevo año veáis cumplidos todos vuestros sueños e ilusiones. 

¡¡¡Feliz 2013 para todos!!!






4 comentarios:

José dijo...

Buenos Días,

Gran post el que has escrito, yo sin lugar a dudas he sido uno de los que se han leído tus 65 post publicados este año aunque no haya realizado comentarios en todos ellos.

Respecto a tus apuntes en este post también yo espero que se hagan cambios en lo público inmediatamente, esta sociedad cada vez lo demanda más, no puede ser que prácticamente todo
esfuerzo realizado sea a costa de las empresas privadas y sus trabajadores, es cierto que los funcionarios también han visto recortados sus pagas extras, pero eso no es suficiente, las administraciones y empresas públicas de este país están sobredimensionadas y hay que realizar cambios.

Otro apunte que me gustaría señalar es la incapacidad de nuestro ministro Soria de industria de acabar con el deficit tarifario eléctrico, su incapacidad se ha puesto de manifiesto en el transcurso de este año, además ha lanzado un nuevo impuesto que perjudica seriamente la producción de energía nuclear, me temo que significarña el tiro de gracia, Garoña va a ser cerrada finalmente(si no cambian mucho las cosas)y el resto se iran cerrando paulatinamente a medida que su ciclo de vida llegue a su fin y todo esto para favorecer a sus amigos de las renovables, que aunque siendo rentables debido al modelo de subvenciones que disfrutan desde hace ya muchos años están siendo la ruina de este país.

Aprovecho para desearte un feliz año desde Francia.



saludos,
José

Katy Sánchez dijo...

Espero que este año cumplas lo prometido y escribas sobre noticias más alentadoras:-)
Feliz Año y veamos levantarse a nuestro país.
Un abrazo

Fernando dijo...

Buenos días, José. Antes que nada, millones de gracias por pasarte por El Disparadero, como siempre, y decirte que gente como tú, la que siempre está ahí, es la que me anima a seguir escribiendo. De corazón, millones de gracias

Decirte que estoy muy de acuerdo contigo. Hacienda está asfixiando a familias y empresas para mantener un estado que, a día de hoy, no es sostenible. Creo que es necesario que se cierren empresas públicas que no aportan valor añadido y que no son rentables, que se deberían eliminar drásticamente el número de políticos, funcionarios puestos a dedo, asesores, consultores, etc., y revisar el estado de las autonomías. Hay cuestiones como la sanidad o la educación que no deberían haber sido transferidas nunca, por cuanto dependiendo de la buena o mala gestión del político de turno, nos acercamos a una España de dos velocidades con sevicios públicos diferentes en función de las cuentas de cada comunidad autónoma. Para mi eso es inaceptable.

Muy de acuerdo en tu apreciación sobre el ministro Soria. Creo que se debe abrir un debate sobre el modelo energético que queremos y necesitamos y a partir de ahí sentar las bases. Yo soy un defensor a ultranza de las renovables, pero como todas las energías tienen pros y contras. Que se pongan encima de la mesa y que consensúe un modelo para 40 años.

Un abrazo

Fernando dijo...

Katy, mis mejores deseos para ti y tu familia para este 2013. Por mi parte, tratar de cumplir con lo prometido. Espero poder contar cosas más positivas para este año recién estrenado. Ojalá sea el punto de inflexión que España necesita.

Un fuerte abrazo y millones de gracias por pasarte.