martes, 25 de diciembre de 2012

Vivencias - 9 Años sin Sara

Pequeño Homenaje a una Gran Amiga

Me sigue pareciendo inverosímil, pero hoy hace 9 años que nos dejó mi amiga Sara. No logro comprender cómo alguien tan joven y con tanta energía pudo dejar este mundo de la noche a la mañana, sin hacer ruido, discretamente, sin previo aviso.

Sara fue una de esas amigas que me han dejado una huella profunda. Porque aunque se haga camino al andar, ella siempre fue de aquellas personas que se preocupan de que las sendas de la gente a la que quería transcurrieran lo suficientemente cerca para no perdernos de vista. Por eso me "regañaba" cuando me metía en mi mismo y desaparecía un tiempo. Por eso mismo sé que hoy seguiría al pie del cañón y me hubiera acompañado durante la travesía vivida desde aquel día en el que toqué fondo. Por eso tal vez la sigo sintiendo tan cerca.

Confieso que sigue siendo rara la semana en la que no me acuerde de ella y reconozco que las Navidades, incluso para alguien creyente como yo, tienen un sabor agridulce desde aquel año 2003. Se hace camino al andar, me niego a pensar que nuestro destino esté escrito, y tal vez por ello resulta duro comprobar cómo hay personas que te han acompañado durante un trecho largo del sendero, que han sido importantes, que siempre han estado, un día se marchan para no volver. La vida es así, no queda otra que asumirlo, por muy duro que se nos haga a veces. Me queda el consuelo y la convicción de que realmente nadie muere nunca del todo, que nuestras obras permanecen y que nuestro recuerdo, el que dejamos en el corazón de las personas que nos han amado, nos hace también un poquito inmortales. Me guardo para mi multitud de momentos maravillosos compartidos en los que confieso que fui muy feliz. 

Como cada año, desde aquí va mi pequeño homenaje a Sara. Una gran amiga a la que nunca olvidaré.

4 comentarios:

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Gran homenaje Fernando, Yo no se si nuestro destino está escrito, lo que si se es que lo podemos reescribir.
Un abrazo

Katy Sánchez dijo...

Cada año vuelvo a leerte este día en los que pones tus sentimientos al alcance del entendimiento. Bello homenaje fruto del recuerdo que está siempre vivo.
Te dejo un cálido abrazo. Feliz salida y mejor entrada en el 2013.

Fernando dijo...

Fernando, millones de gracias por pasarte, como siempre. Seguro que podemos reescribir nuestro destino. No creo que en las casualidades, sí en las causalidades.

Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

Katy, millones de gracias por pasarte y por tus palabras. Efectivamente, el recuerdo permanece. Por eso nadie muere nunca del todo.

Mis mejores deseos para ti y tu familia en este año que empieza.

Un fuerte abrazo